Portada del diario Las Provincias tras lograr el Valencia el ascenso a Primera

Esta temporada, la 1930-1931, fue sin duda la más importante del Valencia FC desde su fundación en el año 1919, ya que el equipo consiguió el ansiado ascenso a Primera División por primera vez en su historia, división que no abandonaría hasta 56 años después. El club afrontaba su tercera temporada consecutiva en Segunda División y, lo que en principio se postulaba como un año de transición, con una plantilla que había experimentado muy pocas variaciones debido a la austeridad económica por la que atravesaba el club, se convirtió en la histórica temporada del ascenso.

Renovación de la junta directiva
La junta directiva del club estaba integrada por Juan Giménez Cánovas (presidente), Francisco Almenar Quinzá (vicepresidente), Facundo Pascual Quilis, Enrique Tortosa Rosell y José Leonarte Ribera (vocales). Posteriormente, el 26 de octubre de 1930, se incorporaron a la misma Eugenio Burriel Benlloch, en calidad de vicepresidente segundo, y Arturo Villena Descalzo y Gregorio García Bachiller, como vocales.

Baja inversión en fichajes
Como indicábamos al principio de este capítulo, la situación económica del club no permitía hacer grandes inversiones en fichajes. Destacaron únicamente la contratación de los hermanos Conde, Antonio (más conocido como Tonín) y Manuel, del extremo Perona y del delantero centro Capillas, todos ellos procedentes del CD Castellón. Además, se incorporó al equipo el interior Octavio, del Athletic Saguntino. Sin embargo, en el caso de Capillas, éste no recaló en la disciplina valencianista hasta mayo de 1931.

El Valencia derrota al todopoderoso Athletic
Durante la temporada, el Valencia disputó veintiséis partidos amistosos, la mayoría contra equipos de la provincia. El rival más poderoso fue el Athletic de Bilbao, club contra el que se jugaba por primera vez en la historia. El 6 de enero de 1931, en San Mamés, el Valencia ganó 2-5. Y en Mestalla, el día 23 del mismo mes, se volvió a ganar al poderoso Athletic por 2-1.

Campeones del Regional cuatro años después
La primera competición que disputó el Valencia fue, como siempre, el Campeonato Regional, donde se consiguió el primer puesto cuatro años después. Esta victoria a nivel local fue un buen augurio de lo que sucedería unos meses más tarde en el Campeonato Nacional de Liga

El Valencia asciende a Primera
Y seguidamente el Campeonato de Liga. Como ya hemos dicho, el Valencia quedó primero de grupo, con lo cual consiguió el ascenso directo a la Primera División. Hay que destacar que en el penúltimo partido, jugado contra el Sporting de Gijón, el Valencia estaba clasificado automáticamente, por lo que el último partido contra el Betis, fue una verdadera fiesta, goleando al Betis por 6-0.

Eliminados en cuartos de la Copa
El Valencia acudió a la Copa de España con unas ganas y motivación terribles, tras haber logrado el ascenso sólo unos días antes. Pero el equipo fue eliminado en cuartos de final por el Arenas de Guetxo en un tercer partido de desempate, ya que se empató tanto en el campo de Mestalla como en Ibaiondo. En las dos rondas anteriores, el Valencia había eliminado al Iberia de Zaragoza y al FC Barcelona. Era la primera vez en la historia del club que se eliminaba al Barcelona de una competición oficial, aunque no era la única vez que se le ganaba. Recordemos que en la temporada 1926-1927 el Valencia ya había ganado en la Copa por 2-0 al Barcelona en Mestalla.


Campeonato Regional

A principios de la temporada, el Valencia FC conquistó el Campeonato Regional, quizá como augurio de lo que sucedería sólo unos meses más tarde en el Campeonato Nacional de Liga. Los equipos participantes en esta edición del torneo fueron, junto al Valencia, el CD Castellón, el Levante FC, el Sporting de Canet, el Athletic Saguntino y el Gimnástico FC.

El equipo de Anton Fibver inició su andadura en la competición con una fuerza terrible. Goleó en Mestalla al Athletic Saguntino en la primera jornada, el 21 de septiembre de 1930, por 7-1, y la semana siguiente, volvió a golear al Gimnástico en Mestalla por 6-0. Las siguientes dos jornadas se saldaron con victorias ante el Canet y el Levante, hasta que llegó el partido en Sequiol, el 19 de octubre, en el que el Castellón se impuso por 2-1 a los valencianistas.

