Continuó a principios de temporada la directiva que había finalizado la anterior campaña. Sin embargo, el club empezaba a atravesar una crisis económica y, al mismo tiempo, se evidenciaba la necesidad urgente de cerrar nuevas contrataciones. Hasta la fecha, la entidad valencianista había contado entre sus filas, de forma mayoritaria, con jugadores de la cantera y de la región. con la inminente instauración de un Campeonato Nacional de Liga, se hacía necesario, aún no siendo el momento idóneo por la difícil situación monetaria, gastar una buena suma de dinero en la incorporación de nuevos jugadores, en algunos casos ya consagrados y con una calidad contrastada.

Juan Giménez Cánovas, nuevo presidente
El crítico escenario económico planteado en el Valencia FC, provocó la dimisión del presidente Facundo Pascual Quilis en la asamblea celebrada el 21 de abril de 1929. Su sucesor, Juan Giménez Cánovas, que hasta entonces había ejercido de vocal en la junta saliente, se encontró con un pasivo de 1.197.270 pesetas en el momento de tomar posesión del cargo. El grave déficit económico del club motivó la celebración de una junta general extraordinaria el 19 de mayo de 1929, donde se acordó aumentar los valores actuales del terreno y tribuna de Mestalla (316.439,20 y 273.221,72 pesetas, respectivamente) a una cantidad más actualizada, de 573.308 y 332.520 pesetas.

Renovación profunda de la plantilla
En el ámbito deportivo, el secretario técnico Luis Colina planificó una serie de fichajes con el fin de rejuvenecer la plantilla y lograr un equipo competitivo, capaz de llegar lejos en la Copa de España y de realizar un buen papel en el inminente Campeonato Nacional de Liga. No obstante, en primer lugar, había que dar de baja a varios jugadores. Entre los elegidos figuraron grandes jugadores como Cubells, Montes, Reyes, Cruz y Rey, que habían prestado un sensacional rendimiento durante las primeras temporadas del club.

La polémica salida de Montes y Cubells
Especialmente polémica fue la salida de Eduardo Cubells y Antonio Montes, nada bien recibida por los seguidores de ambos futbolistas, verdadera legión entre la hinchada valencianista, dando lugar a grandes protestas, ya que Montes y Cubells no eran tan mayores (tenían sólo veintiocho años) y los aficionados pensaban que debían seguir jugando. Esto supuso un verdadero quebradero de cabeza para los máximos dirigentes del Valencia que, sin embargo, se mantuvieron firmes en su decisión.

Para cubrir estas bajas y reforzar la plantilla, el club realizó numerosos fichajes. Llegaron el portero Villarroya; los defensas Alba (del Cartagena), Benito Torregaray (del Esperanza de San Sebastián) y Casto Moliné (del US Sans); el centrocampista Juan García Calvo (del Gimnástico FC); y los delanteros Manolo Imossi (del Algeciras FC), Silvino Cervelló (del Gimnástico FC), Luciano Ricart (del Juvenal), José Suay (del Cartagena FC), Larrañaga (del Tolosa), Raimundo Miquel (del Palafrugell FC), José Vilanova (del Norte de Ruzafa), Jesús Navarro (del Victoria de Las Palmas) y Domingo Torredeflot (del US Sans).

Un Campeonato Regional descafeinado
En el Campeonato Regional solo participaron cuatro equipos: Castellón, Levante, Gimnástico y Valencia. El Valencia fue subcampeón, por detrás del Castellón, campeón de la competición. En la Copa de España el equipo de Herriot sólo jugó dos eliminatorias, al ser eliminados en octavos de final por el Racing de Madrid. Pero el Camp de Mestalla tuvo el honor de ser nombrado el escenario de la final de Copa por segunda vez en su historia. Fue la famosa final del agua que enfrentó al Español y al Real Madrid, con victoria del equipo catalán por 2-1, bajo miles de litros de agua que hicieron muy difícil la práctica de fútbol en el campo.

