Ficha de partido: 25.09.1955: Athletic de Bilbao 4 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Athletic Club
Athletic Club
4 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Uribe
2'
Bilbao
7'
Bilbao
12'
Arieta
30'
Descanso
45'
José Ismael Antó
64'
Faas Wilkes
80'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: San Mamés
Aforo: 40.000 espectadores
Ubicación: Bilbao (Vizcaya) / España 
Inauguración: 21/08/1913

Rival: Athletic Club

Records vs Athletic Club

Máximo goleador: Mundo Suárez (19 goles)
Goleador rival: Zarra (20 goles)
Mayor victoria: 5 - 0 (03.04.1949)
Mayor derrota: 0 - 7 (10.10.1954)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

En San Mamés, con tiempo excelente y terreno de juego en perfectas condiciones y apariencias, se jugó el partido Atlético de Bilbao - Valencia, que terminó con el triunfo del equipo blanquirrojo por 4-2. Si bien se considera, dicho resultado no refleja la fisionomía que tuvo el encuentro, al que no dudamos en calificar de muy historiado por las características del mismo. El resultado fue, en verdad, escaso para reflejar la superioridad que en el conjunto del encuentro ejerció el conjunto local.

El equipo bilbaíno, que jugaba contra sol, se lanzó desde los primeros momentos al ataque y en una de sus incursiones el defensa central valencianista Sendra hizo mano dentro del área y el árbitro, Señor Rivero, concedió penalty a favor del Atlético, el cual fue transformado en el primer gol de la tarde por Uribe. Iban dos minutos de juego. Tres más tarde, un centro cerrado de Bilbao lo quiso despejar Sócrates, más con tan mala fortuna que metió la pelota en su propia portería, y siguió el partido con pleno y absoluto dominio del cuadro blanquirrojo y la delantera traía materialmente de cabeza al equipo levantino. Mas a pesar de todo no pudo impedir que a los 12 minutos Bilbao sorprendiera a Timor, mal colocado, con un fuerte tiro desde fuera del área que llevó el balón a la red valencianista por tercera vez, y luego sin que el encuentro perdiera su fisionomía de neta superioridad bilbaína llegó el cuarto gol atlético a los 29 minutos en un balón cruzado por Orúe que cabeceó Uribe y que remató a las mallas, a bolea, Arieta.

Mientras tanto el Valencia no realizó más que tres o cuatro avances uno solo de ellos con un relativo peligro lo que dará idea de la superioridad ejercida por el cuadro bianquirrojo al que no sin fundamento se le auguraba una gran goleada. Pero no ha sido así, ya que en el cuarto de hora que restaba del primer tiempo que siguió dominando el once bilbaíno ni en todo el segundo consiguió que el tanteador se moviese nuevamente a su favor.

Los diez primeros minutos de la segunda parte tuvieron iguales características, ahora que con incomparable menor mordiente que en el tiempo anterior, tanto porque los delanteros bilbaínos se excedieron en el pase corto en las proximidades a una dentro del area como por haber sido desplazado Arieta al extremo para pasar al centro Etura, jugador poco hecho aún para este puesto.

El caso es que por unas cosas o por otras, el Valencia empezó a confiarse y a lanzar en cuña a Wilkes hacia la portería bilbaina,, a la que el holandés dio un buen susto a los 15 minutos y un minuto más tarde otro también de consideración. Y no paró hasta que tres minutos más tarde, o sea a los 18 minutos, tras una buena jugada puso la pelota a los pies de Antó, quien sin dificultad batió a Carmelo. Se niveló después algo la situación en cuanto al dominio territorial se refiere pase a que por otra parte los ataques del Valencia a fe que sueltos e individuales si se quiere, resultaban más peligrosos que los del Atlético, cuya delantera daba grandes facilidades para el desenvolvimiento de la defensa valenciana. Y cuando ya el encuentro andaba por sus postrimerías allá por los 39 minutos, una habilísima escapada de Wllkes trajo el segundo tanto para el Valencia, teniendo luego que emplearse Carmelo a fondo en un par de ocasiones para impedir que su meta fuera batida. Poco después terminaba el partido sin más novedad.

Destacó en el Valencia, sobre todo, el delantero centro Wilkes, así como su defensa central Sendra, los laterales por bajo de lo discreto, así como los volantes en la primera parte ya que en la segunda ligaron mejor y empujaron con acierto a su delantera, en la que no se vieron más que ligeros destellos. En conjunto un buen equipo si, claro está, le dejan jugar como le ha dejado el Atlético en buena parte del segundo tiempo.

En cuanto al once bilbaino, muy bien casi todo él en los primeros 45 minutos, mas luego, a continuación, se desfondaron varios de sus elementos y su rendimiento bajó ostensiblemente, aparte de Carmelo que fue toda la tarde el gran portero. Los que se sostuvieron mejor durante todo el partido fueron Orúe y Maguregui, Bilbao tuvo asímismo una buena actuación en el primer tiempo sobre todo, y también Arieta en el mismo periodo, pero este último demostró que no le va el jugar de extremo. Todos los demás voluntariosos y alternando las virtudes, que fueron muchas, con los errores, que estuvieron en inferioridad.