El Valencia se recompuso rápidamente de esta derrota y ya no volvió a conocer la derrota en el resto del campeonato. Logró tres victorias consecutivas, ante el Saguntino (1-2), el Gimnástico (0-2) y el Canet (2-1), empatando con el Levante (1-1) en la penúltima jornada. Y así llegó la última jornada en la que el Castellón aventajaba en un punto a los valencianistas. El partido en Mestalla, que se disputó el 23 de noviembre de 1930 en Mestalla, se había convertido en una auténtica final.

Con un lleno absoluto, se celebró un partido al que acudieron aficionados de toda la región y, especialmente, de Castellón, de donde vinieron más de 1.500 aficionados rivales. El partido fue duro emocionante, y no se resolvió hasta el minuto 71, cuando Torredeflot, en uno de sus múltiples avances, cede a Vilanova, quien centra al área y Conde, de cabeza, logra batir a Altés. Durante el campeonato, el Valencia prodigó las malas actuaciones, pero ante el Castellón estuvo a la altura y se mostró superior.

El equipo de Mestalla finalizó el campeonato en primera posición, con 17 puntos, superando al CD Castellón en un punto. Por detrás quedaron el Levante, con 9 puntos, el Sporting de Canet, con 8, y Athletic Saguntino y Gimnástico, con 5. Valencia FC, campeón regional, y CD Castellón, subcampeón, se clasificaron para disputar la Copa de España. El equipo marcó 27 goles y encajó 7, siendo los goleadores Navarro (11 goles), Juan Costa (5), Tonín Conde (4), Benito Torregaray (3), Antonio Sánchez (2), Cirilo Amorós y Domingo Torredeflot (1).

Paralelamente, el Valencia de reservas también conquistó su campeonato, venciendo además en sus ocho compromisos. Destacaron en aquel equipo los jugadores Galipienso, Torres, Civera, Borrull, Arilla, Montes II, Rino, Picolín, Vilanova, Octavio, Perona, Cerdá y Pons.

Campeonato Nacional de Liga

Nada más terminar el Campeonato Regional comenzó el Campeonato Nacional de Liga, el 7 de Diciembre de 1931. Los equipos que jugaron esta temporada en Segunda División fueron: Atlético de Madrid (que había descendido de Primera), Betis, Castellón, Coruña, Iberia de Zaragoza, Real Murcia, Oviedo, Sevilla, Sporting de Gijón y Valencia. El campeón fue el Valencia FC, en una estupenda temporada en la que ganó 12 encuentros, empató 2 y perdió 4, consiguiendo 26 puntos, tres más que el segundo clasificado, el Sevilla. Consiguió 37 goles a favor y 25 en contra.

Inexpugnable en Mestalla, el Valencia ganó los nueve partidos que disputó como local, y arrancó tres valiosas victorias y dos empates como visitante. En el penúltimo partido de la temporada, el 29 de marzo de 1931, el conjunto entrenado por Anton Fibver se enfrentaba al Sporting de Gijón en el Molinón. Venían los muchachos de ganar seis partidos seguidos (Atlético de Madrid, Coruña, Castellón, Oviedo, Murcia e Iberia. El Valencia dependía de éste y otros partido para ser matemáticamente equipo de Primera División para la siguiente temporada, pero perdió 2-1, con gol de Costa.

Pese a la derrota, el Valencia pudo beneficiarse de la victoria del CD Castellón frente al Athletic de Madrid (4-0), logrando el ascenso a falta de un solo partido, celebrado el 5 de abril de 1931 en Mestalla. Con un lleno hasta la bandera, en un choque en el que la afición no dejó de animar a su equipo y jugadores durante los noventa minutos, disparando todo tipo de tracas, el Real Betis fue desarbolado por un Valencia que le endosó media docena de goles. Los goleadores de esta tarde histórica y triunfal fueron: Vilanova con 3 goles, Costa con 2 y Torregaray con un gol.

La posterior fiesta en Mestalla, tuvo como invitados a toda clase de efectos pirotécnicos para celebrar la gesta alcanzada por el club. Cano, Melenchón, Torregaray, Molina, Tonín Conde, Torredeflot, Picolín, Vilanova, Juan Costa y Sánchez formaron el once histórico del Valencia aquella tarde de primavera.

El Valencia F.C. consiguió 37 goles durante todo el campeonato, repartidos de la siguiente manera: Vilanova (10 goles), Costa (6 goles), Navarro (5 goles), Picolín, Torredeflot y Torregaray (3 goles), Tonín Conde(2 goles), Ricart, Rino y Molina (1 gol), más 2 goles en propia meta de jugadores rivales.

