Ficha de partido: 23.05.1954: Valencia CF 4 - 1 Real Sociedad

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
4 - 1
Real Sociedad
Real Sociedad

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Manuel Badenes
12'
Manuel Badenes
41'
Ontoria
44'
Descanso
45'
Manuel Badenes
59'
Daniel Mañó
75'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

La forzada ausencia del holandés Wilkes en las filas del Valencia había creado un ambiente de pesimismo y duda entre los aficionados locales, que sentían verdadera inquietud por lo que el equipo pudiera dar de sí contra la Real Sociedad, al iniciarse para el Valencia la Copa. Por eso la victoria de San Sebastián, y más el fuerte margen conseguido, produjo bastante sorpresa y no pocas discusiones sobre si el fallo de Eizaguirre había influido decisivamente en el resultado, pero fue éste, más bien producto del buen juego desarrollado por el Valencia, sobre todo por su linea de ataque. Pero hoy en Mestalla ha quedado dilucida la cuestion y con esta nueva victoria por 4-1 se abre un amplio margen de confianza, de que el Valencia pueda asomarse a la final, pasando incluso sobre el vencedor de la semifinal que ha quedado pendiente de solución.

No juega Wilkes en la delantera valenciana, pero lo hace Badenes, que si no tiene la clase, la clase y la espectacularidad del holandés, a los efectos del marcador ha dado un resultado parecido o quien sabe si superior, pues lleva conseguidos cinco de los nueve goles que ha marcado su equipo en la eliminatoria con la Real Sociedad. Ha demostrado, una vez más, que sigue siendo un espléndido rematador, situado siempre en la brecha y sin amilanarse por patadas o empujones, más o menos. Esta tarde obtuvo tres de los cuatro tantos en intervenciones fáciles uno de ellos, el primero, de soberbia factura, demostrando sabe aprovechar magníficamente las entregas hechas por sus compañeros, quienes, sobre todo en el segundo tiempo, han desarrollado un juego muy vistoso y de buena calidad.

Los donostiarras salieron una vez más a dar la sorpresa, pero tuvieron que ceder ante el empuje y acierto del adversario, sobre todo en el juego desarrollado por sus volantes, bien enlazados con los interiores y así como Pasieguito fué el cerebro y el arco en el que se apoyaban los avances, Fuertes dirigió el juego de la delantera como sabe hacerlo, aún cuando esta vez no acertara en los remates, su labor ha sido altamente meritoria, mientras que Badenes era la flecha que iba lanzada una y otra vez sobre el marco de la Real Sociedad. También destacó Seguí que hizo una gran segunda parte, cumpliendo Buqué, el más discreto Maño, mientras que Puchades formaba con Pasieguito la gran línea de volantes tantas veces alabada. Quique con la zaga encontraba una seguridad que parece no tuvo en el primer partido.

Por la Real, Ontoria fué siempre su elemento más destacado, no solo por su juego, sino por el entusiasmo infatigable que demostro, un poco vacilante al principio y muy seguro después hasta el final. Una labor sólo discreta por parte de sus zagueros y una delantera en la que se notó la falta de Sarasqueta a quien Pérez cubrió con mucha voluntad. Iriondo y Epi formaron una buena ala pero les faltó a todos el necesario mordiente, como lo demuestra el único gol conseguido, y fué precisamente al ejecutar un golpe de castigo. Dirigió el partido el colegiado catalán Azón, sin dificultades, y con buen acierto e imparcialidad.

A los 12 minutos de juego, en un avance iniciado por Fuertes, lo remata Buqué, rechazando Bagur, Badenes recoge la pelota y la estrella en el larguero, y al volver al campo de buen cabezazo marca el primer gol del Valencia. A los 41 minutos, Badenes remata un centro de Seguí y consigue el segundo, y unos momentos antes del descanso, Quincoces zancadillea a Echeveste, castigándose la falta con penalty. Ontoria lo convierte en el único gol donostiarra.

En la segunda parte, a los 14 minutos, Badenes, de cabeza, marca el tercero, y a los 30 minutos, en un rechace de Elizondo, la pelota rebota en Mañó, siendo el cuarto gol del Valencia, que dominó en todo el partido, pudiendo aumentar más el tanteo, fueron varias las pelotas que se malograron con rebotes en los maderos.