Ficha de partido: 03.07.1927: Valencia CF 5 - 3 CD Castellón

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
5 - 3
CD Castellón
CD Castellón

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Arturo Montes
26'
Arturo Montes
31'
'Picolín' Reig
34'
Martínez
40'
Bellés
43'
Descanso
45'
Montañés
51'
Pedro Curbelo
64'
Arturo Montes
70'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: CD Castellón

Records vs CD Castellón

Máximo goleador: Mundo Suárez (14 goles)
Goleador rival: Montañés (7 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (05.05.1953)
Mayor derrota: 1 - 6 (08.07.1923)
Más repetido: 2-0 (11 veces)

Crónica

Todo partido que enfrente a los dos equipos que en una contienda se clasifican en cabeza, ha de atraer precisamente todo interés y si como en este caso, los títulos obtenidos recaen en quienes más capacitados están para ello, se ha de aumentar en consecuencia el mayor atractivo. Por eso el anuncio de la lucha entre Valencia y Castellón atrajo toda la atención y en ella vióse aumentada luego por de algunos incidentes que su organización ha motivado. El público llenó abundantemente las gradas de Mestalla. Se esperaba ver dilucidada de una vez la supremacía de las fuerzas que se enfrentan, supremacía que al final no se vió por la anormalidad de su desarrollo.

El Castellón presentábase con su equipo casi completo, pero éste casi implica la ausencia de uno de sus más firmes puntales como es su guardameta, el seleccionado alanga que enfermo no puede jugar. Tampoco sus adversarios pudieron oponer la mayor resistencia. Su equipo marcha de excursión y ello no permite utilizar jugadores que enfermos o lesionados pueden dar poso de sí o agraver su situación. Con todo, y como nos han acostumbrado el tiempo y los partidos vistos, no podía ser esto tara como en realidad no lo fué, para el juego que se pusierra en práctica.

Lució, pues, el partido e infinitamente más hubiera podido lucir de no haber mediado las frecuentes interrupciones a que el segundo tiempo dió lugar. El público, aunque ya acostumbrado a los grandes platos, era muy difícil hacerle mover en el sentido admirativo y no obstante en algunos momentos llegó a vibrar con fuerza del más ferviente entusiasmo. Como en los mejores días, aplaudió aquel cuarto goal de Montes, como el tercero del Castellón, y con la misma franqueza premió con sus aplausos las intervenciones defensivas de Cano y Saura como las que las vanguardias tuvieron en su labor.

El marcador no reflejó, una vez más, la persistencia de juego que por una y otra parte se ejerciera. El juego positivista que busca en los goals el rotundo éxito se impuso como había de suceder. De nada valieron al Castellón las combinaciones que en el primer tiempo llevara para estacionar su juego en área adversa si estas habían de ser anulados con pocos, sí, pero rapidísimos avances contra su puerta que no terminadas a tiempo o en firme pero eficazmente terminadas, tuvieron la virtud de declarar en su contra el marcador.

Molina, que sirve juego a Rino, ocasiona con pases de este y Picolín a Montes el primer goal del Valencia, obtenido a los 26 minutos de juego y de un buen tiro. Tan sólo han pasado cinco minutos, cuando es el mismo Picolín quien sirve a Montes, que oportunísimo marca por segunda vez, y luego ya Picolín aprovecha el servicio de Rino para el tercero, el único que Cansarés pudo detener con un poco más de empeño.

El Castellon, marchando por lo positivo, dese cuenta de que dominando debe marcar, y efectivamente, Martínez primero y Bellés después, demuestran su vista y oportunidad para llegar casi al empate. Ese llega al segundo tiempo en el que pasando por alto las soluciones de continuidad habidas, tuvo un principio de juego castellonense con un final espléndido a cargo del Valencia. El empate a tres se produjo por obra de Montañés, que remata un centro de Risco, pero nuevamente el Valencia cobra la ventaja merced ahora a su más eficaz y vistoso juego que tiene su principio en un goal que Byer anuló por off-side de Curbelo, que fué el autor.

Montes remató de cabezazo un centrazo de Rino, y el final consolidó el mismo Montes el triunfo con la colaboración de un señor fallo de Causerás. Tiró tres corners el Castellón por uno del Valencia, todos sin eficacia posterior. Al final, y entre horas, el presidente de la Asociación Valencians de Periodistas deportivos, entregó al capitán del Valencia la copa por ellos ofrecida.

El Valencia hizo un buen partido, pero sin llegar a la brillantez de las últimas actuaciones. Estuvo más oportuno en el remate, y por ello triunfó. Todos jugaron con entusiasmo, sin el cual vióse acompañado en las mejores ocasiones de acierto. Triunfó, sobre todo, Montes, en plena recuperación. Sus cuetro tantos bien lo ponen de manifiesto. Cano, el segundo en méritos, hasta el extremo de que va haciendose insustituible. La defensa tuvo mucho trabajo, y lo resolvió con la mejor voluntad y buena manera. Por los medios, triunfaron únicamente Molina y Amorós, mientras jugó, siendo Rey un ala oportuno. Y de los que restan del ataque, Rino y Cordellat, fueron los más peligrosos, cubriendo bien sus puestos Curbelo y Picolín.

No hay por qué hacer una apología del Castellón, que con su magnífica campaña en el presente campeonato háse colocado ya en la primera fila de los equipos españoles. Hizo un juego espléndido en su conjunto, más justo que nunca incluso fallándole el eje, por Guillén, pero no se han corregido de su defecto esencial de no tirar a goal, con lo cual los resultados que obtiene no reflejan nunca su espléndido juego, Y lo lamentable es que cuenta con delanteros como Martínez, por potencia, y Montañés, en su oportunidad, que saben magníficamente los secretos del tiro a goal. Castellet, también con fama de tirador, no la demostró tampoco. Todo lo cual tiene por resumen el que no ha tenido hoy excepción la regla y he aquí el resultado.

Como elementos salientes tuvimos a Saura por la defensa, Altés en la media, y sobre todo, el primero, calificado cual el mejor para el puesto de seleccionado regional. Del ataque, Martínez, Montanés y Arróniz. Bellés, aunque se corrigió, perdió al principio más de una ocasión y Castellet, en su primera actuación en Valencia, no nos atrevemos a juzgarle. De los que restan calificar: Vidal irregular, y Causarés y Guillén, aunque prometen, todavía son fruto verde.

La dirección del match corrió a cargo de los colegiados valencianos Piquer, Carbonell y Fernández en las líneas y Sanchiz Orduña y Fortis en lso goals. Piquer puso su empeño en mostrarse habilidoso, sin conseguirlo, puesto que dejó descontentos. Por la noche, en el "Lion d'Or" celebróse un lunch en honor de los adversarios, directivos, árbitros, etc, pronunciándose discursos de confraternidad.