30.09.2007: Recreativo de Huelva 0 - 1 Valencia CF
Primera División (Jornada 6)   30.09.2007 - 22:00   Nuevo Colombino   Teixeira Vitienes, F.

 Recreativo de Huelva
0 - 1
Valencia CF 
Goleadores
Ninguno David Villa (5)
Equipos titulares
Sorrentino
Edu Moya
Beto
Quique Álvarez
Martín Cáceres
Jesús Vázquez
Carlos Martins
Marquitos
Varela
Camuñas
Javi Guerrero
Timo Hildebrand
Raúl Albiol
Carlos Marchena
Iván Helguera
Rubén Baraja
David Villa
Javier Arizmendi
David Silva
Miguel Brito
Emiliano Moretti
Miguel Ángel Angulo
Sustituciones
Aitor -> Varela (46)
Congo -> Marquitos (46)
Joaquín Sánchez -> Javier Arizmendi (62)
David Albelda -> Carlos Marchena (80)
Fernando Morientes -> David Villa (82)
Amarillas
Sorrentino (36)
Jesús Vázquez (41)
Quique Álvarez (45)
Beto (47)
Congo (56)
Martín Cáceres (64)
Javier Arizmendi (20)
Miguel Brito (33)
Emiliano Moretti (63)
Iván Helguera (75)
Fernando Morientes (87)
David Villa (93)
Rojas
Carlos Martins (83) Ninguno
Otras estadísticas
11 Tiros 5
1 Tiros a puerta 1
4 Fueras de juego 8
3 Saques de esquina 4
19 Faltas cometidas 23
0 Penaltis 0
Crónica del partido

De más a menos. El Valencia comenzó dando una lección de oficio ante el Recreativo, pero terminó relajándose y pudo pagarlo caro. Aun así, el gol de Villa (5’) sirve para aferrarse a la zona alta de la clasificación y aguantar el tirón de Real Madrid, Barcelona y Villarreal, que también ganaron sus partidos. Además, Quique ha firmado su mejor arranque de temporada en el banquillo del Valencia.

Ocho victorias de nueve partidos oficiales. Como visitante, todo triunfos. Este es el Valencia. Ayer aumentó la positiva racha, aunque en esta oportunidad acabó jugando con fuego. Tras una primera mitad buena, con mando en muchas de sus fases, dio paso a una segunda en la que arriesgó demasiado, reculó en exceso y permitió que el Recreativo, a base de vergüenza torera, acabara arrinconándolo, a pesar de disputar los minutos finales con un hombre menos. Hubo momentos en los que se llegó a perder la posición con demasiada facilidad, no se presionó en la medular y como tampoco se tuvo el esférico tocó sufrir y mirar el reloj. El partido se hizo largo. Demasiado largo, lo que no habla bien de la labor desarrollada en el segundo acto. Un riesgo alto, pero esta vez acompañó la suerte. Tres puntos más.

El primer periodo fue duro y, a medida que fue transcurriendo el tiempo, cada vez más tenso. Hasta tal punto se tornó complicado que Víctor Muñoz, entrenador del Recreativo, acabó siendo expulsado por Teixeira Vitienes. Perjudicó a ambos equipos casi por igual, pues a las infracciones que le reclamó el público se debe añadir, en el debe, la absurda interpretación de que hizo gala de la ley de la venta, perjudicando al Valencia. A David Villa casi acaba por hacerle perder los nervios. El ambiente se fue calentando conforme avanzaba el reloj. Tras la relativa tranquilidad del comienzo, la tensión fue en aumento, de manera especial tras el gol de Villa, que volvió a demostrar que es el delantero más listo del fútbol español. Eso sí, su gol, sin quitar mérito a la ejecución, hay que compartirlo con un Marchena espléndido, que le puso el balón para que se luciera en lo que mejor sabe hacer el asturiano. Driblar al meta y marcar.

A partir de ahí, hubo que echarle arrestos. El Recreativo comenzó a mover el balón, a triangular por parte de sus hombres más preparados y las combinaciones entre Martins, Jesús Vázquez y Camuñas, con Javi Guerrero como referencia delante, llevaron peligro. Más incluso que por las bandas. Había que rascar en la zona ancha. Y se hizo. Los valencianistas jamás volvieron la cara y ahí estuvo la clave de su éxito parcial. Tan sólo un desconocido Baraja desentonaba. El vallisoletano anduvo lento, muy lento, sin lucir la claridad de ideas de otras tardes en especial a la hora de desplazar el balón. Los demás se pegaron una paliza importante para impedir que las acciones ofensivas locales llegaran a Hildebrand.

Alguna vez, mínimas, se vieron superados los valencianistas. Pero entonces aparecían Albiol y un gran Helguera, siempre atento, para llegar al corte. Y cuando fue necesario surgía la figura del portero alemán para tapar la llegada en solitario de Cáceres. No hubo mayor peligro para un Valencia que empleó las armas que tocaba. Aún pudo terminar mejor la primera fase si el duro y sesgado zurdazo de Silva no se hubiera estrellado en el poste. Tras el descanso, la tónica del encuentro fue bastante similar a lo visto con anterioridad. Hubo que seguir echándole ganas y metiendo la pierna en cada acción. Nadie podía ahorrarse un ápice de esfuerzo, de desgaste, porque hubiera sido suicida.

Visto el pobre rendimiento de sus bandas en el primer periodo, Víctor Muñoz hizo cambios. La permuta tampoco le dio al técnico local la respuesta que esperaba, porque tanto Aitor como Congo no mejoraron a sus compañeros. El primero más incisivo y luchador, mientras que el colombiano fue a su aire. Es decir, como cuando estaba en el Levante: aspavientos, marrullerías, protestas... Todo su repertorio. El Recreativo, pese a todo, apretó. Los de Quique no tenían continuidad para buscar el marco contrario, no existía el contragolpe, ni siquiera con Joaquín ya sobre el campo y se temió que podía llegar el empate. Al final, se acabó reculando tanto que hasta se permitió que el público reclamara un penalti por unas manos.



Comentarios