Ficha de partido: 11.09.1976: Real Sociedad 2 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Real Sociedad
Real Sociedad
2 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Jesús Martínez
19'
Murillo
34'
Descanso
45'
Muruzábal
51'
EsnaolaChoperena
65'
Lobo Diarte
67'
Johnny Rep
68'
Enrique Saura
70'
Cortabarría
71'
BoronatMuruzábal
78'
Juan Carlos ÁlvarezMiguel Ángel Adorno
86'
Murillo
87'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Atocha
Aforo: 26.700 espectadores
Ubicación: San Sebastián / España 
Inauguración: 04/09/1913

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

Casi lleno en Atocha para el encuentro inaugural de la Liga en Primera División. Terreno de juego en magníficas condiciones. Tarde agradable. Se inauguraba una nueva grada con 4.000 localidades nuevas. Arbitró el señor Medina Iglesias, bien. Acaso un poco severo en la sanción de los penalties. En el minuto diez de partido mandó cambiarse de jersey a Arconada, que verstía los mismos colores, azules, que el Valencia.

Goles: 1-0, a los 51 minutos. Jugada de Idígoras con pase adelantado a Muruzábal que due derribado en el área. El propio Muruzábal se encargó de lanzar la falta engañando a Balaguer. 1-1, 67 minutos. Fallo de Murillo y Cortabarría en un despeje y Diarte, desde cerca, bate a Arconada. 1-2, 71 minutos. Castigo al borde del área qu saca muy bien Adorno, obligando a Arconada a repeler el balón que iba al ángulo, al caer Saura lo remató de cabeza a la red. 2-2, 88 minutos. Idígoras es derribado en el área cuando iba a rematar de cabeza. Murillo lanza el penalty y marca.

El Valencia y la Real Sociedad han ofrecido esta noche un gran encuentro de fútbol, un bello espectáculo en el que comenzó mandando la Real para, a partir de la media hora, ir pasando a dominador un Valencia que ha demostrado poseer un gran conjunto, cuajado de figuras que pueden resolver un partido, aunque en esta ocasión fuera lo contrario, pues a los 12 minutos de la segunda parte el señor Medina Iglesias sancionó con penalty un derribo a Kempes, que él mismo se encargó de lanzar muy bien a un ángulo, para que Arconada realizara una sensacional parada.

En la primera mitad, el Valencia jugó como lo hacen todos los equipos en sus desplazamientos, retrasado, al contragolpe, facilitando el dominio realista y la posesión del balón que jugaron muy bien los donostiarras desde atrás, siendo Zamora el motor del conjunto, magníficamente ayudado en el centro del campo por Diego e Iriarte. Se produjeron los ataques contra la puerta de Balaguer, rodeado de compañeros, lo que evitó que la delantera blanquiazul hallara hueco para el remate, que lo intentaron desde lejos y sin demasiado parligro. Pero en réplica, el Valencia no creó peligro para Arconada hasta el minuto 20 de juego, en escapada de Kempes que salvó Arconada despejando el peligro con los pies. Siguió el dominio realista con escaso peligro para Balaquer que se mostraba muy seguro.

Pasada la media hora el Valencia adelantó un poco sus filas y la gran labor de Saura y Tirapu en el centro del campo significó balones para el trío de remate, que no obstante era bien contenido por la defensa donostiarra. Diarte remató bien a los 35 minutos de cabeza, para que Arconada detuviera sin dificultad.

En la segunda parte el Valencia pareció salir más dispuesto, sobre todo desde el temprano gol de Munuzábal en el primer penalty. Atacaron los azules a fondo y se hizo falta a Kempes sancionada también con el máximo castigo. Al no traducirla se creció la Real, que dominó unos minutos, para que volviera otra vez el conjunto che a la carga, adelantándose en el marcador merecidamente, a pesar de las paradas que realizó en poco tiempo el meta guipuzcoano.

Luego, con el 1-2, el Valencia volvió a ser un equipo como todos los demás, no importa su categoría. Se echaron sus hombres atrás facilitando de nuevo la labor de los realistas, que acosaron desde todas partes. Kempes salvó bajo los palos un remate de Satrústegui. Luego, Balaguer se luciría en remate de cabeza de Idígoras, y llegó el segundo penalty favorable a la Real que iba a decidir el partido, porque, en los pocos minutos que restaban hasta el final los dos equipos parecieron conformados con el reparto de puntos.

Un gran partido entre dos buenos rivales. El Valencia demostró la categoría de sus jugadores. Hay seguridad y tranquilidad en la zaga, mucho fútbol en el centro del campo, con un Saura en pleno destacado, y peligrosidad y rapidez en el trío de ataque, que tuvieron la mala suerte de encontrar enfrente a unos rivales jóvenes y más veloces en las jugadas decisivas.

La Real comenzó y terminó muy bien. Pasó unos baches producto del mejor juego del Valencia, pero suplieron con coraje las situaciones difíciles y consiguieron un empate que se puso muy difícil. Murillo con Cortabarría, descollaron en la defensa e Idígoras en el ataque, contando bajo los palos con un Anconada que estuvo sencillamente sensacional.