Ficha de partido: 05.12.1976: Valencia CF 3 - 1 Hércules CF

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 1
Hércules CF
Hércules CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Lobo Diarte
2'
Pepe Carrete
12'
Mario Kempes
14'
Giuliano
21'
José Cerveró
35'
Pepe Carrete
42'
Descanso
45'
Jesús Martínez
49'
Baena
53'
BarriosGiuliano
60'
JuanRivera
60'
Johnny Rep
64'
Miguel Ángel AdornoMario Kempes
75'
Lubecke
80'
Charles
85'
Mario Kempes
88'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Hércules CF

Records vs Hércules CF

Máximo goleador: Mundo Suárez (9 goles)
Goleador rival: Kustodic (5 goles)
Mayor victoria: 8 - 2 (14.11.1954)
Mayor derrota: 0 - 4 (18.03.1956)
Más repetido: 1-2 (9 veces)

Crónica

Campo con unos treinta y seis mil espectadores. Buena temperatura, aunque ligeramente fría. Se jugó con luz artificial a partir de la media hora de juego.

Goles: 1-0, a los 2 minutos, Lobo Diarte remata un balón procedente de la izquierda con un rapidísimo disparo desde muy cerca que vale el primer gol para el Valencia. A los 13 minutos, 2-0: Jugada llevada a cabo entre los tres delanteros valencianistas que inicia Rep por la izquierda con centro corto sobre Diarte que le adelanta el balón a Kempes y éste, procurando no incurrir en fuera de juego, salva la defensa y el portero con un buen remate. A los 20 minutos de la segunaa parte, 3-0. Jugada personal de Rep que le arrebata un balón a Lubecke casi en el medio campo, avanza controlando el esférico, se aproxima al marco y lanza un tiro cruzado que bate por bajo a Santoro. A los 34 minutos de la segunda parte, 3-1. Golpe franco contra el Valencia que lanza directamente Lubecke a gol mientras Balaguer hace la estatua.

Había clima especial en el partido después de la goleada del Nou Camp que dejó en Valencia un impresión penosa. El hecho de que perdiera la cabeza y, sobre todo, que encajara esa goleada la digerió mal el público valenciano que saludó al equipo merengue, al saltar al terreno, con una estentórea pita. Sin embargo, cuando a los dos minutos, y con un Valencia lanzado, Diarte marcaba el primer gol pudo pensarse que iba a ser el Hércules el que pagara los platos rotos del Nou Camp. No acabó siendo así porque el Valencia alternó las buenas jugadas, no demasiado abundantes, por otra parte, con un juego deslabazado que no consiguió imponerse del todo a un Hércules combativo y que, aun exhibiendo menos fútbol que en otras oasiones, se mostró siempre como un adversario eficaz y resistente. El Valencia dominó mucho y al principio creó el mejor juego, producto del cual fueron los dos tempraneros goles, el primero ya citado y el segundo marcado por Kempes a los 13 en una ligada colaboración de los tres mosqueteros del ataque como si esto fuera un simbolismo de lo que son capaces de hacer esos delanteros cuando les llegan balones en las debidas condiciones.

Fue un magnifico tanto que parecía garantizar una fácil victoria valencianista que, si bien no estuvo nunca en peligro, acabó no resultando tan fácil como podría presumirse, pese a que Rep marcó el tercer tanto en una jugada vibrante y emotiva. El encuentro fue, en general, de dominio del Valencia, pero ese dominio no fue totalmente convincente porque le faltaba coordinación al equipo y hoy la defensa no anduvo demasiado fina y nunca mejor empleada la expresión por que lo que sí fue bastante duro sobre todo, por el lado de Carrete que no acabó el partido ya que la mitad tuvo que verla como espectador al ser expulsado del campo cuando faltaban dos minutos para el descanso por una extemporánea y dura entrada a Sancayetano que dejó a éste en brazos de las asistencias.

La segunda parte, curiosamente el Valencia, que la jugó con diez elementos, lo hizo casi mejor, que la primera, cuando al equipo estaba al completo. Se tuvo que reajustar un poco su estructura táctica para compensar la baja del jugador y Tirapu se colocó como defensa marcando al extremo; en realidad el equipo funcionó ahora mejor, y esto, unido a la vivacidad que demostró Rep, el mejor jugador merengue y casi el mejor en el campo, proporcionó una segunda parte muy animada y vistosa en el que redondeó su ventaja con un tercer tanto de jugada personal si bien luego se redujeron distancias ya en los 10 minutos finales, cuando Lubecke marcó el gol herculano en una de las clásicas cantadas de Balaguer.

En fin, que ha sido un partido en el que hubo de todo y que, sin llegar a convencer, le he proporcionado al Valencia una victoria justa y merecida, y si no ha atenuado totalmente el disgusto de la derrota anterior en el Nou Camp al menos le ha proporcionado los dos puntos y le permite seguir en cabeza aunque sea compartiéndola con el Barcelona y el Español.