Ficha de partido: 10.03.1923: CD Castellón 5 - 4 Valencia CF

Ficha de partido

CD Castellón
CD Castellón
5 - 4
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Pinto
3'
Ordóñez
7'
Sos
15'
Rafael PeralAsist: Arturo Montes
34'
Arturo Montes
43'
Descanso
45'
Pinto
50'
Rafael PeralAsist: Eduardo Cubells
54'
Arturo Montes
65'
Ordóñez
81'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Sequiol
Aforo: 8.000 espectadores
Ubicación: Castellón de La Plana (Valencia) 
Inauguración: 03/11/1923 (Demolido en 1947)

Rival: CD Castellón

Records vs CD Castellón

Máximo goleador: Arturo Montes (19 goles)
Goleador rival: Montañés (7 goles)
Mayor victoria: 8 - 1 (05.11.1922)
Mayor derrota: 2 - 7 (14.03.1955)
Más repetido: 2-0 (12 veces)

Crónica

La expectacin que había despertado el anuncio de los partidos Valencia-Castellón era enorme: las circunstancias con que se jugaban eran excepcionales; los campeones de la región se verían frente a un club que había contendido contra ellos en el pasado campeonato por primera vez. Por nuestra parte, los bravos defenders del Castellón deseaban desquitarse de sus pasadas actuaciones; y lo han logrado, batiendo al once valenciano en el primer partido. En oro debe grabarse la fecha de 10 de marzo de 1923, los anales deportivos de nuestro club no registran mayor triunfo que el del pasado sábado, en el que el murciélago valenciano cayó maltrecho y abatido por nuestros valientes lobeznos, logrando con ello borrar la mancha del célebre partido Valencia-Castellón en la ciudad del Turia.

El Valencia F.C., el terror de la región, los famosos vencedores del Vereign Fur Rasemmpiole, del Nurembert, del U.T.E. y de infinidad de onces nacionales, encontró la horma para su zapato en el Deportivo, que con esta victoria se coloca a una gran altura, después de sus triunfos sobre el Bellas Artes y la Unió Sportiva de Sans. Por su parte, los valencianos hicieron gala de su furia; la rapidez en la línea de ataque es la base de sus actuaciones, cosa que pueden efectuar por las cualidades físicas de sus componentes; Montes, que ha hecho buenos encuentros, dirige el quinteto con gran acierto, lo vimos luchar por conseguir mejorar los resultados, pero nuestro medio centro lo impidió; Cubells, en el inter, fue el más científico, dando gran cantidad de juego a sus compañeros. Los pases cortos y rasos fueron los empleados, terminando con el largo a las alas o con el perpendicular a la línea de kick, que el interior o centro alcanzan por piernas. Esto último es de grandes resultados positivos, por lo que le llaman el pase de la muerte.

El equipo local tuvo la más grande de sus tardes y a no ser por el referée, señor Castelló, mayor número de tantos hubieran obtenido. Descartados ciertos equipiers, Pinto y Ordóñez figuran en la delantera por sus méritos, demostrándonos en estos dos matchs que darán muchos días de gloria al equipo. La tripleta central Sos-Pinto-Ordóñez llevó el peso del ataque con juego raso, desmarcándose a tiempo y entregando el esférico a las alas Pinto I Marcos para el centro suave y matemático, adoleciendo en el remate por su escasa estatura e indecisión en el shoot. La línea de medios Archilés-Rubio-Doménech, fueron una muralla inaccesible: ya vemos en ellos la cohesión necesaria para hacer frente a grandes equipos; Rubio, aunque algo brusco, es un formidable medio centro; opacó casi por completo a Montes, sirvió balones con gran precisión a su adelante, cortando grandes avances de los forasteros; la labor de Archilés fue también loable, puesto que Peral-Cordellat son un ala de peligro; Doménech flojeó en el primer partido. Los zagueros; Planchadell, inconmensurable, se afirma como un gran back, Martínez bien, aunque no fue el de los grandes días y Pepito, por algo debe ser el sustituto de Zamora.

El partido
Ha sonado el silbo. El balón impulsado suavemente por nuestros delanteros comienza a moverse, entrando Hipólito, que corta el avance y Martínez, que impide a Montes pasar, coloca el balón al extremo izquierda que a su vez pasa de largo a su hermano, armándose un gran lío ante Hurtado, que termina en el primer goal de la tarde. Ovación. Los campeones buscan el empate, pero Rubio se halla en todas partes y juega de forma brillante, entrega el balón a Ordóñez, este shoota cruzado y el esférico por el mismo ángulo penetra en las mallas valencianas. Entusiasmo.

El Valencia, con hermosos avances, llegan hasta Pepito; Castelló castiga a los caseros con un free-kick, lanzándolo fortísimo Cubells y deteniéndolo Alanga con estilo y seguridad, despejando Martínez apurada situación. Nuestros peques inician un avance vistoso y científioco que fine con el tercer goal. Van transcurridos 15 minutos de juego; el júbilo en los espectadores es indescriptible. Arrecian los forasteros en sus acometidas y Peral, recogiendo un pase de Montes en off-side, obtiene el primero; protestas en el público por dar válido el tanto Castelló. Se estaciona el juego en el campo valenciano y en una arrancada individual de Montes, de fuerte rasa obtiene el segundo, acabando con un corner contra el Castellón la primera parte.

La segunda parte es llevada a gran tren, los valencianos pretenden sentar su pabellón, pero resultan infructuosos sus ataques ante la muralla de nuestros medios; nuevo avance en primorosos y afiligranados pases cortos, termina en goal de Pinto. Enardecido por este tanto, el Valencia se emplea a fondo, los ataques son llevados con inusitada rapidez, Cubells pasa por entre los defensas a Peral, que de esquinado tiro al ángulo se apunta el tercero. Se aplaude este por su irreprochable factura; momentos de desconcierto en las filas castellonenses son aprovechados por Montes, que obtiene el empate.

El resto del partido transcurre movidísimo efectuándose la mayor parte del juego en campo valenciano: las continuas visitas a Hurtado, nos hacen confiar en la victoria. Se origina una melée ante la puerta valenciana y el balón penetra en las mallas en medio de estruendosos aplausos. Se ensucia el juego, el Valencia no se conforma con este resultado: manos de Peral no se putan, cambio de juego de Esteban lo recoge Doménech, que pasa a Ordóñez, éste burla a Reverter y a Simarro y obtiene el sexto de la tarde, que ha sido el más estupendo. El referée lo anula por haber existido manos de Doménech. Poco después termina el encuentro más emocionante de la temporada.