Ficha de partido: 23.11.2011: Valencia CF 7 - 0 KRC Genk

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
7 - 0
KRC Genk
KRC Genk

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Jonas Gonçalves
9'
Roberto Soldado
13'
Víctor Ruiz
15'
Roberto Soldado
35'
Roberto Soldado
38'
Dani ParejoVíctor Ruiz
45'
Descanso
45'
SarrVossen
45'
Pablo PiattiSofiane Feghouli
50'
LimbombeHyland
60'
Roberto Soldado
64'
Aritz AdurizRoberto Soldado
70'
Pablo Hernández
70'
NwangangaCamus
72'
Aritz Aduriz
73'
Tino Costa
81'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: KRC Genk

Records vs KRC Genk

Máximo goleador: Roberto Soldado (3 goles)
Goleador rival: Sonk (1 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (23.11.2011)
Mayor derrota: Ninguna
Más repetido: 1-0 (1 veces)

Crónica

El Valencia logró la mayor goleada de su historia en la Champions League tras derrotar al Genk por siete goles a cero. Soldado fue la estrella del partido con tres tantos y Jonas le acompañó con dos asistencias y un gol. Pablo Hernández, Aduriz y Tino Costa se sumaron a la fiesta goleadora para pasar por encima de un inocente Genk. A pesar de la victoria, el Valencia deberá sumar como mínimo un empate con goles para estar en los Octavos de final de la Liga de Campeones después de que el Leverkusen superara al Chelsea en su estadio.

El Valencia arrancó consciente de la importancia del encuentro y trató de ser protagonista en juego y ocasiones. Fruto de esta entrega llegó el primer gol, cuando tras un córner sacado en corto Tino Costa la ponía cerrada para que Jonas, especialista en esta competición con tres goles, cabeceara y pusiera el 1-0 en el minuto 9.

Sin tiempo para la reacción de los belgas el Valencia golpeó por segunda vez y demostró una pegada de la que adoleció en el encuentro de ida. Un robo en defensa dio lugar a una contra de libro en la que Jonas habilitó a Soldado, que tras recortar a Köteles puso el 2-0 y la tranquilidad en la semivacía grada de Mestalla.

Los belgas dieron señales de vida pasados los 15 minutos con un acercamiento de Vossen que Rami y Alves contrarrestaron. Pero el partido era un monólogo del Valencia. Tino Costa, en un lanzamiento de falta, puso en serios apuros a Köteles, que despejó a córner en el minuto 24 y Jonas tres minutos después disparaba desde fuera del área rozando el larguero.

También Pablo Hernández, que volvía al equipo tras su suplencia ante el Real Madrid, tuvo la suya desde la frontal del área pero el balón no fue entre los tres palos. El equipo belga buscó descaradamente a su jugador más acertado en la noche de ayer, el interior izquierdo De Bruyne, que se topó una y otra vez con un inspirado Miguel.

El Genk, tal y como anunció su entrenador en rueda de prensa, salió atacar y pese al resultado adverso trató de construir juego ante un Valencia que se replegó y buscó la contra mediada la primera parte. El centrocampista Camus hizo emplearse a fondo a Diego Alves en el minuto 34 y Vanden Borre puso el balón muy cerca de la portería valencianista acto seguido.

Justo cuando más a gusto estaban los belgas sobre el césped y aparecían las primeras dudas en la afición, el Valencia golpeó de nuevo. Falta rápida que sirvió Tino Costa para Jonas, de nuevo asistente, y Soldado no falló delante de Köteles para poner el 3-0 y el segundo en su cuenta particular. Cinco minutos más tarde, en el 38, de nuevo el delantero valenciano trajo el delirio a Mestalla con el cuarto gol tras rematar en el área pequeña un centro raso de Pablo Hernández.

La movilidad entre líneas de la línea de tres mediapuntas del Valencia marcaba la diferencia y el Valencia se marchaba con los deberes hechos al descanso.

En la reanudación, Emery cambió piezas e introdujo una variación en el centro del campo, donde colocó a Parejo y retrasó a Topal al puesto de Victor Ruiz. El partido pasó a jugarse en el Bay Arena, finalmente el Bayer Leverkusen aguó la fiesta con su victoria en el último minuto, que anuncia un encuentro de alta tensión entre el Valencia y el Chelsea por un puesto en octavos de final.

La curiosidad del encuentro se dio en los minutos previos, cuando el atacante Piatti, que estaba entre los titulares, se vio relegado al banquillo por un error del Valencia, que colocó a Feghouli en el once titular.

La UEFA se negó a rectificar sin que contabilizara como un cambio y Piatti tuvo su oportunidad en el minuto 50, cuando salió al campo precisamente por Feghouli. Con la salida del argentino el Valencia comenzó a acercarse con peligro pero ni el propio Piatti, ni Jonas ni Pablo, en dos ocasiones, fueron capaces de ampliar la ventaja.

De Bruyne fue de nuevo el único peligro de los belgas, y con dos fuertes disparos probó a Alves. Estas ocasiones fueron un oasis en la travesía por el desierto que supuso para los centroeuropeos el partido. Pablo Hernández se reconcilió con la afición y con un disparo colocado pusiera el 5-0. El Valencia estaba jugando uno de los partidos más completos y Aduriz se sumó a la fiesta.

El ariete vasco recogía un pase de Miguel en la frontal del área y con un control orientado dejó atrás a su defensor para castigar de nuevo al meta belga.

El insaciable Valencia jugaba a placer y los belgas solo pensaban en volver a su país para no volver a viajar por Europa en todo el año. El argentino Tino Costa se sumó a la fiesta con un zurdazo dentro del área antes de que poco a poco el partido muriera.