Ficha de partido: 22.10.2009: Valencia CF 1 - 1 Slavia de Praga

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
Slavia de Praga
Slavia de Praga

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Vicek
28'
Jérémy Mathieu
33'
Descanso
45'
Juan MataMíchel Herrero
45'
Ragued
58'
David VillaJordi Alba
62'
David NavarroAsist: Pablo Hernández
63'
Hlousek
66'
Ragued
75'
BelaidSenkerik
77'
Éver BanegaHedwiges Maduro
77'
Trapp
78'
David Villa
85'
KrajcikNaumov
86'
Vomacka
86'
VicekGrajciar
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia (Valencia) 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Slavia de Praga

Records vs Slavia de Praga

Máximo goleador: Hedwiges Maduro (1 goles)
Goleador rival: Vicek (1 goles)
Mayor victoria: 1 - 0 (15.10.1996)
Mayor derrota: Ninguna
Más repetido: 1-0 (1 veces)

Crónica

El Valencia empató hoy, igual que el pasado sábado ante el Barcelona. Si aquel empate dejo un excelente sabor de boca, el cosechado ante los checos deja uno amargo, muy amargo. Porque se pierde la oportunidad de encarillar el pase a la siguiente ronda, porque el rival es el más débil del grupo y porque el juego del equipo dejó mucho que desear. Las carencias del Valencia cuando no juegan sus delanteros titulares quedan al descubierto, al menos eso es lo que se vio ante el Slavia.

No obstante, los primeros minutos hicieron pensar que el partido iba a ser fácil para el Valencia, que empezó con fluidez en su juego, monopolizando la posesión de balón y aproximándose constantemente a la meta del Slavia.

Poco tiempo duró esa sensación de superioridad local aunque el ritmo del partido no cambió. Ya en el minuto 20 dispuso el equipo checo de una oportunidad. De hecho marcaron, aunque no subió al marcador por claro fuera de juego. Pero el tanto del minuto 27 sí que valió. Nació de una galopada espectacular de Hlousek, que dejó con el molde a Miguel y permitió que Naumov hiciera el 0-1.

A pesar del mazazo no reaccionó mal el Valencia. Se activó ligeramente, lo suficiente para poder gozar de dos buenas oportunidades antes del descanso. Ambas fueron abortadas por el portero Vaniak. Especialmente meritoria fue su parada a un disparo a quemarropa de Michel.

Se esperaba que Emery moviera al equipo en el descanso, y así fue. La entrada de Mata por Míchel dio un poco más de claridad al juego local. Su juego no enamoraba, ni mucho menos, pero al menos los checos se veían cada vez más obligados a estar cerca de su área, y se prodigaron cada vez menos en las contras.

Pero como el gol seguía sin llegar, Emery recurrió a Villa, que reaparecía de su lesión a falta de media hora con la 'misión' de guiar al equipo hacia la remontada. No fue suya la jugada del empate, pero éste llegó un minuto después de su entrada en el terreno de juego. Una falta lanzada por Pablo fue cabeceada a la red por David Navarro.

Los minutos siguientes al 1-1 fueron los mejores del equipo. El Valencia encontraba más espacios, ahí si fue importante Villa y parecía que el segundo gol era cuestión de tiempo. Pero no era el día. Esta vez no hubo acierto (dos palos, uno de Villa y otro de Pablo pudieron cambiar la historia del partido y de esta crónica).

Las opciones de victoria prácticamente se esfumaron con la infantil expulsión de Villa (le dio una patada a un rival desde el suelo y con el árbitro a dos metros). Este lance dejó literalmente helados a los valencianistas, que desde ese minuto 85 ya no crearon peligro.

Así el empate, reflejó lo visto en partido en el que al Valencia no le faltó el esfuerzo, pero sí las ideas.