Ficha de partido: 04.04.1971: CE Sabadell 0 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

CE Sabadell
CE Sabadell
0 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
José Ramón FuertesSergio Lloret
52'
SorianoQuiles
70'
Antón Martínez
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Nova Creu Alta
Aforo: 20.000 espectadores
Ubicación: Sabadell (Barcelona) / España 
Inauguración: 20/08/1967

Rival: CE Sabadell

Records vs CE Sabadell

Máximo goleador: Mundo Suárez (9 goles)
Goleador rival: - (6 goles)
Mayor victoria: 6 - 1 (09.10.1966)
Mayor derrota: 1 - 4 (27.12.1921)
Más repetido: 1-0 (5 veces)

Crónica

Triunfó el Valencia en el último minuto con un gran gol de Antón, que fue el mejor hombre en el campo, que más adelante comentaremos. Hay a quien aun venciendo, le ha decepcionado este Valencia, no viéndole línea dé campeón, A mí no. No hizo quizá en la «Nova Creu Alta» un gran partido. Jugo al aire a que ahora nos tienen acostumbrados los grandes en campo ajeno, o sea resistir bien atrás, desgastar los nervios y las fuerzas del adversario, péro siempre teniendo a punto la espada peligrosa del contraataque, con el que tarde o temprano, si las cosas no ruedan mal, consiguen a fin de cuentas la estocada decisiva

Pero por debajo de su actuación más o menos feliz lo cierto es que el Valencia dio, en todo momento, la sensación de ser una fuerza dura y compacta, un equipo sólido, bien puesto en el campo, bien preparado y con enorme confianza en sus posibilidades. Su zona de atrás tiene un enorme poder. Defensas atléticos, duros, que cortan con vigor, cometiendo no pocas faltas, pero con la gran visión de no hacer ni una sola, ni dentro del área, ni en sus cercanías. Esta solidisima muralla situada en una zona en la que no podían haber confusiones formada por Antón, Vidagany, Aníbal y Sol, fue el primer ladrillo de esta victoria importantísima.

De todas formas este éxito es, ante todo, el triunfo personal de un jugador, el defensa Antón, que remató con un tanto de bandera de más de treinta metros, un partido tan completo como espléndido. Hoy día en que en el actual fútbol, la acumulación de centro campistas ha convertido la zaga central en una zona tan confusa, en la que es difícil se erija un hombre con mando y personalidad, ha cobrado gran importancia este tipo de defensa que puede desplegarse, por sus facultades y visión de la jugada, y pasar rápidamente a la delantera para crear allí superioridad numérica.

No es fácil, desde luego, cubrir este papel sólo posible en futbolistas muy bien dotados físicamente, con mucha fuerza y fuelle, y teniendo además un sentido ofensivo. Porque primero — y lo hizo muchas veces Antón — hay que cortar el avance adversario, controlar el balón, corer adelante con él, seguir la acción, dispuesto siempre a volver rápidamente a la zona que se dejó.

El internacional valencianista estuvo espléndido toda la tarde en esta misión en la que puso garra, inteligencia y gran fútbol. Y su tenacidad y excelente juego, un fútbol directo, potente, práctico tuvo la gran recompensa en esta acción que inició de atrás en el último minuto, para despegar a un Marañón que ahí estuvo mal, dársela a Paquito quien se la devolvió y largar un obús con la derecha, que a mi juicio aunque Martínez sorprendido no se movió, era imparable, por la sorpresa, el efecto y la angulación que dio Antón a esta pelota de oro, que es la que quizá, a la larga habrá dado el título al Valencia, si lo gana.