Ficha de partido: 14.12.1947: FC Barcelona 1 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

FC Barcelona
FC Barcelona
1 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Amorós
29'
Descanso
45'
Silvestre Igoa
79'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Les Corts
Aforo: 60.000 espectadores
Ubicación: Barcelona / España 
Inauguración: 20/05/1922 (Demolido en 1966)

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (33 veces)

Crónica

El único equipo que puntuó en terreno del contrario, el Valencia se apropió del primer lugar de la clasificación. Nada puede objetarse al empate que Barcelona y Valencia establecieron en Les Corts. Más regular y cohesionada con el resto del equipo la linea media del Valencia, sus delanteros no aprovecharon la ventaja que ello les reportó. Y como tampoco los del Barcelona resolvieron el problema que el encuentro les planteaba, el empate decidió con acierto la nivelación Que se manifestó sobre el terreno de juego.

Ni el Valencia encontró la manera de ganarle al Barcelona, ni éste el modo de evitar que aquél le empatase el partido. Aunque esto puede parecer ni más ni menos una frase rebuscada para decir que Barcelona y Valencia empataron, en realidad se trata de encerrar en una veintena de palabras la síntesis del encuentro, porque a las, dos imposibilidades que apunto se redujo en resumen el tejemaneje del partido. Tuvo el Valencia goles en el aire que no llegaron a la red del Barcelona, perdiendo con cada uno la ocasión de ganar el encuentro.

Seguí, con su indecisión, y Mundo, con su lentitud, tiraron por la ventana las mejores posibilidades del Juego. En cambio, el Barcelona, después de batir a Eizaguirre con el mismo ímpetu y la misma serenidad que el portero del Valencia puso en casi todas sus intervenciones, fue incapaz de cerrar el paso a la habilidad de Amadeo e Igoa, que anularon su ventaja en el tanteo. El partido discreto, entretenido y nivelado, cayó, pues, por su propio peso, hacia un empate Incuestionable.

En el plano futbolístico, Escola es un jugador discutido, lo que no quiere decir que sea discutible. Es corriente discutirlo todo, aun lo que no admite discusión. Escola no será bastante para garantizar al Barcelona contra todo posible fracaso, pero es sin duda un puntal sólido para ampararle de un paso en falso. Cargar en Escola todo el peso de un partido y esperar, libres, de cuidados, un resultado halagüeño es, desde luego, un optimismo excesivo, pero confiar, en su pericia para vadear un escollo no es, en modo alguno, temerario.

El Barcelona lo entendió asi y, con César indisponible, lo reintegró al equipo. Escola puede ser insuficiente, pero nunca demasiado poco. Ayer, con Badenes, Amorós y Bravo nulos o anulados, Escola, con la ayuda de Basora, animó y cohesionó la delantera azulgrana, sirvió con un centro bien templado el gol que completaron Badenes y Amorós, y él fue quien, en definitiva, colocado delante de Calvet, unió medios y delanteros para defenderse cuando el Valencia apretaba en busca del desempate.

Con un cabezazo de Badenes que sólo Eizaguirre era capaz de repeler, comenzó el encuentro. Badenes ya no haría otra cosa que facilitar el gol a Amorós. A este rápido ataque azulgrana replicó el Valencia, muy bien lanzado por sus medios. Puchades descolló desde el primer momento y su efectividad duró todo el encuentro. Pero ni Mundo ni Seguí, por cuyo lado se llevaron los avances, sacaron partido de las ocasiones y el Valencia perdió las suyas de ganar el juego. Tropezando con defectos de descolocación, el Barcelona acosó la puerta de Eizaguirre. Hasta que Escola, desde el rincón derecho, templó la pelota que Badenes quitó del alcance de Eizaguirre y Amorós colocó suavemente con la cabeza dentro de su puerta. A los 29 minutos, el Barcelona marcó este, gol. Hasta el descanso se sucedieron los remates sin suerte. Basora y Mundo tiraron contra el larguero.

Las mismas jugadas rápidas, pero sin consistencia, que en la primera parte, empezaron la segunda. Gorazalvo II empujó de firme en aquellos momentos y la delantera barcelonista se lució en la mejor combinación del encuentro. Pero el Valencia, más compacto su bloque de medios e interiores, fue imponiéndose poco a poco. Mundo falló otro remate todavía. Pero Epi cedió la pelota a Amadeo y su pase adelantado por alto lo remató de cabeza Igoa, batiendo desde lejos a Velasco. El empate se produjo a los 33 minutos. Este resultado pareció aceptado por todos. El Valencia se dedicó a la consabida pérdida de tiempo, sin que el Barcelona acertara a contrarrestarla. Y con uno a uno a uno llegó el final.