La Liga empieza en Segunda División
Tras la propuesta de hacer un campeonato alternativo a la Copa de España y Campeonatos Regionales, y el fallido intento de la temporada anterior que provocó año y medio de reuniones, polémicas y dimisiones, fue el 23 de noviembre de 1928 cuando se aprobó una nueva reglamentación que posibilitó el inicio del Campeonato Nacional de Liga. Este campeonato se jugaría a base de liguillas y constaba de un grupo, denominado Primera División, formado por diez clubes, y otros dos grupos de diez en la Segunda División, aunque este segundo grupo podía considerarse como una Tercera División.

Los seis clubes que habían ganado la Copa de España entraron directamente en la Primera División. A estos se unieron los tres subcampeones del mismo torneo. Faltaba un equipo para completar la Primera División. Para elegir el décimo equipo que entraría en Primera División, se jugó un torneo entre los equipos llamados de la segunda liga, en la que intervino el Valencia FC. El equipo ganador del torneo fue el Racing de Santander, tras eliminar al Valencia, Betis y Sevilla., por lo que el Valencia comenzó su andadura por la competición liguera en la Segunda División, en la que quedó clasificado en el quinto lugar y no tuvo opción de ascender a Primera División.

Trece victorias en veintiún amistosos
El Valencia FC disputó un total de veintiún partidos amistosos durante esta temporada, de los cuales ganó 13, empató uno y perdió 7. Tres de estos partidos fueron contra equipos extranjeros, todos ellos en Mestalla. Concretamente el 19 de marzo de 1929, en plenas fiestas falleras, contra el Sporting Barracas de Buenos Aires (2-2), el 25 de marzo contra el Rampla Juniors de Uruguay (2-4) y el 15 de abril de 1929 contra una selección de la Escuadra Inglesa (5-1).

Amistosos de carácter festivo
Además de los amistosos disputados por el Valencia este año, sus futbolistas participaron en otros tres partidos más. El 23 de septiembre de 1928, el equipo B del Valencia derrotó al titular por 2-3, en un encuentro celebrado en Algirós. En plenos carnavales, el 11 de febrero de 1929, el Valencia se impuso por 4-1 a un equipo formado por jugadores de la etapa fundacional del club, en el que formaron viejas glorias como Mariano, Simarro, Piñol (Gascó), Marín, Hipólito, Estevan, Umbert, Colomer (Picolín), Montes, Peral y Cordellat. Por último, el 14 de julio de 1929, una selección formada por futbolistas del Valencia y Gimnástico golearon por 5-1 a un combinado integrado por jugadores del Levante y del Castellón.

Resolución feliz del caso Moliné
Tras la disputa de los primeros partidos del Campeonato Regional, Levante y Gimnástico denunciaron ante la Federación que Casto Moliné no tenía la baja del RCD Español y que, por lo tanto, no podría ser alineado por el Valencia. El 5 de noviembre de 1928 quedó resuelto el asunto, después de que el presidente españolista, Santiago de la Riva, y el valencianista, Facundo Pascual Quilis, sellaran el documento requerido.

Mestalla alberga su segunda final de Copa
El 3 de febrero de 1929, Mestalla albergó por segunda vez la final de la Copa de España. Los contendientes fueron el Real Madrid, que había eliminado sucesivamente a Oviedo, Logroño, Racing de Madrid y Athletic de Bilbao, y el RCD Español, que había hecho lo mismo con Sporting de Gijón, Arenas de Guetxo, Athletic de Madrid y FC Barcelona. Las lluvias fuertes caídas durante los días previos al partido dejaron el terreno de juego en un estado lastimoso, pero finalmente el partido se jugó con la aquiescencia de los dos clubes. El equipo catalán consiguió la primera Copa de su historia al derrotar al Real Madrid por 2-1, en la que ha pasado a la historia como la "final del agua". Más de 20.000 espectadores se dieron cita en Mestalla, dejando una recaudación de 102.000 pesetas.


