Ficha de partido: 25.10.1959: Valencia CF 3 - 2 Athletic de Bilbao

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 2
Athletic Club
Athletic Club

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
José Raúl Aveiro
19'
Markaida
23'
Descanso
45'
Daniel Mañó
71'
Arieta
83'
Vicente Piquer
89'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Athletic Club

Records vs Athletic Club

Máximo goleador: Mundo Suárez (19 goles)
Goleador rival: Zarra (20 goles)
Mayor victoria: 5 - 0 (03.04.1949)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.10.1954)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Al fin, la providencia se ha apiadado del Valencia en un instante crítico como pocos se han dado en el curso de su vida, y ha permitido superar toda suerte de adversidades, y apuntarse una victoria sobre el Atlético de Bilbao, en mucho mejor forma de la que se presumia, cuando ya la igualada parecia iba a ser el resultado definitivo.

Lo ha merecido, sino por la calidad de su juego, infinitamente superior al de sus adversarios, sí por el entusiasmo y por la fe que pusieron la mayor parte de sus componentes, llegando los tantos por la acción individual de sus autores, y en resultas de avances bien llevados, o del juego de conjunto que no se vió por ninguna parte, contrastando con el excelente partido realizado por los de San Mamés, a los que el público les dedicó merecidamente su aplauso. Pero la ovación final, fue para el Valencia que, en el curso del partido, había borrado los desaciertos del primer tiempo gracias al entusiasmo puesto por Sendra, autor matetial de la formidable reacción de la segunda parte. También a Mañó y Piquer, que materializaron el triunfo, con dos tantos de valentía y oportunismo.

Durante el primer tiempo y marcando los dos equipos el mismo juego posicional, el 4-2-4, como corresponde a la orientación de Martín Francisco y Otto Bumbel, el Atlético, realizó siempre un juego más ajustado que no el Valencia, que avanzaba al esfuerzo individual de alguno de sus componenres. Gracias a este esfuerzo también, se pudo conseguir el primer gol a los 18 minutos del primer tiempo, en un avance por el centro en el que Ricardo, sirvió la pelota a Peiró, encontrándose éste en posición dudosa de fuera de juego. Los defensas bilbaínos se quedaron parados, mientras que Aveiro dudaba un instante pero enseguida al ver que el árbitro no hacía sonar el silbato, tiraba muy bien a puerta, marcando el primer gol de la tarde. Pero la reacción bilbaína no se hace esperar, y a los 24 minutos, en un avance por la derecha, Arieta, centra, cabeceando estupendamente Marcaida, logrando el gol del empate.

El Bilbao, jugando a lo brasileño, raseando la pelota con pases cortos y precisos, y buscando los espacios libres, imponía la calidad de su juego, prodigando los remates, aun cuando estos eran imprecisos, sobre todo por parte de Arteche y también de Marcaida, quien malograba dos ocasiones muy claras de marcar.

Así se llegó al segundo tiempo, iniciado con un intento del Valencia, por obra de Domínguez, que Carmelo neutralizaba, pero enseguida el Atlético impuso su juego, realizando unos avances precisos y magníficos que el público ha aplaudido, mientras que dedicaba sus protestas al juez de línea del lado de la tribuna, que la había tomado con el Atlético, cortando varios de sus avances por supuestos "off-sides", que tan sólo existian en su imaginación. Y en esta situación y con mando bilbaíno, es Sendra quien hace su aparición en el terreno de juego en orden práctico, comenzando a realizar una serie de avances, y empujando materialiente a toda la delantera, a la que servía en vertical balones de gran creatividad y peligro. Aveiro primero y Mañó después, están al borde de marcar, y se advierte en la delantera un mejor enfoque, en el mismo momento que Joel pasa al extremo y colocándose Mañó de interior izquierda, con lo que ganaba la eficacia y el empuje del ataque valenciano.

En el minuto 26, el Valencia avanza por el centro gracias a una jugada de Aveiro. Sale Carmelo, quien duda, y Mañó muy oportuno y valiente, le desborda, marcando el segundo gol valenciano. La réplica del Atlético, fue enorme e instantánea. Durante unos minutos, se volcó sobre el marco valenciano. Hubo un remate que devolvió el travesaño, y luego otros dos chuts a puerta con Pesudó fuera de ella, que sobre la misma línea de meta salvó la defensa, evitando con ello que el Valencia viera otra vez nivelado el tanteador.

Aquí puede decirse que ganó el Valencia el partido, pese a que esta defensa épica de su puerta le costó un jugador, precisamente, Sendra, el artífice de tan gran reacción, que en un choque con la defensa, resultó con una brecha en la frente, teniendo que ser retirado y no reapareciendo hasta el final del partido. Actuando con 10 jugadores, contrarrestó el juego del Atlético que, en, el minuto 38 y en un avance por centro preciso, conseguía el empate gracias a un empalme enorme y a toda marcha de Arieta. La delantera del Atlético, apoyada incluso por Garay, se lanza en busca del gol de la victoria, pero el Valencia cierra muy bien sus lineas, y en el último minuto del partido, posiblemente jugándose ya la prolongación por el tiempo perdido por la lesión de Sendra, Joel, provoca un córner cediendo Piquer al remate y metiendo la pelota magníficamente por el hueco justo, en el marco de Carmelo. Este gol de la victoria del Valencia, es recibido con una ovación enorme que se prolonga instantes después, cuando el árbitro señala el final del partido.

La victoria del Valencia ha sido justa por el entusiasmo que éste puso, pero el Atlético, hay que reconocer que practicó un juego de mucha más calidad, siendo los suyos, los únicos avances bien llevados que se vieron a lo largo del partido. En el Valencia, la acción individual de la defensa, que estuvo muy bien, sobre todo Sócrates y Sendra en el segundo tiempo, ya que en la primera parte, no existió la línea de volantes, y de una manera especial, el esfuerzo de Mañó en el ataque y algunas buenas jugadas a cargo de Aveiro, fueron en realidad lo que al Valencia le permitieron ganar el partido. Por el Atlético, destacaron, Garay, la líneaS de volantes, algo lenta, sin embargo, y magnífica la delantera, muy bien llevada por Arieta. Ha dirigido el partido con algunos fallos, el colegiado castellano Marrón, al que le prestó una colaboración fatal y parcialísíma, uno de los jueces de línea.