En Jerez sólo vale la victoria
Publicado por Las Provincias - Domingo 10 de Enero de 2010   

Unai Emery

El Valencia visita hoy Jerez después de muchos años sin venir a esta ciudad (no lo hace desde que jugó en Segunda División en la temporada 1986-87). Y llega a la cita con el ánimo y el propósito de sumar los tres puntos en juego y ratificar su condición de mejor equipo de la Liga a domicilio. La expedición arrivó ayer con las máximas aspiraciones, conscientes los protagonistas de que se enfrentan a un rival muy inferior, colista de la categoría, con unos guarismos muy pobres y con graves problemas económicos, todo lo cual se tratará de aprovechar.

Unai Emery se encuentra ya con el bendito problema de disponer prácticamente de toda la plantilla. Pablo Hernández es el único inquilino de la enfermería en estos momentos. En Jerez no tendrá a Albelda, sancionado, pero el técnico ha recuperado a todos los lesionados de larga duración. Primero fue Baraja y después Manuel Fernandes, a los que se unieron Silva y Vicente. Para que la dicha sea completa, llegó el tránsfer del 'Chori' Domínguez, que podría debutar como valencianista en la localidad andaluza.

La llegada del mediapunta argentino es un bálsamo para el Valencia, un complemento muy a tener en cuenta y que aportará muchísimo al equipo, visto su rendimiento en la liga rusa, con participación incluida en la Champions, lo cual asegura que tiene el necesario ritmo de competición para rendir a un nivel importante. Todo apunta a que el Chori jugará esta tarde por primera vez con la camiseta del Valencia; falta por decidir si lo hará como titular o dispondrá de algunos minutos en el transcurso del encuentro. Sin embargo, tampoco hay que descartar la opción de que aparezca en la formación inicial, teniendo en cuenta que podría hacerlo ocupando la banda izquierda, si Emery opta por conceder descanso a Mata, o incluso como mediapunta, por detrás de Villa, si David Silva no arrancara desde el comienzo.

Si el Chori es la cara en la expedición, la cruz la representa Rubén Baraja, al que su entrenador dejó fuera de la convocatoria, algo inusual, casi increíble, pues no hay más que echar un vistado a la trayectoria del centrocampista vallisoletano desde que llegó al club de Mestalla. El Pipo fue descartado ayer por Unai Emery, al igual que Maduro y el chaval Jordi Alba.

El descarte por decisión técnica de Rubén Baraja viene a demostrar a las claras que Emery no cuenta con él, una vez recuperados Fernandes, Silva y Vicente, a los que se ha añadido la incorporación del 'Chori' Domínguez. Pero la decisión del entrenador del Valencia va más allá y es indicativo claro de que Baraja no entra en los planes de futuro del equipo. Su contrato finaliza el próximo 30 de junio, nadie le ha planteado la posibilidad de renovar y, en función de los acontecimientos, toda apunta a que tampoco se le planteará próximamente.

Por lo que hace referencia a la alineación que pueda presentar esta tarde el Valencia, existe un convencimiento generalizado de que será la de gala. Emery, aunque no lo manifieste públicamente, apuesta más por la Liga que por la Copa del Rey y hoy no va a reservar a nadie. Las rotaciones que tenga en su mente para descargar de minutos a algunos jugadores se quedarán otra vez para el torneo del KO. En el de la regularidad hay que ganar en Jerez y el técnico no se va a guardar absolutamente nada, entre otras cosas porque tras los resultados de ayer, un triunfo en Chapín haría que el equipo se agarre con más fuerza al tercer puesto aumentando la diferencia sobre los perseguidores.

Hasta tal punto están claras las cosas que la única duda que flota entre la expedición es quién ocupará el puesto de lateral derecho, para el que están disponibles Bruno y Miguel, ya que en el lado opuesto reaparecerá el francés Mathieu. La zaga se completará con David Navarro y Dealbert, a pesar de que Alexis mantenga algunas opciones y, bajo palos, por supuesto, el incombustible César.

Ausente Albelda, Carlos Marchena y Éver Banega serán quienes formen la pareja de medio centros, con Joaquín en la banda diestra y Mata en la izquierda. Silva en su lugar habitual en la media punta, con libertad total de movimientos y, para el ataque, David Villa, al que en Jerez se le tiene auténtico pánico.

Enfrente, los de Emery tendrán al rival más flojo de la categoría. A ocho puntos de la permanencia, con una única victoria en su haber y cada jornada que pasa más cerca de regresar a Segunda División, el modesto Xerez no debe plantear excesivos problemas a un Valencia que es muy superior, pero que tendrá que demostrarlo esta tarde en el campo. El conjunto andaluz ha marcado tan solo seis goles en los dieciséis encuentros disputados, dato lo suficientemente contundente para demostrar la diferencia que existe entre él y su rival de hoy. Además, el equipo que dirige Ziganda es el tercero más goleado de la categoría, por detrás de Zaragoza y Tenerife, ubicados también en la cola de la clasificación.

A pesar de que el técnico xerecista, José Ángel 'Cuco' Ziganda, ha apelado al orden, las ganas y la actitud para afrontar con garantías el choque ante el Valencia, es consciente de las dificultades que entraña la papeleta de jugar contra el mejor equipo de la Liga como visitante. Ha pedido a sus jugadores que se muestren con la misma disposición que tuvieron en los últimos partidos ante el Racing de Santander y el Almería y, a partir de ahí, esperar acontecimientos.

Ziganda ha convocado a diecinueve jugadores, de los cuales tendrá que descartar a uno antes del encuentro, y la novedad en la lista es el delantero madrileño, Míchel, que de transferible ha pasado no sólo a ser convocado, sino que incluso se perfila como titular por lo visto en el último entrenamiento.

Con unos o con otros futbolistas, el Xerez no debe subirse a las barbas de los valencianistas, quienes están obligados a sumar una victoria, como han hecho casi todos los equipos que han desfilado por Chapín. Otro dato a tener en cuenta es que de los seis goles que ha hecho el conjunto andaluz en lo que ha transcurrido de campeonato, tres tan solo son los conseguidos en su campo. Tan pírrico bagaje no es para asustar a nadie y mucho menos al Valencia de la Liga que, si bien sufre en Mestalla, se muestra intratable, demoledor cuando juega como visitante.

Comentarios
 
(0 votos, media 0 de 5)
579 visitas