Ficha de partido: 22.11.1970: Athletic de Bilbao 0 - 0 Valencia CF

Estadio



Nombre: San Mamés
Aforo: 40.000 espectadores
Ubicación: Bilbao (Vizcaya) / España 
Inauguración: 21/08/1913

Rival: Athletic Club

Records vs Athletic Club

Máximo goleador: Mundo Suárez (19 goles)
Goleador rival: Zarra (20 goles)
Mayor victoria: 5 - 0 (03.04.1949)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.10.1954)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Con el mismo resultado de la temporada anterior, empate a cero goles, el Valencia se ha llevado un punto esta tarde de San Mamás. El primer cuarto de hora del segundo tiempo parecia que el Atlético conseguiría romper la firme y segura defensa levantina, pero con la ayuda de uno de los postes en un remate de Arieta, Abelardo consiguió mantener imbatido su portal. De alguna manera podríamos añadir que el empate ha sido perfecto en cuanto que también lríbar, a la media hora de juego, contó con la colabaración de uno de los palos en un remate raso de Claramunt.

Se llenó San Mamés, y los de la reventa tuvieron trabajo. Después del triunfo del Atlético en el Bernábeu y de las importantes victorias del Valencia en las últimas jornadas —frente al Baccelona en el Nou Camp y frente al Atlético de Madrid en, el Luis Casanova—, el partido había despertado una gran expectación. Expectación a la que no respondió el juego de los equipos, como se desprende del resultado sin goles y de lo que les vamos a contar a continuación.

En el Atlético reaparecía Uriarte, que no ha recuperado aún la forma en que se encontraba cuando resultó lesionado en La Romareda frente a Grecia, ni la delantera del Atlético puso en apuros a Abelardo durante toda la primera parte. Argoitia, uno de los jugadores más brillantes del Atlético en los dos partidos anteriores, salió de extremo izquierdo para suplir la ausencia de Rojo, pero no supo librarse de la vigilancia de Tatono.

Al otro lado quedaba Arieta, pero el valenciano Antón era aún más difícil de rebasar. En el centro Sol, con Aníbal de defensa libre, estaba atento a las evoluciones del delantro centro Carlos, que en la única ocasión clara de remate mandó el balón a las nubes. El mejor hombre rojiblanco ha sido Clemente, pero ocupó siempre uña posición muy atrasada, debido a que Larrau estaba más pendiente de ayudar al defensa central, Beitia, que había salido por ausencia de Echeberria, lesionado el domingo anterior.

Los contraataques del Valencia, bien llevados por Claramunt, Paquito o Pellicer, dejaban de ser peligrosos en cuanto el balón quedaba en las botas de los tres jugadores más adelantados: Sergio, Forment y Valdés. La jugada más peligrosa para la portería bilbaína tuvo lugar a la media hora de juego. La inició Forment y la terminó Claramunt con un disparo raso y fuerte que se estrelló en el palo derecho de la portería defendida por Iribar.

Cuatro minutos después, un remate de Pellicer, de tacón, salió alto. En el segundo tiempo, presionó más el Atético y el Valencia replegó más a sus jugadores. Hubo momentos en que todos los jugadores, a excepción de Iríbar, estaban en el campo levantino. La mejor oportunidad bilbaína estuvo en las botas de Arieta en el minuto cinco, pero cuando el, extrema bilbaino se había adelantado a la salida de Abelardo, Sol consiguió quitarle el balón de los pies despejando a córner. Las otras dos oportunidades también fueron desaprovechadas por Arieta: una al dar en, el palo su remate y Otra al tirar, a las manos del portero valenciano cuando estaba en buena po sición para marcar.

Anteriormente, en el minuto 15, Abelardo se vio obligado a despejar a córner un gran tiro de Argoitia. A raíz de este córner, Carlos remató de cabeza a las mallas, pero el árbitro, Señor Montesinos, lo anuló justamente por encontrarse el jugador bilbaino en fuera de juego. Luego el Atlético cedió en sus ataques y los discípulos de Di Stéfano llegaron otra vez a la portería de Iríbar.