Campeonato Regional

El Campeonato Regional fue la primera de las competiciones en las que jugó el Valencia esta temporada. Esta edición fue muy corta y descafeinada, ya que tomaron parte cuatro equipos: CD Castellón, Gimnástico FC, Levante FC y Valencia FC. El Castellón, que presentaba un conjunto formidable con los Nebot, Vidal, Planchadell, Arróniz y Montañés, conquistó el título al quedar por delante del Valencia, que quedó subcampeón, tras lograr sólo dos victorias, tres empates y una derrota en los seis partidos disputados.

En el partido inaugural, disputado el 30 de septiembre de 1928 en el Camino Hondo frente al Levante, el conjunto valencianista presentó  la siguiente alineación: Cano, Torregaray, Moliné, Salvador, Molina, Amorós, Torredeflot, Picolín, Miquel, Suay y Sánchez. El resultado final fue de 1-2 favorable a los jugadores entrenados por James Herriot, con goles de Picolín y Miquel.

Pese a la victoria inicial y los buenos augurios para este campeonato, el equipo no fue capaz de mantener una buena trayectoria, y no volvió a conocer la victoria hasta la última jornada, en la que se impuso al Castellón por 2-0 en Mestalla, el 25 de noviembre de 1928, con goles de Silvino y Picolín. Entre estas dos victorias, el Valencia empató ante el Gimnástico en dos ocasiones (2-2 y 3-3), empató también ante el Levante en casa (2-2) y cayó derrotado ante el Castellón en Sequiol (5-2). Los goleadores del Valencia en este campeonato fueron: Picolín (6 goles), Miquel (5 goles), Silvino (2 goles).

De forma paralela, la Federación Regional Valenciana de Fútbol, presidida por Manuel Salom Fornals, organizó una competición alternativa que jugaron el resto de clubes valencianos más los equipos reservas de aquellos que disputaron el torneo regional absoluto. Los reservas del Valencia se adjudicaron el campeonato B al superar al Levante FC por siete puntos (17 frente a 10).

Copa de España

El torneo copero comenzó esta temporada antes que la Liga por una caprichosa decisión de la Federación Española de Fútbol. En esta edición desapareció la liguilla previa y se jugó por el sistema de eliminatorias que hoy en día conocemos, y que se sigue practicando en la competición de Copa. Treinta y tres clubes iniciaron la disputa de este trofeo. de entre ellos, el Elche FC quedó exento de jugar su primera eliminatoria después del sorteo. El Valencia FC, por su parte, sólo llegó a disputar dos eliminatorias.

En la primera ronda, el rival fue el potente Europa de Barcelona, que recordemos había entrado en el grupo de Primera División de la recién nacida Liga Española. En el primer partido, disputado el 8 de diciembre de 1928 en Barcelona, venció el equipo local por 3-2. En consecuencia, el Valencia tenía que ganar en Mestalla para forzar el partido de desempate ya que, en aquellos tiempos, para pasar de ronda había que ganar un partido y empatar otro, como mínimo. Y así lo hizo: dos goles de Suay y Sánchez le dieron la victoria. El tercer encuentro de la eliminatoria se jugó en el campo neutral de Torrero (Zaragoza), el 18 de diciembre de 1928. En un partido trepidante, el conjunto valencianista superó a la escuadra catalana por 4-3, con goles de Ródenas en tres ocasiones y Moliné. La alineación que presentó el equipo de Herriot en estos partidos fue la siguiente: Pedret (Cano), Torregaray, Moliné, Salvador (Rino), Molina, Amorós, Torredeflot, Picolín (Imossi), Suay (Ródenas), Silvino y Sánchez.

El Valencia logró el pase la siguiente ronda. El recibimiento al equipo el 19 de diciembre fue apoteósico, con una afición que aclamó a sus jugadores tras sellar su acceso a los octavos de final. En la siguiente ronda el rival fue el Racing de Madrid. El 23 de diciembre tuvo lugar el partido de ida en Mestalla, y el resultado fue de 1-3 a favor de los madrileños, con gol de Ródenas. El 1 de enero de 1929 se jugó en Madrid el partido de vuelta. El Valencia volvió a perder por 2-1 con gol de Pérez, aunque los valencianistas buscaron con todas sus fuerzas ganar el partido para forzar un tercer partido de desempate y poder aspirar a pasar a la siguiente ronda. El último once valencianista de la competición fue el siguiente: Pedret, Torregaray, Moliné, Imossi, Ricart, Amorós, Pérez, Torredeflot, Ródenas, Arcadio y Sánchez.

