Ficha de partido: 27.04.1924: Valencia CF 3 - 1 CE Sabadell

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 1
CE Sabadell
CE Sabadell

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Bertrand
10'
Arturo MontesAsist: José Marín
15'
José MarínAsist: Rino Costa
25'
Antonio CordellatPepe Llovet
45'
Descanso
45'
Arturo MontesAsist: Antonio Cordellat
60'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia (Valencia) 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: CE Sabadell

Records vs CE Sabadell

Máximo goleador: Mundo Suárez (14 goles)
Goleador rival: - (4 goles)
Mayor victoria: 6 - 1 (09.10.1966)
Mayor derrota: 1 - 4 (27.12.1921)
Más repetido: 1-0 (5 veces)

Crónica

El público del Valencia no estaba el domingo para que le fueran con florituras. Todavía guardaba el sabor amargo de la derrota que su equipo había sufrido en Alcoy, y lo demostró cuando el once del club blanco saltó al field y fue recibido con la poca armoniosa serenata de pitos. Y a nuestro entender, fueron justos en sus ruidosas y hostiles manifestaciones; va pecando en historia ese modo fácil que tiene el Valencia FC de perder partidos, que todos creen ganados de antemano, al equiparar la potencialidad de los clubs que contienden. No vamos ahora nosotros a establecer aquí normas compaprativas, no; el fracaso es el mejor baldón para aquellos que tienen el deber de defender siempre los colores de un club. Y hechas estas manifestaciones, vamos a hablar de lo que fue el partido que se jugó el domingo en Mestalla.

El equipo del Sabadell
Deseos grandes había en Valencia de volver a ver a los simpáticos equipiers blanqui-azules, puesto que sus actuaciones en aquella época en que vinieron (hará más de dos años) dejaron un grata impresión entre nuestros deportistas. Ha defraudado un poco a la afición el que la puerta de este equipo catalán no estuviera defendida por el excelente goalkeeper Estruch, alma del once y sin duda el mejor equipier con el que cuentan en la actualidad, y que tampoco se alineara Cabedo, el notable back seleccionado. Claro está, la falta de estos dos elementos ha handicapado considerablemente al equipo de Sabadell, y esto no obstante en su primer encuentro contra el Valencia hicieron sus jugadores un buen partido.

Analizando la labor de conjunto vimos en todas las líneas una compenetración que si no fue del todo excelente, debido sin duda a la alteración de puestos, sin embargo, todos dieron el máximo rendimiento. El meta Tena III jugó bien, realizó paradas buenas y salvó numerosas ocasiones de peligro. La pareja de zagueros, Costa-Muntaner, dado el continuo dominio que ejerció el Valencia durante todo el match, no tuvo ocasión de emplearse a fondo. En esta labor Muntaner sobresalió notablemente de su compañero de línea. El trío de medios fue el que mejor actuó: Morera, Lluma y Tena I supieron unir siempre a una excelente labor defensiva, el acierto de servir con eficacia balones a los adelantes en los momentos de ataque.

La línea de forwards forastera no tuvo una buena actuación, debido al formidable juego que desplegaron nuestros halves, y siendo eso así, todavía apreciamos buenas combinaciones entre ellos y en especial por su ala izquierda en la que destacó Sans, cuyas condiciones de extremo nos fueron dable apreciar. Arnet y Sangüeza les siguieron en méritos.

La actuación del Valencia
El club blanco alineó el domingo un buen equipo y puso en el sitio de interior derecha a Llovet. Este equipier, salió al campo convencido de que iba a fracasar en este puesto, pero como es uno de la categoría de los obedientes, hizo los posibles por salir airoso de su cometido, cosa que a pesar de su buena voluntad, no pudo conseguir. Hasta ahí, todo va bien; pero el público no quiso comprender que Llovet estaba cumpliendo con su obligación y protestó muchas de las veces en que el modesto equipier malograba alguna jugada. Así como al principio de la crónica aplaudimos la actitud del público cuando en señal de protesta recibió al equipo con silbidos, ahora le censutamos creyéndole equivocado cuando la emprendió con Llovet. Todas las demostraciones de desagrado que el público le hizo, creemos que fueron injustas y que debieron ir dirigidas no a él, que obedecía una orden, sino a quien le puso en ese sitio.

El marco del Valencia lo defendió el domingo Félix, el guardameta del Atlétic, que estuvo valiente y acertado. La defensa corrió a cargo de Reyes-Garrobé. Estos, en la primera parte, debido sin duda a la falta de entrene del segundo adolecieron de la compenetración que siempre debe existir en esta línea después, y a medida que fue desarrollándose el partido, Garrobé fue afirmándose en su puesto y acabaron realizando una excelente labor. La línea media, como en el equipo contrario, fue la más completa. Tanto Marín como Roca, sujetaron durante todo el match a sus respectivas alas, hasta el punto de entorpecer todas sus combinaciones, y Reverter en el centro de la línea realizó una brillante labor en su doble tarea de defender y servir balones a sus adelantes. De éstos, Martínez y Montes, los mejores; Costa, bastante bien; Cordellat, voluntarioso y Peral, regularcillo. Llovet ya hemos dicho por qué fracasó en el primer tiempo que actuó.

Los tantos fueron conseguidos...
Del siguiente modo. En la primera parte, y a poco de comenzado el juego, en un avance forastero, Llumá sirvió un precioso pase a Bartrand, que completamente desmarcado consiguió el primero y único goal para su equipo, de fortísimo shoot. El empate no se hizo esperar; Muntaner despejó apurado un avance valenciano; Marin recogió el balón y lo bombeó sobre el marco catalán; Montes corrió a rematar la jugada y la pelota fue a parar a la red. Al poco rato y al tirar muy bien Costa un corner, Marín remató a las mallas de formidable cabezazo. Y en la segunda parte, Montes pasó a Cordellat, avanzó éste y desde la línea de kick, lanzó un centro retrasado recogido por Montes, valió el tercer goal al Valencia.

El árbitro
Fue el señor Faubell el que cuidó, o mejor dicho, descuidó el arbitraje de este partido, y lo hizo bastante mal, especialmente en los offsides que apreció a su manera y antojo.