Ficha de partido: 25.03.1956: Valencia CF 4 - 2 FC Barcelona

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
4 - 2
FC Barcelona
FC Barcelona

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Jorge Vila Soler
2'
Jorge Vila Soler
32'
Vicente Seguí
43'
Descanso
45'
Bosch
48'
Villaverde
72'
Daniel Mañó
82'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (34 veces)

Crónica

Los millares de catalanes que llegaron el domingo a Valencia para presenciar el encuentro de fútbol disputado en Mestalla tuvieron un buen dia de sol, pero malo dé fútbol. ¿Qué pasó el domingo sn Mestalla? Desde luego, cosas normales en el fútbol. El Valencia, aunque se sabía inferior al Barcelona, estaba completamente envalentonado, a pesar de que no se atreviera a manifestarlo. Había ganado al Atlético de Bilbao siendo líder y, por tanto, estaba también dispuesto a quitarle esta corona al Barcelona, porque también era líder.

La verdad es que se crecieron los ánimos ante los Kubalas y los Ramallets; y el Valencia se lanzó al ataque sin tener en cuenta las cédulas personales de sus enemigos. Por otra parte, ios «hinchas» vaiencianistas estaban a punto de pedir cuentas de moral a la directiva. Es decir: el horno no estaba para bollos. Es indudable que el factor sorpresa fue y sigue siendo uno de los elementos más decisivos en todos los aspectos. No había comenzado apenas el peloteo en serio, cuando el Valencia, segundos antes de cumplirse los dos minutos del saque inicial, sorprendía a Ramallets con el primer tanto de la tarde. Fue un pase de «Chirri» a Vila, el antiguo azulgrana, que éste empalmó fuertemente, llevando la pelota a las mallas. Esto constituyó una ducha para el once barcelonés y, por el contrario, un incentivo de juego para los «merengues». La meta catalana, se había demostrado, no era invulnerable.

En juego abierto, el Barcelona retrasó a Flotáts; y el Valencia a Buqué. Y comenzó la lucha sin enemigo. El Barcelona estaba sorprendido y no reaccionaba a pesar del aliento de los miles de espectadores catalanes. Los primeros veinte minutos fueron de completo dominio del Valencia. Kubala no lograba tocar el balón, y tuvo que bajar algunas veces para conseguirlo. Mandi, el mejor del once azulgrana, se esforzaba por llevar a su banda el juego. No cuajaba ninguna jugada barcelonista. Ramallets tuvo que salir algunas veces ante el peligro para hacerse con la pelota. El Valencia embotellaba al equipo azulgrana y no dejaba libre de acción a los jugadores. Villaverde, en alguna escapada, conseguía lanzar a puerta, pero a distancia y con tiro flojo.

A medida que avanzaba el encuentro el Barcelona se esforzaba por conectar sus líneas; y si su media funcionaba bien, en la vanguardia no aparecían batidores eficaces. Suárez, a los veintiocho minutos, logra recoger un pase de Viilaverde y dispara a puerta, consiguiendo Timor hacerse con la pelota. Y a los treinta y tres minutos se produce el segundo tanto del Valencia. También es Vila, que se muestra infatigable y oportuno, el autor; pero el tanto ha sido conseguido en forma dudosa. Ya que muchos han apreciado que su situación en el área era de fuera de juego. La jugada había comenzado en un golpe franco lanzado por Seguí y recogido por Buqué. Este gol ya no era una ducha para el Barcelona, sino un baño. Era mucha ya la distancia a remontar en tantos. Y por si esto fuera poco, dos minutos antes de terminar la primera parte, el arbitro señala penal contra la meta de Ramallets. Lanza el castigo Seguí y lo convierte en el tercer tanto valencianista.

La segunda parte tuvo otro tono. El Barcelona salió a luchar decididamente y se ve a sus jugadores con euforia, con lo que inclinan la contienda a su favor. Kubala y Mandi tratan de llevar balones peligrosos por la banda. Kubala, que no logra hacerse con balones, pasa a interior derecho. Y a los nueve minutos consigue el Barcelona su primer tanto, marcado por Bosch al rematar un centro de Flotats. El tiro es magnifico, de empalme y de espaldas a la puerta. Timor ha tenido el balón en sus manos, pero se le escapa y entra en sus feudos. El júbilo de los espectadores catalanes es inmenso cuando la pelota llega a las mallas. En los graderíos se agitan banderltas azulgrana. Se anima el juego. El dominio azulgrana es evidente, pero frente a la meta defendida por Timor la delantera se muestra inocente. Mas, como la presión es continua, Villaverde consigue el segundo tanto para su equipo.

Sube la emoción en el campo y se intensifica el forcejeo entre ambos equipos. Pero la delantera «merengue» está codiciosa: y la suerte le acompaña. Cuando faltan ocho minutos para finalizar el encuentro, Vila pasa el balón a Maño, y éste, aprovechando un hueco, llega hasta la puerta enemiga acosado por Gracia y Ramallets. En este momento el arbitro había pitado penal, pero, teniendo en cuenta la ley de la ventaja, concede el gol. Y así, con el resultado de cuatro a dos a favor del Valencia, termina el encuentro. Lo mejor del Barcelona fue su línea media. La delantera falló en eficacia frente a la meta contraria; y la defensa dejó descubierto demasiadas veces a Ramallets. El mejor de la delantera fue Mandi, siguiéndole en méritos Villaverde. A pesar de todo, el partido no fue de emoción, tal vez porque lo que ventilaba el Valencia no era cuestión de puntos, sino una cuestión de jerarquía, había derrotado al Bilbao y había de hacer lo mismo con el Barcelona, y las cosas le rodaron bien.