Ficha de partido: 10.11.1974: Valencia CF 1 - 0 Hércules CF

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 0
Hércules CF
Hércules CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Pachón
27'
Antón MartínezSergio Lloret
45'
Descanso
45'
Arieta
58'
José Cerveró
70'
PepínArieta
70'
Barrios
75'
Juan CarlosBarrios
80'
Salif Keita
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Hércules CF

Records vs Hércules CF

Máximo goleador: Amadeo Ibáñez (9 goles)
Goleador rival: Kustodic (5 goles)
Mayor victoria: 8 - 2 (14.11.1954)
Mayor derrota: 0 - 4 (18.03.1956)
Más repetido: 1-2 (9 veces)

Crónica

Tras un largo y angustioso «suspense», a sólo 4 minutos del final del partido, el Valencia resolvió su pleito regional con el Hércules, ganando por 1-0. Una victoria justa a todas luces, una victoria merecida, pero que le ha costado mucho más de la cuenta. Y le ha costado tanto porque el Valencia, que repetimos, ha ganado con toda justicia, sigue sin realizar el juego que de sus figuras cabe esperar, el juego que de la calidad de sus hombres debe deprenderse. Hoy ha estado dominando de una manera constante y reiterada, a un Hércules que vino casi exclusivamente a defenderse con ambiciones limitadas, casi exclusivamente, a conservar el empate inicial, y todo lo más, a intentar marcar un gol y vivir de la renta.

El Valencia ha estado en todo momento dominando y, sin embargo, su juego no tuvo el carácter expeditivo que debe tener en los últimos metros. El tremendo forcejeo que se entabló entre la delantera valencianista y la defensa herculana, lo ganó casi siempre el sistema visitante ante un ataque que trataba de jugar mucho, pero acababa poco. En la primera parte, el juego tuvo perfiles menos acusaados en este dominio valencienista que, sin embargo, fue el que prevaleció en el campo.

El Hércules tan sólo tuvo una oportunidad, cuando, a los 31 minutos, su interior derecho, Baena, avanzó driblando a la defensa blanca que se quedó como pretrificada, para crear una jugada de gol que sólo in extremis salvó Balaguer, cuando el tanto parecía inevitable. En el Valencia faltaba hoy Claramunt, que, lesionado en un entrenamiento, fue sustituido por Adorno. El argentino empezó muy bien, supliendo eficazmente al internacional de Puzol, pero después fue bajando y su juego acabó en el mismo tono mediocre que imperó en el conjunto valencianista.

La primera parte terminó con empate a cero, en la segunda hubo un cambio que se reveló como muy eficaz en el Valencia, salió al campo Antón y quedó en la caseta Sergio, pero Antón jugó en su puesto habitual de lateral izquierdo, y el lugar de Sergio lo ocupó Tirapu, cediéndole Cerveró a Antón el de defensa izquierda, para situarse él en la derecha. Antón fue casi un defensa atacante en toda esta segunda parte, que fue de un agobiante dominio valencianista, que bien merecía bastantes mas goles, y que si no llegaron, fue por la clásica falta de culminación de ese juego por los delanteros blancos.

A los 12 minutos, en un ataque valencianista, Keita era derribado. La jugada tenía perspectivas de penalty, pero el árbitro lo pasó por alto. Más tarde fue Quino quien sufrió una falta alevosa, que merecía a todas luces el máximo castigo, pero tampoco el señor Tomeo lo sancionó. El Hércules dedicaba todos sus esfuerzos a defender, e incluso sus delanteros estaban en la defensa achicando balones. Y en este clima se jugó la media hora final, casi localizado el juego exclusivamente en el área de penalty valencianista. Ya se desconfiaba de que el partido se resolviera como mejor merecía el esfuerzo, ya que en blanco, cuando a cuatro minutos del final una jugada de Jara por la izquierda terminó en centro cerrado sobre el marco, que intentaron rematar Quino y Keita, rechazó el portero, pero finalmente Keita fusiló el tanto enviando la pelota a la red.

En los últimos minutos el juego fue ya intrascendente, pues aunque el Hércules, que sustituyó a última hora a Juan Carlos, tuvo una oportunidad que neutralizó acertadamente Balaguer. Ya no tuvo alteración el marcador y quedó en ese 1-0 a favor del Valencia. Una victoria justa, ya se ha dicho, pero que sigue sin mostrar el equipo blanco el juego. Por su parte, el Hércules ha venido a defenderse tan sólo, y no supo reaccionar ya al gol de última hora, que rompía las aspiraciones con que había venido a este campo.