Ficha de partido: 17.03.2016: Valencia CF 2 - 1 Athletic de Bilbao

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 1
Athletic Club
Athletic Club

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Santi Mina
13'
SusaetaMuniain
25'
Aderlan Santos
37'
Santi Mina
40'
Javi Fuego
42'
Descanso
45'
Raúl García
47'
Dani ParejoJavi Fuego
68'
André Gomes
74'
Aduriz
75'
IturraspeSabin Merino
75'
LekueBalenziaga
75'
Sofiane FeghouliRodrigo Moreno
75'
Laporte
77'
Rubén Vezo
82'
Paco AlcácerAndré Gomes
83'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Athletic Club

Records vs Athletic Club

Máximo goleador: Mundo Suárez (19 goles)
Goleador rival: Zarra (20 goles)
Mayor victoria: 5 - 0 (03.04.1949)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.10.1954)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Victoria merecida del Valencia en Mestalla ante un Athletic que salvo alguna jugada aislada no supo llevar el ritmo y control del partido al no ser capaz de llevar a cabo el juego al que acostumbran hasta pasados 75 minutos. Pese a ello, la eliminatoria se la llevaron los de Valverde por el doble valor del gol visitante.

Empezaban los levantinos revolucionados, tratando de imprimir intensidad para sorprender a unos expectantes bilbaínos a los que a base de acoso y derribo lograron reducir a la mínima expresión; un par de rigurosas faltas señaladas por el colegiado italiano terminaban por desquiciar a los de Lezama, que para el minuto trece veían como una contra conducida magistralmente por Gayá tras un peligroso disparo de Aduriz acababa en sus redes, al aprovechar Santi Mina el rechace de un potente derechazo de Negredo ante la inoperancia de la defensa visitante.

La tarde no continuaba mejor para los bilbaínos, que se veían desbordados ante la apuesta de Neville de adelantar las lineas con un 4-4-2, colocando a un activo Santi Mina junto a Negredo y por el bajo rendimiento del medio del campo visitante, incapaz de hacer lo que hace fuerte al Athletic, robar balones en la linea de tres cuartos, ni de lograr pases verticales precisos hacia la delantera.

Pese a no tener un dominio claro del balón, el Valencia protagonizaba las situaciones de peligro y minutos después André Gomes remataba un centro certero de Vezo, que de no haber rebotado en la espalda de Negredo, hubiera significado el segundo para los ches. El Athletic seguía perdido, incapaz de jugar la pelota, máxime tras la lesión de Muniaín que obligo al técnico visitante a sacar a Susaeta el cual tardó en entrar en el partido. Cada pelotazo visitante buscando a Aduriz o Raúl era repelido por la defensa valencianista como si de un muro se tratara, llevándose además los locales el balón en la mayoria de las disputas que se creaban en segundas jugadas, y siguiendo a lo suyo con rápidas internadas Pero en numerosas ocasiones eran los propios rojiblancos los que se complicaban la vida a base de imprecisiones y pases imposibles, además de una por momentos preocupante falta de intensidad y concentración; parecía que los de Valverde jugaban con el campo cuesta arriba, también a la hora de atacar, momento en el que estaban mas preocupados por volver a bajar que por sumar efectivos a tiempo para la jugada.

El Valencia se sentía cómodo aprovechando estas carencias de juego, y en un corner provocado por una buena jugada individual de Santi Mina ante una, de nuevo, blandita defensa bilbaína, que se gira ante los disparos, llegaba el segundo gol local, allá por el minuto 37, al rematar Aderlan Santos un preciso y potente centro de Gayá; que cada vez recuerda mas al de la temporada anterior. El Athletic siguió sin reaccionar hasta los últimos minutos de la primera mitad cuando un fuerte disparo de Laporte obligo a esforzarse a Ryan desviando a corner con una bonita palomita.

La segunda mitad comenzó de manera similar, al Valencia le salían las jugadas que no había conseguido enlazar en toda la temporada, consecuencia también de una implicación inédita en muchos encuentros, y el Athletic sabía sin saber contrarrestar la avalancha del conjunto del murciélago. Sin embargo, poco a poco el dominio de la pelota y del juego, que no de las ocasiones, fue de los vizcaínos que aumentaron el juego de balón por el suelo y la posesión en zona neutral. Los Valenciacnos estaban cómodos con el resultado y pese a sendas ocasiones de Gayá y Rodrigo, las internadas en terreno de los leones se iban reduciendo. Neville introdujo a Parejo ante la lesión de Javi Fuego además de a Feghouli por Rodrigo, y el juego bilbaíno volvió a resentirse, pidiendo un cambio a gritos en las filas visitantes.

El tan solicitado cambio llegó de manera doble en el minuto 75, Iturraspe y Lekue sustituían a unos desfondados Merino y Balenziaga y en la jugada siguiente llegaba el gol que clasificaría a posteriori al Athletic. Susaeta controlaba un balón, posiblemente con la mano, y prolongaba por alto para que Raul García en carrera volviera a peinar el esférico con un sutil toque de tacón que dejó solo ante Ryan a un Aduriz que tan solo tuvo que apuntar hacia un lado y tocar levemente la pelota.

El mazazo fue de peso y pese a las intentonas desesperadas de los de Neville por empatar, con un recién entrado Paco Alcácer, no supieron llevar a buen puerto la ventaja conseguida en la primera parte, chocando contra Herrerín en las numerosos ataques que protagonizaron hasta el final, siendo destacable un disparo a bocajarro que supo atajar el portero bilbaíno en los últimos minutos. Un Valencia que si jugara todos los partidos como el de hoy, no estaría en la tesitura en la que se encuentra en estos momentos.