Ficha de partido: 27.02.1972: Valencia CF 4 - 0 Celta de Vigo

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
4 - 0
Celta de Vigo
Celta de Vigo

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Abelardo GonzálezJuan Luis Meléndez
45'
Descanso
45'
'Quino' Sierra
59'
José Vicente Forment
61'
SanrománDoblas
61'
SucoLezcano
64'
'Quino' Sierra
73'
José Vicente Forment
76'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

El Estadio Luis Casanova registró un lleno total y absoluto, recibiendo al Valencia con abundantes y reiteradas manifestaciones de enfado como consecuencta de sus ultimas malas actuaciones, mientras al Celta se le tributaba una gran ovación por la simpatía que aquí se le tiene y por el gesto de haber tributado un recuerdo al que fue gerente del Valencia, Vicente Peris, en cuyo homenaje póstumo los jugadores del Valencia lucían crespón negro en señal de duelo y es guardó un minuto de silencio antes de irticiarse el partido.

El encuentro dejó mucho que desear en el primer tiempo, que fue la antítesis del segundo, sobre todo por lo que se refiere al equipo local. El Valencia salió con mucho ánimo, empleándose con fuerza y entusiasmo; Valdés hizo inicialmente unas cuantas jugadas de calidad para perderse después en el anonimato. Pero el Valencia, no obstante la buena voluntad que ponían Martínez y Paquito, no iba adelante porque se rompía una vez más por el centro y el Celta le ganaba siempre en velocidad, imponiéndose su juego. Pese a ello, fue el Valencia al que creó más ocasiones de peligro, sin que nunca fueran a cuajar por falta de rematadores; con una jugada da Quino, que pudo terminar en gol, y otra del delantero centro céltico, Doblas, que a bocajarro, tropezando la pelota en Meléndez, al que el balón le rebotó en la cara, se llegó al descanso con empate a cero y lá natural decepción en los seguidores del Valencia que también manifestaron ruidosamente su enfado.

En la segunda parte, el Valencia cambió al portero, saliendo Abelardo por lesión de Meléndez, y desde el primer momento Paquito volvió a ser el Paquito tan querido y admirado de los valenctanos, dirigiendo el juego desde el centro del campo, con distribuciones muy oportunas y entregas magnificas. En el minuto 13, como consecuencia de un córner que sacó Valdés remató Sergio; el rechace del portero lo recogió Quino, que marca el primer gol del Valencia.

A partir de aquí, el Valencia cambia por completo y en 20 minutos marcaría cuatro tantos, para conseguir una victoria clara de 4-0. Asi fue ron los tantos: en el minuto 17, tras de un avance del Celta, Paquito se hizo con la pelota en el centro del campo, corrió hacia su izquierda centrando muy bien, y Forment, que seguía la jugada, marcó el segundo tanto. Se producen dos cambios en el Celta: Sanromán sustituyó a Doblas, que resultó lesionado en la primera parte, y Suco, por Lazcano. En el minuto 28, como consecuencia de otro córner sacado por Valdés, Quino cabecea al ángulo y marca el 3-0. Y dos minutos más tarde en otra jugada estupenda de Paquito, éste entrega a Valdés, quien pasa a Forment que con gran habilidad remata marcando el cuarto gol valenciano que hunde definitvamante al Celta.

Y el último cuarto de hora fue de mero trámite para el Valencia, que no se esforzó nada en aumentar el tanteo, mientras que el Celta realizaba intentos tan desesperados como inocentes, que no le han dado ningún resultado positivo. Un triunfo local que ha tenido dos artífices: de un lado Paquito que dirigó el juego como en sus buenos tiempos; y de otro, además de la facilidad rematora de Quino, el acierto de Forment, que no obstante el descentro natural de no jugar partidos, ha realizado un segundo tiempo estupendo, mostrando su gran clase rematadora.

Con este partido, se rehace el Valencia de sus anteriores tropiezos y dando ocasión a que el público se recreara en esta segunda porta, dispidiéndole con una gran ovación.