Ficha de partido: 06.05.1956: Real Jaén 1 - 0 Valencia CF

Estadio



Nombre: La Victoria
Aforo: 11.500 espectadores
Ubicación: Jaén / España 
Inauguración: 29/10/1944 (Demolido en 2005)

Rival: Real Jaén

Records vs Real Jaén

Máximo goleador: Enrique Buqué (3 goles)
Goleador rival: Arregui (2 goles)
Mayor victoria: 4 - 0 (19.01.1958)
Mayor derrota: 1 - 3 (07.03.1954)
Más repetido: 0-1 (2 veces)

Crónica

Un gran partido de Copa ha sido este Jaén-Valencia, jugado esta tarde en el Estadio de La Victoria, y que finalizó con el triunfo de los jienenses por un gol a cero. El cuadro local cuajó un primer tiempo espléndido. Todos sus jugadores combinaron muy bien, funcionando perfectamente las líneas e imponiendo una velocidad y entusiasmo enormes, de tal forma que el Valencia sólo pudo defenderse con evidente acierto y no menos suerte.

Después, en la continuación, ya el Jaén, agotado por el esfuerzo realizado en la primera parte, cedió en sus ímpetus y el Valencia jugó más sereno y con más tranquilidad, aunque muy embarullada su defensa en el área y sus delanteros sin saber aprovechar las buenas ocasiones que se le presentaron sobre todo a Seguí, que pudo marcar a poco que hubiese acertado en el disparo cuando se hallaba solo ante el meta local. Resultado justo, aunque para nosotros algo corto. Un 2 a 0 hubiera estado más a tono con la marcha del partido.

En el Valencia, Pasieguito y Buqué jugaron retrasados, ayudando a la media y la defensa. Esta tarde han tenido especial brillantez el juego de Timor, sobre todo en dos paradas a los pies de Arregui, los tres defensas, aunque muy duro Mangriñán, Sendra en la media y Pasieguito y Mañó en la delantera. Puchades, que reaparecía, no cuajó un buen partido y Buqué nos hizo recordar al ausente Pla, pero en general el Valencia no convenció mucho a la afición.

En el Jaén, que tuvo un primer tiempo memorable, hay que destacar a su portero Cardoso, a los tres defensas, medios y en el ataque a Antoniet. Acaso el mejor de los veintidós, y en algunas jugadas sueltas, Serrano, Méndez y Peiró. Arregui muy marcado por Quincoces y Sócrates apenas sí pudo moverse.

El solitario tanto local fue logrado a los treinta y ocho minutos del primer tiempo, en una falta que Cerrillo sacó desde lejos, enviando la pelota sobre el marco. Saltaron Timor y Arregui, logrando éste desviarle, y Antoniet, que se encontraba en la misma boca de gol, consiguió el tanto, recibido con júbilo en los graderíos. El arbitraje del aragonés Arqué fue discreto.