Ficha de partido: 06.10.1957: Valencia CF 2 - 2 Real Madrid

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 2
Real Madrid
Real Madrid

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Vicente Seguí
8'
Descanso
45'
Rial
71'
Walter Marciano
76'
Di Stéfano
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Madrid

Records vs Real Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (13 goles)
Goleador rival: Raúl (17 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (09.06.1999)
Mayor derrota: 0 - 6 (25.12.1932)
Más repetido: 1-2 (26 veces)

Crónica

El Valencia ha salvado el escollo que el calendario de la Liga le ha puesto esta vez en los dos primeros partidos a disputar en su feudo de Mestalla. Lo ha salvado dejándose otro jirón en el camino, o sea, un punto negativo que con el del Barcelona deberá borrar lo antes posible para así recuperar en la tabla la posición a que su categoría y esfuerzo económico hecho esta temporada le obliga.

Ha empatado a dos tantos con el Madrid en un partido más disputado aún que el de quince días antes frente al Barcelona. Hoy han sido cuatro los goles que han subido al marcador y, por lo tanto, los vaivenes del mismo han sido mayores y la lucha siempre más enconada por haberse visto a un Valencia de dos tiempos en competencia con un Madrid que no fue capaz de borrar la bella exhibición del Barcelona en el curso de su segunda parte.

HA gustado el Madrid, digno vencedor de la Copa de Europa, cuyo triunfo fue celebrado por el público, acogiéndole con una ovación de simpatía pero, sobre todo, como ya viene siendo tradicional desde que Di Stefano forma en sus filas, lo que más ha agradado del equipo ha sido la actuación individdal de algunos de sus ases, muy superior en todos los aspectos a la del resto del equipo y, en este caso, el francés Kopa ha sido el triunfador, junto con Di Stefano, como base de una línea de ataque de juego brillante y buen rendimiento fisico, lo cual continúa destacando en gran manera sobre el nivel medio del equipo, bastante inferior, al gusto del espectador, al juego de conjunto que nos exhibió el Barcelona.

Desde el primer momento del partido, el forcejeo entre los dos bandos ha sido constante y de variadas fluctuaciones y si bien el resultado refleja con bastante exactitud la marcha del juego y los méritos de los dos equipos, no debe pasarse por alto la circunstancia de que el Madrid tuvo más ocasiones de marcar que el Valencia, malográñdose en un lateral un remate clarisimo de Di Stefano y Otras ocasiones fueron perdidas por Kopa, Marsal y Gento. El Valencia también las tuvo, pero en menor grado, porque las entregas de Walter no fueron bien aprovechadas y en una de ellas un chutazo imponente de Ricardo lo desvió a córner Berasaluce. Asi, pues, debe aceptarse el empate como bueno, por el más regular rendimiento dado por el equipo valenciano, que no se desfondó en el segundo tiempo y durante el mismo, no sólo opuso un juego entusiasta y de estimable calidad al Madrid, sino que, en cierto período del mismo, llegó a arrollarle, teniendo que retroceder Di Stéfano hasta conseguir nivelar el partido.

Quiere decir que el Valencia va perfilando su conjunto. Su rendimiento de hoy ha sido mucho mejor, no desfondándose en la segunda parte, durante la cual siguió siendo Walter el ordenador del equipo, sobre todo de su delantera, pero es lástima que no tenga una mejor colaboración. Tan sólo Seguí, que ha tenido el triunfo más grande de hace mucho tiempo, gracias a su inteligencia y a su oportunidad, y también Ricardo, quien ha colaborado con Walter, si bien no pudo aprovechar todos los servicios que éste le hizo. Buqué rindió poco, pasando inadvertido. Puso, no obstante, buena voluntad. Pasieguito hoy no ha jugado el partido brillante del día del Barcelona, pero ha cumplido. Sendra, en cambio, en el primer tiempo ha dejado completamente libre a Marsal.

En la segunda parte se ha arreglado un poco pero de todas formas no es jugador que corresponde al Valencia. En la zaga, los tres han tenido hoy un gran partido; han cortado mucho y se han opuesto a los avances del Madrid desbaratando muchas combinaciones originadas por Kopa y Di Stefano. El mejor de los tres ha sido Sócrates. Por el Madrid, lo mejor, como siempre, su delantera, y en ella Di Stefano y Kopa que ha sido el iniciador de los avances más eligrosos. La línea media del Madrid, repleta de juventud no ha acusado una gran personalidad. La zaga ha mejorado mucho en relación a lo que era en temporadas anteriores. Por el lado de Santamaría está más firme. Berasaluce hubo de ocupar a última hora el puesto de Alonso, que se resentía de un dedo. Ha cumplido exactamente su misión.

El partido estuvo dirigido por el árbitro señor Blanco Pérez, quien sufrió algún error, en parte motivado por las indicaciones de los jueces de línea. En conjunto, aparte de alguna decisión que pudo favorecer al Madrid, puede decirse que su labor ha sido bastante imparcial, puesto que a última hora pasó por alto una falta clarisima a Sócrates que pudo decidir el resultado.

Hay un llenazo, pero un poco menor que el dia de la visita del Barcelona. Se calcula que desde Madrid vinieron a Valencia unos dos mil aficionados. Tras un breve forcejeo, a los ocho minutos consigue el Valencia el primer gol, en una entrega formidable de Walter a Seguí. Éste chuta sin parar al ángulo contrario, salvando una gran concentración de jugadores de los dos bandos. Un gol muy bonito que provoca el entusiasmo del público y del Valencia, que se lanza al ataque. El Madrid le frena con el juego de Di Stefano, que actúa retrasado para, de esta forma, llevar balones a la delantera. A los veintidós ninutos se produce un avance entre Di Stefano y Marsal, que se malogra por estrellar éste la pelota en la base de un lateral. Luego es Ricardo quien pierde otra gran ocasión porque Berasaluce interviene muy bien desviando a córner. Se juega con gran emoción y se llega al descanso con ventaja de ur gol para el Valencia.

En la segunda parte el Madrid realiza grandes esfuerzos por empatar. Pero el Valencia replica muy bien y tiene unos instantes muy acertados durante los cuales arrolla materialmente al Madrid. Pero a los quince minutos, entre Kopa y Di Stefano consiguen cambiar la faz del partido y el Madrid empieza a dominar, consiguiendo el gol del empate a los veinticinco minutos en una entrega magnífica de Kopa, que Rial remata rasa e imparablemente.

Parece que al Valencia le va a ser difícil marcar, pero a la media hora, Ricardo hace una entrega a Walter quien, desde el puesto de extremo izquierda chuta cruzado y consigue el segundo gol del Valencia. El Madrid no se anima y aún cuando Seguí retrocede para ayudar a la defensa, a los cuarenta minutos, gracias a otra jugada provocada por Kopa, Di Stefano se desmarca muy bien, recoge el balón y consigue la segunda igualada con la que se llega al final del partido.