Ficha de partido: 20.02.1955: Valencia CF 2 - 0 Real Sociedad

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 0
Real Sociedad
Real Sociedad

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
Faas Wilkes
50'
Vicente Seguí
81'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

El partido entre la Real Sociedad y el Valencia no ha terminado en punta por verdadera casualidad, ello pese a que los donostiarras parece aspiraban como máximo fruto a que su puerta no fuera batida, aunque ellos, por su parte, tampoco consiguieran ningún gol. Quiere decir, que con un solo punto que aliviara su difícil situación se conformaban. Para ello realizaron muchos méritos en el aspecto defensivo, pero no tuvieron casi ninguno como atacante, puesto que Timor apenas tocó unos cuantos balones, y tan sólo en una ocasuón pudo la Real marcar si el precipitado remate de Sarasqueta a puerta batida no hubieia salido fuera.

La Real planeó muy bien su táctica defensiva a base de vigilar estrechamente a Wilkes, sacrificando a su extremo izquierda Pérez, y retrasar permanentemente a los interiores, que se juntaban con los volantes hasta el extremo de acumular a ocho hombres frente a la meta de Bagur. Pero supieron aguantar muy bien la presión valenciana durante el primer tiempo y con gran serenidad ir devolviendo las pelotas llevadas hasta ellos por los atacantes valencianos para de una manera escalonada hacerla llegar hasta Zubillaga y Sarasqueta, convertido en únicos delanteros permanentes y tan sólo en ocasiones les ayudaban los interiores y Ontoria. Pero un Ontoria con menos facultades que otras veces.

La delantera valenciana, con Wilkes sobremarcado y el ala izquierda en un mal día, no sabia como abrir aquel cerrojo o sistema defensivo de la Real. Wilkes comenzó a hacer probaturas retrasándose para arrastrar tras de él a Pérez y descongestionar el centro por donde se llevaba todo el juego, y consiguió, al fin, lo que se proponía, pero ya iniciada la segunda parte. Logró un gol soberbio tirando desde un ángulo cerradísimo y en la posición de interior izquierda. Forzada su puerta, la Real perdió ya esa serenidad que hasta entonces había trecho gala y más aún al ver como Wilkes, abandonando definitivamente el centro del ataque lanzaba sus saetazos desde otros ángulos y moviendo al propio tiempo al flanco derecho de la delantera que ahora le secundaba con bastante acierto.

De esta forma, se produjo el segundo, conseguido por Seguí, y con él, volvió la tranquilidad a los graderíos, mientras que la Real aceptaba el 2-0 como mal menor. Justa la victoria del Valencia ante la renunciación del otro contendiente, pero obtenida con apuros por el fallo de la delantera como a tal línea durante el primer tiempo y del ala izquierda dgrante todo el partido. Wilkes, en su reaparición, ha hecho unas cuantas jugadas notables, pero se presiente que su labor habrá de encontrar en el futuro más dificultades de las que le han opuesto hasta ahora. Fuertes ha actuado mejor que en sus últimos partidos, procurando buscar una inteligencia con Wilkes en la que ha resultado muy favorecido, como asi mismo Seguí, que se desenvuelve mejor en el ala derecha que no en la izquierda. En cambio, Buqué ha tenido un mal día y Masroig, pese a su gran voluntad, tampoco ha estado a la altura deseada. Las lineas traseras del Valencia, en cambio, han cumplido perfectamente en parte por su clara superioridad técnica sobre el adversario. Quincoces ha destacado en la zaga en su nuevo puesto de centro y los volantes, muy vigilados por Epi y Larrabeitia, se han desenvuelto, no obstante, con su acostumbrada soltura.

Por la Real, Bagur ha sido su más destacado elemento. La defensa ha cumplido, sobre todo Suárez, en la media, Ontoria ha bajado con relación a otros partidos, superándole en ocasiones Galardi. Epi ha sido el cerebro del ataque, pero actuó casi siempre en el terreno de nadie, mientras que Zubillaga fué el elemento más peligroso, sobre todo por su fácil internada, cumpliendo Pérez en su misión de vigilar a Wilkes, pero tan sólo durante el primer período. Eí árbitro señor Mazagatos, que ha sido recibido con muchos aplausos, al igual que Wilkes, recordando su actuación en el Estadio Metropolitano, en la que supo mantenerse firme en sus decisiones, ha hecho un arbitreje perfecto.

A los cinco minutos de la segunda mitad, Wilkes, desde la posición de interior izquierda, lanza un remate sesgadísimo que sorprende a Bagur, colándose el balón en la red. Este gol anima al Valencia y a los treinta y un minutos, Seguí aprovecha la indecisión de los defensas donostiarras para lograr el segundo gol, en el que el Valencia asegura su victoria.