Ficha de partido: 28.10.1945: Valencia CF 0 - 1 FC Barcelona

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 1
FC Barcelona
FC Barcelona

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
César
35'
Descanso
45'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (34 veces)

Crónica

Inesperado triunfo del Barcelona en Mestalla. Decimos inesperado, porque aunque en Valencia saben bien hasta qué punto el histórico «once» barcelones tiene «asimiladas» las medidas de Mestalla y dominados los resortes del equipo propietario, francamente a los ocho días de una derrota tan estrepitosa como la de Les Corts y con un Valencia siempre peligroso, el pronóstico no podía ser color de rosa para los visitantes. Sin embargo, nos equivocamos. En lo que no hubo equivocación fue en anticipar un buen partido. Vimos ayer un encuentro de «poder a poder», disputado desde el primero al último minuto, entusiasta y cuidadosamente conducido y duramente sostenido por ambos bandos.

El Barcelona salió a darlo todo, y a fe que en su conjunto no se apreció fallo alguno que justificase el desastre frente al Atletico de Bilbao. Un portero valiente y sereno que no se amilanó en ningún instante durante la avalancha abrumadora de los blancos en la segunda parte; una defensa segura y enérgica; una linea media, suelta y eficaz; un Gonzalvo francamente admirable, y cuando se atacó poco, la peligrosidad de Tito, la inteligencia de César, verdadero conductor del quinteto; la oportunidad del otro Gonzalvo y la movilidad de Martín, felizmente reaparecido. Un Barcelona, pues, con un propósito determinado y cálido: llevarse el partido dándolo todo. Sacarse la espina de siete días antes, que tanto pareció decepcionar incluso a sus más fervientes partidarios.

A los treinta minutos del primer tiempo vino el gol primero, único y decisivo. Un despeje aventurado de Eizaguírre que aprovechó fría y serenamente César para empujar el balón hasta la red. En seguida la reacción del Valencia, rabiosa y determinada, con esa cerrazón obstinada que los blancos tienen para remontar las situaciones adversas, y plegándose a la desatada ofensiva valenciana el cambio de táctica barcelonés: la defensiva. Tónica ésta a la que ya, el partido permanecería fiel, acentuando su característica a medida que el tiempo pasaba; saltando los ánimos de la «hinchada» de Mestalla y haciendo perder los estribos al arbitro en un recital de pitos más abundantes que acertados.

Todo, el desesperado esfuerzo del once merengue volcado en el área azulgrana no valió nada frente a la tenaz determinación de defender la ventaja lograda, que animaba a los once jugadores catalanes. Dos paradas imponentes de Velasco, las intervenciones providenciales de los hermanos Gonzalvo, la flexibilidad y engranaje perfecto del equipo entero tejiendo una impenetrable red en torno a su meta, consiguieron el milagro de mantener incólume su malla bajo el forcejeo nervioso y la lluvia de tiros del Valencia, algunos de cuyos jugadores, como el pequeño Lujan, no dudaron en jugarse la cabeza para ver de forzar una situación que parecía favorable.

La segunda parte fue de pleno dominio local, cerrándose el Barcelona en una defensiva encarnizada, y afortunada, puesto que hubo momentos en que los visitantes jugaron virtualmente «embotellados», pese a lo cual los valencianistas no lograron que sus numerosos tiros, unas veces interceptados por la defensa azulgrana y en otras por Velasco, hiciesen funcionar el marcador. Un tiro formidable de Amadeo se estrelló en el poste, terminando el encuentro en pleno dominio y ofensiva del Valencia.