Ficha de jugador: Pedja Mijatovic

Ficha de Pedja Mijatovic

Nombre completo: Pedrag Mijatovic
Fecha de nacimiento: 19/01/1969
Lugar de nacimiento: Podgorica 
Nacionalidad: Montenegro  
Altura / Peso: 1,77 m. / 73 Kg.
Títulos:  Ninguno

Biografía

La figura de Pedja Mijatovic es, sin duda, una de las más polémicas en la historia reciente del Valencia CF. Convertido en uno de los mayores ídolos de la afición a mediados de los años 90 tras una espectacular temporada en la que el equipo fue subcampeón de Liga, tomó la decisión de marcharse al Real Madrid, que pagó su cláusula de rescisión, tras haber prometido delante de todas las peñas que se quedaría en el club valencianista. Aquella situación provocó la caída del héroe, que pasó a convertirse en villano, algo que incluso décadas después siguió recordándose en la grada de Mestalla. Pese a ello, es innegable que la trayectoria del montenegrino en el equipo valencianista es una de las más admirables de la historia, y que, por sus números, se trata de uno de los mejores futbolistas que ha vestido nuestra camiseta.

Pero vayamos por partes. Mijatovic nació en Podgorica, capital de Montenegro antiguamente conocida como Titogrado. Comenzó a jugar al fútbol en el FK Kom, un club fundado en 1958 y situado en Zlatica, un suburbio de su ciudad natal. Continuó su formación como juvenil en el OFK de Titogrado, antes de ingresar en las categorías inferiores del Bucdonost de Titogrado, donde debutó como profesional en 1987, a los 18 años de edad, bajo las órdenes del técnico croata Stanko Poklepovic. Esa temporada, Mijatovic marcó 4 goles en 31 partidos de Liga y fue una de las revelaciones del Mundial juvenil de Chile, en el que Yugoslavia se proclamó campeona. En 1990, fichó por el Partizán de Belgrado, club en el que marcó 44 goles en 104 encuentros hasta 1993.

Ese verano, Mijatovic se presentó en Valencia como apuesta personal de Pasieguito. El club había pagado 350 millones de pesetas por él, y aunque nadie apenas conocía al jugador, la confianza en el buen hacer el secretario técnico que años atrás había traído a Kempes hasta Mestalla era absoluta. El montenegrino no defraudó a nadie. En una asombrosa pretemporada, se convirtió en portada de todos los periódicos marcando goles de todos los colores, haciendo incluso varios desde el centro del campo, algo que junto a los lanzamientos de falta directa, acabó convirtiéndose en su especialidad. Críticos y aficionados se frotaban las manos, el Valencia había descubierto un verdadero filón de oro.

Mijatovic era un jugador indescriptible. Completo desde todos los puntos de vista. Tenía velocidad, regate, fortaleza física, técnica, inteligencia, visión de juego y gol. Su pierna era un cañón capaz de lanzar misiles con precisión milimétrica. Sus lanzamientos de falta limpiaban las telarañas de las escuadras en todos los estadios de España. Sobre él recaía todo el juego ofensivo del Valencia que, quizás en exceso, acabó dependiendo absolutamente de él. Tuvo tres años absolutamente brillantes, en los que su capacidad goleadora no parecía conocer límites. Marcó 68 goles en 128 partidos oficiales, con una media de un gol cada dos partidos, y lideró a un equipo que a punto estuvo de conquistar una Copa del Rey y una Liga. Sus 28 goles en su última temporada, aunque no ganó el Pichichi, representan la segunda mejor marca de un jugador valencianista en Liga.

Pero en plena lucha por el título liguero de 1996, se hizo público su fichaje por el Real Madrid. No fue bueno el momento ni la situación, porque aunque todo el mundo sabía que antes o después el futbolista se vería atrapado por los cantos de sirena, el equipo se encontraba ante uno de los momentos más importantes de su historia reciente. El equipo no ganó la Liga y Mijatovic se marchó, dejando un hueco que tardó varios años en rellenarse. En el equipo madridista conquisto una Liga, una Supercopa de España, una Champions League (marcó el gol en la final que supuso el triunfo) y una Copa Intercontinental. Marcó 36 goles 118 partidos y ascendió de forma fulgurante al Olimpo del fútbol mundial, compatibilizando portadas de diarios deportivos con revistas del corazón. Quizás eso provocó que fuera perdiendo facultades, porque la realidad (el mismo lo reconoció años más tarde) es que no volvió a verse nunca a aquel Mijatovic de la temporada 1995-1996 que parecía no tener techo.

Finalizada su estancia en el Santiago Bernabéu, Pedja fue traspasado a la Fiorentina, donde marcó 4 goles en 42 partidos entre 1999 y 2002. Visitó Mestalla en la Champions League del año 2000, y marcó de penalty el gol que derrotó al Valencia. Su celebración se llevó de regalo una pitada que ya era tradicional cada vez que se acercaba por la ciudad del Turia, multiplicando todavía más su leyenda de villano. Volvió a Valencia en 2002 para jugar una última temporada con el Levante, colgando las botas en 2003 tras marcar 3 goles en 21 encuentros en la Segunda División. A nivel internacional, Mijatovic jugó un total de 68 partidos con la selección de Yugoslavia, en los que marcó 26 goles, y 5 con la de Serbia y Montenegro, en los que marcó un tanto. Jugó el Mundial de Franca, en 1998, y la Eurocopa de Holanda y Bélgica en el año 2000.

Posición

Otros equipos

Kom, OFK, Buducnost, Partizán de Belgrado, Real Madrid, AC Fiorentina, Levante UD

Récords

Más goles: Atlético de Madrid (8 goles)
Más partidos: Sevilla FC (10 partidos)
Más tarjetas: Sporting de Gijón (3 amarillas)
Más expulsiones: Ninguna
Edad debut: 24,57 años (CD Teruel)
Edad 1º gol: 24,57 años (CD Teruel)
Edad ult. gol: 27,36 años (Celta de Vigo)
Edad ult. part.: 27,36 años (Celta de Vigo)

Estadísticas con el VCF

Competición:
Cambiar jugador:
Comparar con:
Temporada
Min
PJ
Tit
Sup
Cam
PG
PE
PP
Goles marcados
Asistencias
Tarjetas amarillas
Tarjetas rojas
1993-19944198524931625141328770
1994-1995407249463102212152013120
1995-199649615958112311513362290
Total 13231 160 153 7 38 78 41 41 84 42 28 0