Ficha de partido: 16.06.1935: FC Barcelona 2 - 3 Valencia CF

Ficha de partido

FC Barcelona
FC Barcelona
2 - 3
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Juan Costa
10'
Juan Costa
40'
Descanso
45'
FrancoBerkessy
45'
José VilanovaBenito Torregaray
45'
PounéNogués
45'
RaichMorera
45'
José Vilanova
58'
Salas
74'
Fernández
87'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Les Corts
Aforo: 60.000 espectadores
Ubicación: Barcelona / España 
Inauguración: 20/05/1922 (Demolido en 1966)

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (34 veces)

Crónica

Partidos de consolación estos entre eliminados de la Copa. De consolación económica, creemos, más que deportiva, porque sus triunfos y sus derrotas, ahora, interesan muy poco. De dos que querían consolarse el domingo, ambos eliminados por el mismo adversario, sólo uno lo consiguió: el Valencia. Tuvo más tiempo para resignarse que el Barcelona porque cayó primero en la Copa y jugó con un poco más de técnica y sobre todo con rotunda superior moral.

Al Barcelona todo había de negársele en la comprometidísima fecha del domingo. Ningún consuelo en un partido de consolación, ni económico (poca gente), ni deportivo, ni espectacular. El momento critico de encontrarse de nuevo en su campo y presentarse a su público tuvo sus emociones. Se presentaría vencido un equipo que prometía, que muy bien podía haber llegado a campeón de España o, por lo menos, a finalista. Y vencido en unas condiciones y por un adversario que... Pero ¿para qué recordar, para qué ahondar más la llaga? ¿No es deportivo saber perder?

El público, sin embargo, no estaba el domingo para «filosofías» y estuvo escarbando en la llaga azulgrana hasta el descanso, silbando y protestando, y alguien se excedió y llegó demasiado lejos, según parece. A Nogués, en el preciso momento en que acababa de hacer una arriesgada salida, voluntarioso y valiente, que no pudo completar (la fortna no depende de la voluntad muchas veces) perdiendo el balón y resultando el segundo «goal» de la tarde, le dirigió un espectador palabras que significarían una ofensa grave y Nogués, con los nervios ardiendo, saltó a la grada a agredir al ofensor. Se produjo el natural revuelo que calmaron los guardias llevándose detenido al espectador. El público en general ovacionó a Nogués para desagraviarle. No discutiremos razones, pero creemos que Nogués hubiera quedado mucho mejor (caballerosa, deportiva y reglamentariamente) si en vez de tomarse la justicia por su mano hubiese denunciado al ofensor, que guardias tenía cerca para poderlo hacer sin perder la oportunidad y no se le escapase.

En las condiciones en que les ponía el público con su severa actitud, los jugadores azulgrana no formaron un conjunto sino de desorden duranto la primera parte. A la desmoralización, bajo forma repentina que ha sido la consecuencia de la misma y falta de compenetración por formar el equipo elementos que no actuaban y jugadores de prueba, se unió el nerviosismo natural de aparecer ante el severo juez que suele ser Las Corts cuando siente que le merman prestigio las actuaciones del equipo. Total: 2-0 favorables al Valencia que fue en el campo, sin realizar un gran fútbol, el único que de vez en cuando jugaba al fútbol.

Entró los tantos Costa, recibiendo un pase de Conde, en el primero, y aprovechando un excelente pase adelantado de Rubio en el segundo. Este fue el pase que salió a interceptar Nogués tirándose a los pies de Costa; perdió el balón y el interior levantino, muy sereno y muy seguro, lo recogió, se lo preparó bien, y fusiló el tanto. Durante los primeros momentos de la segunda parte el Valencia continuó jugando mejor. Consiguió el tercer tanto Vilanova en un fallo de Lecuona que le sirvió el balón. Con el incidente de Nogués el público reaccionó y dejó de ser tan duro, esperando la primera ocasión que lo justificara para sentirse barcelonista. No tuvo que esperar mucho porque el once azulgrana hacía realmente todo lo que podia moral y físicamente para ganarse la absolución. La suerte, sin embargo, les traicionó en varias ocasiones hasta que Salas, en un gran tiro, clavó el balón en la meta que estaba defendiendo muy bien Nebot. Las Corts perdonó con una ovación reanimadora y el equipo local realizó entonces algunas jugadas de cierto mérito, una de las cuales resultó «goal» en pase de García a Fernández que éste, cambiándose el balón de la derecha a la izquierda, remató fulminantemente.

Ya con dos tantos, remontada la ventaja extraordinaria que llevaba el Valencia. Las Corts deseó el empate sin acordarse ya de la eliminación en la Copa, y el equipo azulgrana hizo cuanto pudo para lograrlo pero no sin olvidar por ello muy atinadamente la defensiva pues el Valencia no se dejaba dominar y Arana tuvo que salvar un «coal» que ya casi estaba hecho. Ambos equipos probaron elementos y realizaron substituciones sin que se apreciara nada nuevo en los conocidos ni nada extraordinario en las novedades.