Ficha de partido: 31.10.1970: FC Barcelona 0 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

FC Barcelona
FC Barcelona
0 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Pep Claramunt
11'
Descanso
45'
'Poli' MuñozSergio Lloret
68'
Óscar Rubén Valdez
83'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Camp Nou
Aforo: 99.354 espectadores
Ubicación: Barcelona / España 
Inauguración: 24/09/1957

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (33 veces)

Crónica

La buena marcha del Barcelona en la Liga, subrayada el último domingo con el meritorio triunfo alcanzado en Chamartin, se vio truncada por el Valencia, que se llevó los tres puntos en el partido disputado en el Nou Camp.

El Valenica se mostró como un equipo homogéneo, peligrosísímo por su rapidez, muy bien dirigido tácticamente y como un rival, en suma, de toda consideración. Pesaron sin duda en el desarrollo y desenlace del partido, los factores de tipo psicológico siempre tan importantes y que en esta ocasión jugaron su baza a favor de los valencianistas: primer gol obtenido antes del cuarto de hora, falta de fortuna rematadora en los ataques locales y, como factor, sin duda decisivo, el penalty fallado, que, contra todos sus buenos deseos, afectó sensiblemente la moral del Barcelona. Pero, pese a todo ello, no olvidamos al Valencia, que ha sido el responsable directo de lo ocurrido, La marcha del once de Mestalla en el campeonato, no nos hacía creer que le viéramos, como le hemos visto, tan en forma, pero si mantiene el tono de juego que ha exhibido en esta ocasión en el Nou Camp, este será uno de los equipos con los que sin duda habrá que contar en las zonas más altas de la tabla.

El partido se inició con presión local y las lógicas precauciones defensivas de los visitantes. Las primeras jugadas de compromiso se dieron ante el marco de Abelardo, que en sus primeras intervenciones acusó un cierto nerviosismo. Pero pronto llegaron las primeras contrarréplicas valencianas, peligrosas, y orquestadas una y otra vez por Pellicer y Antón, libres de la severa vigilancia que hubiese sido precisa.

Y así a los doce minutos escasos de juego, llegó el primer gol visitante, que constituyó una gran decepción para los abarrotados graderíos, optimistas a ultranza que se veían enfrentados con un contratiempo mayúsculo que ni habían previsto. Avance por la izquierda de Valdez, Pellicer y Forment que, desde el área retrasa sobre Claramunt que remata casi a ras de suelo y al ángulo, haciendo inútil la estirada de Sadurni. También el Barça acusó el golpe y durante unos minutos cundió el desconcierto entre los azulgrana mientras el Valencia mandaba con plena autoridad sobre el campo.

Pero se produjo la lógica recuperación barcelonista, que intensificó su presión y aún que un tanto desordenadamente consiguió crear situaciones de máximo peligro. Marcial, Juan Carlos, Reixach y Pujol remataron amenaza doramente situaciones de gol auténticas, pero la inspiración de Abelardo —superado su nerviosismo inicial— unas veces y otras la falta de fortuna, hicieron que el intenso dominio no tuviese traducción en el marcador. Hubo un período de unos diez minutos de duración, que se llegó a clara situación de embotellamiento de los visitantes, pero faltó quien supiera ordenar la ofensiva y descubrir el hueco propicio para igualar el tanteo.

Los azulgranas iniciaron bien el segundo tiempo. Atacó a fondo, mostrándose sensiblemente más ordenado que en la primera mitad. Las coladas de Rifé se sucedieron, y en unos pocos minutos Abelardo efectué dos o tres intervenciones extraordinarias salvando el gol que ya se coreaba. A los 9 minutos, tras un avance Reixach-Rifé, Juan Carlos fintó la entrada de un defensa y ya dentro del área pequeña fue derribado, creemos que por Tatono cuando se disponía a chutar. El señor Orrantía no vaciló ni un segundo en decretar el penalty. Martí Filosía, encargado del lanzamiento, lo hizo defectuosamente y Abelardo que adivinó lía dirección del disparo, consiguió desviar el esférico.

Tras el fiasco del penalty el Valencia se creció y en las filas azulgrana arreciaron los síntomas de nerviosismo y desconcierto. Y ya en medio de este clima, llegó la jugada que facilitó a los visitante remachar su victoria con un segundo tanto que ya no tenía apelación. A ocho minutos del final el Barcelona preso del nerviosismo, el exterior Valdez aprovecha una indecisión, para remachar el triunfo valencianista.