Ficha de partido: 23.01.1977: Valencia CF 1 - 0 Real Sociedad

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 0
Real Sociedad
Real Sociedad

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Johnny Rep
36'
Pepe Carrete
39'
Descanso
45'
Miguel Ángel AdornoJuan Carlos Álvarez
66'
Olaizola
73'
Ángel Castellanos
87'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

La Real Sociedad venia precedida de la fama que le da su óptima clasificación y la abundante selección de jugadores de su plantilla para las filas de la selección nacional. En verdad, en Mestalla ha mostrado que es un buen equipo joven y acometedor, que se las ha mantenido tiesas al Valencia y sólo ha tenido que inclinarse por un gol y con grandes dificultades.

Sin embargo la Real ha exhibido también algo que no se puede aplaudir y han sido bastantes malos modos, especialmente por parte del extremo Idígoras al que quizás él árbitro le ha tolerado demasiado. El partido ha sido de una extraordinaria emoción en todo él, abundando esta circunstancia más que el buen juego. En la primera parte el Valencia atacó a fondo desde el principio tomando la iniciativa que sólo muy esporádicamente dejaría en manos de al Real Sociedad. Sin embargo su juego, teñido de entusiasmo y de coraje no fructificó hasta los 37 minutos en que la habilidad y la visión de Rep, que hoy había de ser el mejor jugador en el campo, resolvió la papeleta con un gol de antología batiendo a Arconada por un ángulo. Hasta entonces el Valencia había mantenido la iniciativa pero sin ligar un fútbol perfecto ni mucho menos, aunque eso sí, lleno de coraje. Carrete, que habíade marcar a López Ufarte, el extremo izquierda realista, que deambuló por el centro del campo y obligó a que el defensa valencianista le siguiera y convirtiéndolo prácticamente en el mejor creador de juego para el equipo blanco.

Pasados los veinte minutos la ofensiva valencianista remitió algo y fueron algo más frecuentes los contraataques de la Real, aunque en verdad ésta tuvo pocas ocasiones, siendo la más clara un remate de López Uarte que salió ligeramente desviado. También por parte del Valencia, hubo una gran jugada de Carrete, cuyo remate Arconada desvió apuradamente a córner. En los últimos minutos de la primera parte la defensa valencianista, que acusó algunos fallos, propició contraataques de la Real sin resultado.

En la segunda parte el juego mantuvo la misma vibración que antes, con iniciativa siempre del Valencia, pero un juego que no acababa de ligarse totalmente. A los 16 minutos, al sacarse un golpe franco por falta a Rep, Juan Carlos, en posición de fuera de juego, marcó un gol que el árbitro no concedió. Persistió la presión valencianista a partir de los 16 minutos, cuando Adorno sustituyó a Juan Carlos, lo que hizo que el juego cobrara una mayor precisión teniendo su momento álgido a los 38; cuando Castellanos fue expulsado del campo por propinar una patada a Idigoras en una fricción entre los dos.

En los últimos minutos, jugando el Valencia con diez hombres, mantuvo su presión pero ya no se alteró el resultado. La victoria del Valencia puede considerarse justa dentro de ese tono que ha tenido el partido de un constante toma y daca entre un equipo joven, animoso y batallador como la Real y el Valencia, que hoy tuvo que imponerse a fuerza de coraje y de entusiasmo. Sin embargo las mejores ocasiones fueron suyas y la victoria en definitiva se la lleva con justicia. Rep y Carrete fueron los mejores jugadores valencianistas, destacando en la Real la buena actuación del guardameta Arconada, el juego defensivo desplegado por Gaztelu y Cortabarría y el brioso fútbol de creación que realizó el joven López Ufarte.

A lo largo del partido se tiraron al campo algunas almohadillas y botes de cerveza dirigidos contra el árbitro y también en alguna ocasión contra el guardameta de la Real, Arconada.