El Valencia no paso de octavos de final pero tuvo la satisfacción de eliminar a un equipo llamado de los grandes en la primera eliminatoria, el Europa de Barcelona.

Segunda División

El último torneo que tuvo lugar esta temporada fue la disputa de la primera edición del Campeonato Nacional de Liga. Quedaron enmarcados en la División de Honor los clubes que habían conquistado la Copa de España o que, en su defecto, habían disputado, al menos, una final. Athletic Club de Bilbao, FC Barcelona, Real Madrid, Arenas de Guetxo, Real Unión de Irún, Real Sociedad, Athletic Club de Madrid, RCD Español y CD Europa fueron los elegidos. El décimo equipo debía salir de una liguilla, de modo de eliminatoria, que disputaron Sevilla FC, Sporting de Gijón, Iberia de Zaragoza, Deportivo Alavés, Racing de Santander y Valencia FC.

El Valencia debía medirse al Racing de Santander, en una primera eliminatoria que se disputó en el estadio Metropolitano de Madrid el 10 de enero de 1929, con el resultado final de 2-2. Tres días más tarde, en el desempate pertinente, el conjunto cántabro ganó 2-1, truncando las aspiraciones del Valencia de poder jugar en la máxima categoría. Precisamente fue el equipo racinguista el que debutó en Primera tras derrotar en una eliminatoria posterior al Betis y al Sevilla en la final, después de tres partidos (1-1, 2-2 y 2-1).

Así pues, el Valencia comenzó su andadura liguera en la Segunda División, junto a Sevilla FC, CD Alavés, Iberia de Zaragoza, Sporting de Gijón, Real Oviedo, Deportivo de la Coruña, Celta de Vigo, Racing de Madrid y Real Betis. El equipo no hizo una muy notable campaña, al quedar en la mitad de la tabla. El Valencia quedó clasificado en quinto lugar en una competición de diez equipos, tras ganar 8 partidos, empatar 3 y perder 7, sumando un total de 19 puntos, con 33 goles a favor y 31 en contra. Con esta clasificación el Valencia no tenía ninguna opción de ascender a Primera División.

El Campeonato de Liga comenzó el día 17 de febrero de 1929 con una victoria por 4-2 ante el Real Oviedo y terminó el 23 de junio del mismo año con una derrota por idéntico resultado frente al Racing de Madrid. Los goleadores del Valencia FC en la Liga Nacional fueron: Navarro (9 goles), Silvino (6 goles), Picolín, Ricart y Costa (4 goles), Molina, Sánchez y Ródenas (2 goles), Torredeflot, Imossi y Ribo (1 gol).

El campeón de esta primera edición de la Liga en Segunda División fue el Sevilla, que sin embargo no logró ascender debido a que fue superado por el Racing de Santander, último clasificado de la Primera División, en la promoción de ascenso. Por otro lado, descendieron a Tercera División el Celta de Vigo, que fue noveno, y el Racing de Madrid, que finalizó último. Ascendieron a Segunda el Real Murcia y la Cultural Leonesa.


Plantilla de la temporada 1928-1929

Presidente Facundo Pascual Quilis, Juán Giménez Cánovas
Entrenador James Herriot
Porteros Cano, Pedret, Villarroya
Defensas Alba, MolinéRoca, Torregaray
Medios AmorósCalvo, Molina, Salvador
Delanteros Cordellat, Costa, Fovet, Imossi, Larrañaga, Miquel, NavarroPeralPérezPicolínRicartRino, Ródenas, Sánchez, Silvino, Suay, Torredeflot, Vilanova