Ficha de partido: 26.02.1976: Sant Andreu 0 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Sant Andreu
Sant Andreu
0 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
AbadDoval
30'
Descanso
45'
Martí FilosíaPaquito
45'
Rafael DomingoFernando Tirapu
75'
Rafael BarreroJesús Martínez
83'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Narcís Sala
Aforo: 7.000 espectadores
Ubicación: Barcelona / España 
Inauguración: 1970

Rival: Sant Andreu

Records vs Sant Andreu

Máximo goleador: Mundo Suárez (5 goles)
Goleador rival: - (3 goles)
Mayor victoria: 8 - 2 (11.05.1940)
Mayor derrota: Ninguna
Más repetido: 3-0 (1 veces)

Crónica

Se cumplió el pronóstico y una vez más el pez grande se comió al chico. La sorpresa siempre es posible y más aún en el Torneo del KO, que justifica este apelativo en numerosas ocasiones. Sin ir más lejos, el día anterior se produjo un inesperado y extráño resultado en el bilbaíno San Mamés, pero en términos generales suele imperar la lógica y esto fue lo que una vez más, sucedió en esta oportunidad y el Valencia consiguió su pase a la siguiente eliminatoria, dejando en la cuneta al San Andrés.

Muchos minutos aguantó el equipo andresense la imbatibilidad en el partido de ida, disputado en el Luis Casanva. Los méritos rojigualdos en aquella oportunidad no merecieron encajar tres goles en las postrimerías, pero aquello resultaba ya inamovible y este resultado condicinó sobremanera las actuaciones de unos y otros en este choque de vuelta.

El Valencia presentó un equipo de suplentes. Muchachos, en su mayoría, jóvenes e inexpertos, que corrieron y lidiaron, pero sin coordinación alguna, ni demasiadas ideas. A todo esto es preciso añadir el afán conservador inculcado a los pupilos de Mestre y podremos conocer a groso modo a cuál fue la tóníca del juego valencianista.

Por parte local sucedió otro tanto. Claro que las razones eran distintas, porque, de forma indirecta, se aguardaba con recelo al potente equipo valenciano y existía el lógico realismo al considerar como prácticamente imposible el darle la vuelta al marcador, establecido dos semanas antes. Asimismo, el relevo técnico acaecido en, el conjunto andresense hacía propicia la ocasión, como ya había anunciado el nuevo preparador, para efectuar pruebas, principalmente por lo que a la linea de vanguardia se refiere. Hubo hasta un total de seis novedades en el once inicial y, claro está, faltó la debida coordinación.

A pesar de todo, el encuentro resulto interesante. Se vieron en acción a diversos elementos que, en un futuro más o menos inmediato, pueden resultar muy útiles y hubo un generalizado espíritu de lucha. Esto fue indudable. Tanto que en ocasiones el propio afán por culminar jugadas propiciaba fallos incomprensibles, comunes a los dos equipos.

El San Andrés protagonizó unos 25 minutos de juego muy interesante. Fueron los inicios del choque, que inclusó en algunos momentos hicieron presagiar la llegada de goles y una garantía de emoción en la segunda parte. Fue una salida en tromba, donde Paquito, Díaa y Blanquito les ganaban reiteradamente la partida a sus respectivos pares Planelles, Saura y Ferrer Díaz. En punta los extremos locales se mostraron muy batalladores y Garrido ensayó el disparo en numerosas ocasiones. Los tímidos y escasos avances valencianietas fueron siempre controlados en zona central, donde la sobriedad de Tovar y la sensacional actuación de Cortés neutralizaron cualquier peligro.

Paulatinamente, era lógico esperarlo, los centrocampístas rojigualdos acusaron el esfuerzo realizada y los últimos compases del primer tiempo y gran parte del segundo resultaron aburridos, porque la iniciativa y la ambición correspondió por entero al conjunto barcelonés y el Valencia, pese a su superioridad técnica y dosificación de energías, nunca intentó un juego ofensivo o cuanto manos sereno y eficaz. Sus hombres se limitaron a destruir y despejar balones, dentro o fuera del campo, de forma sistemática.

Sin ambición, la mínima exigible, nunca dieron sensación de peligro y aunque bien es cierto que cumplieron su objetivo y superaron la eliminatoria, defraudaron a los espectadores que esperaban algo más de un equipo de superior categoría. Sin pecar de triunfalistas, podemos afirmar que el San Andrés. se hizo acreedor al triunfo. Lo cual no significa que pudiera dar la vuelta a la eliminatoria, pero ocasiones para batir a alaguer tuvieron los, delanteros rojigualdos. El rumbo del partido, y probablemente una mayor dosis de emoción, pudo y debió haber cambiado a los 14 minutos de juego, cuando Cortés, en un avance desde su área, disparó muy fuerte y el balón fue rechazado por la madera. Cuando faltaban unos 20 minutos para la terminación del encuentro el conjunto local volvió a apretar el acelerador y se deaperdició la segunda y gran oportunidad de gol, cuando una vez más la madera rechazó un fuerte disparo de Martí Filosía, cuya trayectoria había desviado ligeramente el guardameta Balaguer.