Por su parte, el desenlace de la Liga 1930-1931 en Primera División fue de auténtico infarto. El Athletic Club de Bilbao encadenó su segundo triunfo gracias al goal-average favorable respecto a sus máximos rivales, pues empató a 22 puntos con Racing de Santander y Real Sociedad. Marcó la diferencia la joven e impetuosa línea atacante del conjunto bilbaíno, repleta de fuerza y gol, en la que destacaban Lafuente, Gorostiza y Bata. Este último jugador anotó la friolera de 27 goles en 18 partidos. Todo un récord que tardó muchos años en ser superado.


Copa de España

Una vez finalizado el Campeonato Nacional de Liga, se disputó la Copa de España, a la que el Valencia FC llegaba pletórico de moral tras haber logrado el ascenso a Primera División.

Su primer rival fue el Iberia de Zaragoza, equipo recién descendido a Tercera, al que los valencianistas eliminaron no sin apuros. El partido de ida, disputado en Mestalla el 12 de abril de 1931, acabó con resultado favorable al Valencia por 2-0, con goles de Picolín y Costa. El partido de vuelta, jugado en Zaragoza el día 26 del mismo mes, acabó con el resultado de 3-2 con goles de Costa y Vilanova. Gracias a los dos goles de ventaja conseguidos en Mestalla, el Valencia pasó a la siguiente ronda.

En octavos de final el rival fue el FC Barcelona. Parecía imposible pasar la eliminatoria, y más cuando el Barcelona empató a dos tantos en Mestalla el 10 de mayo. Navarro abrió el marcador en el minuto 31, pero Ramón y Goiburu adelantaron a los azulgrana. Un oportuno tanto de Vilanova en el minuto 85 puso las tablas cuando el partido expiraba. Una semana más tarde, el 17 de mayo en Les Corts, el Valencia debía ganar si quería superar la eliminatoria. El equipo, con todo en contra, puso toda la carne en el asador y consiguió la hazaña. Torredeflot abrió el marcador en el minuto 8, gol que igualó Ramón unos minutos más tarde. Nada más iniciarse el segundo periodo, Vilanova estableció el 1-2 definitivo. El Valencia había apeado al Barcelona de la Copa por primera vez en su historia.

El regreso del equipo a la ciudad fue apoteósico. La enfervorizada afición valencianista llevó en volandas a su delantero centro, Pepe Vilanova, autor del segundo y decisivo gol, desde la estación de ferrocarriles hasta la sede social del club. La directiva primó a cada jugador con 1.000 pesetas por el triunfo.

En los cuartos de final esperaba el Arenas de Guetxo, equipo copero por excelencia y que militaba en la Primera División. El 24 de mayo de 1931 se jugó el primer partido en el campo de Ibaiondo, consiguiendo lo que una vez más parecía imposible, un valioso empate a dos tantos. Beneficiados por la lesión en el minuto 7 de Yermo, a resultas de la cual el equipo vasco tuvo que disputar los 80 minutos restantes con diez jugadores, el Valencia aprovechó esta circunstancia y se adelantó con dos goles de Juan Cota, pero el pundonor de los vizcaínos tuvo su recompensa con los dos tantos de Cilaurren. Lástima de esta ocasión desaprovechada, pues el 2 de junio, en Mestalla, el partido también terminó en tablas. Navarro adelantó a los locales y Emilín neutralizó la ventaja valencianista. Como todavía no existía la regla que otorga mayor valor a los goles anotados fuera de casa, hubo de disputarse un partido de desempate.

El desempate se jugó en Les Corts. El Valencia volvía por segunda vez en esta competición a este campo, pero esta vez no tuvo tanta suerte y el Arenas de Guecho ganó 2-1. Se adelantó el equipo vasco en la primera parte por mediación de Menchaca, y aunque Torregaray puso el empate a uno en el marcador con un golpe franco ejecutado magistralmente, Rivero consiguió el definitivo 2-1 para el Arenas y el Valencia FC quedó eliminado de la Copa de España, aunque, eso sí, con una excelente trayectoria.

Esa temporada el campeón de la Copa de España fue el Athletic de Bilbao que se impuso en la final al Real Betis Balompié por 3-1, conquistando su undécimo título.

Plantilla de la temporada 1930-1931

Presidente Juán Giménez Cánovas
Entrenador Anton Fibver
Porteros Cano, Villarroya
Defensas Manuel Conde, MelenchónPasarín, Torregaray, Torres
Medios AmorósArillaMolina, Salvador, Tonín Conde
Delanteros Costa, Imossi, Navarro, OctavioPeronaPicolínRicartRino, Ródenas, SánchezTorredeflot, Vilanova

0
0
0
s2sdefault