Ficha de partido: 11.04.1976: Valencia CF 0 - 0 Athletic de Bilbao

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 0
Athletic Club
Athletic Club

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
Óscar Rubén Valdez
49'
'Quino' SierraJuan Planelles
84'
GuisasolaRojo II
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Athletic Club

Records vs Athletic Club

Máximo goleador: Mundo Suárez (19 goles)
Goleador rival: Zarra (20 goles)
Mayor victoria: 5 - 0 (03.04.1949)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.10.1954)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Un nuevo punto negativo para el Valencia, en esta ocasión ante el Athletic de Bilbao, y eso era lo que realmente podía esperarse, dada la irregular marcha del Valencia, pues los dos negativos que venía arrastrando desde hace unas fechas, se han aumentado en uno más, y al final de la Liga posiblemente estarán más aumentados, pues tienen pocas posibilidades de reducirlos y, en cambio, los visitantes que ha de tener en Valencia, pueden arañarle alguno más.

En verdad, el Athletic se ha llevado un punto de Mestalla con el eficaz juego de contención que ha hecho, pues aún sin hacer el cuadro local un buen partido, con una primera parte bastante apagada y débil, la reacción que en el se operó en la segunda, y que le dio él dominio absoluto en ella, que han tenido desde el primero hasta el último minuto, pudo permitirle el haber ganado el partido, aunque fuese con apuros. No puede olvidarse aquel espléndido remate de Eloy, que rechazó un poste y el bombardeo continuo que sufrió la puerta de Iríbar, aunque el acierto no acompañara las acciones de los delanteros blancos.

La primera parte fue en general nivelada; hubo un cuarto de hora valencianista de dominio y una reacción bilbaína pasterior con un juego más conjuntado y con más prestancia como equipo. El Valencia; aunque dominó en ese cuarto de hora inicial, sus acciones eran más individualistas y carentes de la necesaria coordinación. Total, que aunque remató bastante, lo hizo desde lejos y en condiciones poco inquietantes para Iríbar. El Athletic no forzó las situaciones y tan sólo realizó dos o tres jugadas brillantes que, por cierto, resolvió muy bien el capitán valencianista Jesús Martínez.

El empate a cero con que se llegó al descanso, constituía un peligro para el Valencia, que trató de resolver en la segunda parte imprimiéndole una velocidad, enorme al juego y una codicia constante; el balón quedó casi de una manera permanente localizado en el área de penalty bilbaina, sobre la que se desarrolló todo el juego. A los 5 minutos, una jugada bien ligada de los merengues, terminó con remate de Eloy que rechazó un poste. En la jugada reclamaron los jugadores valencianistas falta en el área del Bilbao que, la verdad, no vimos; y el árbitro, por la vehemente protesta que le hizo Valdez, le enseñó tarjeta blanca.

Persistió el dominio valencianista con un juego, sino de calidad, al menos lleno de vigor y codicia; pero el Athletic dedicó todos sus esfuerzos a defender, con sólo algún que otro contraataque, sin pasar verdaderos apuros, salvo en esta jugada citada, a los 5 minutos. Así se mantuvo el partido hasta el final, en que llegamos sin que funcionara el marcador. Cierto desencanto para la «hinchada», que confiaba en que, al menos en casa, no volvieran a perderse más puntos. Pero realmente el Valencia, con una actuación acorde con lo que ha sido su característica en la temporada, ha hecho algún mérito más que el Bilbao por su acción de la segunda parte, pero no mucho más.

El juego en la defensa ha radicado en las subidas al ataque de Cerveró, que en muchas ocasiones carecía de extremo a quien marcar y en la firmeza de Martínez. En la media, en cambio, flojeó, pues, Claramunt no estuvo nada inspirado, y en la delantera, lo mejor fue el juego acometedor del centro delantero Eloy, que estuvo siempre en posición de ataque, buscando el gol con afán. El Athletic de Bilbao ha hecho un partido cómodo y de contención que le ha salido bien. Iribar intervino bastante, pero sin muchos apuros, y la defensa se mantuvo bien; en la media, Villar e Irureta trabajaron mucho, y en la delantera fue Amorrortu el más acosador.