Ficha de partido: 27.12.1942: Real Madrid 0 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Real Madrid
Real Madrid
0 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
Simón Lecue
78'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Chamartín
Aforo: 15.000 espectadores
Ubicación: Madrid / España 
Inauguración: 17/05/1924

Rival: Real Madrid

Records vs Real Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (13 goles)
Goleador rival: Raúl (17 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (09.06.1999)
Mayor derrota: 0 - 6 (25.12.1932)
Más repetido: 1-2 (26 veces)

Crónica

No vale, la pena insistir en los argumentos sobradamente expuestos para subrayar este mal momento tan prolongado por el que pasan los madridistas. Yo pienso que con mecanismos distintos, oportunamente aplicados, los resultados serían más lisonjeros, o, si se quiere, menos intranquilizadores; pero como los que han de poner el remedio son precisamente los técnicos y autoridades del Club, y ellos no tuvieron opción, por causas muy complejas, hay que atenerse a la áspera realidad que prodiga éstos infaustos sucesos y aun amenaza con males mayores a poco que le sigan descuidando los jugadores.

El "quid" de la cuestión está, no tanto en la falta de juego (con no estar muy sobrados del de buena clase) como en la carencia de moral. ¿Influencia del publico? Hay, que negarla casi siempre. En este ultimo episodio, por ejemplo, el público se mantuvo siempre expectante a la espera de una jugada brillante o eficaz, qué sólo llego una o dos veces.

La realidad, pues, no hay que hallarla ni buscarla extramuros del equipo. Este equipo, que no tiene juego suficiente, ni tiene. la gran clase de otros tiempos y goza, en cambio, de un indiferentismo glacial frente a todos los insucesos que le conducen de la mano a la cola de la clasificación.

No tiene fuego, porque faltan los jugadores, con la excepción de Ipiña, que sepan crearlo. Ni tiene clase, porque el virtuosismo incidental e ineficaz de dos o tres figuras no puede ser confundido con la calidad. Y tiene exagerada indiferencia, porque, en ausencia de aquellas prendas, podría surgir de cuando en tarde el ramalazo del entusiasmo o la improvisación como factor capaz de compensar tantos defectos.

Mas, ni eso; la realidad indiscutible es que se trata de un equipo apagado, con figuras que fueron y que ya no serán, y otras que no han sido ni serán jamás. Y para el Real Madrid, la única esperanza tangible queda asociada al afán de escapar de la cola.

Bien poco tendría que echarle en cara el Valencia a ese conjunto, a pesar de figurar los de Mestalla en segunda posición. Pero en este equipo, quedan, al menos, figuras capaces de aprovechar los momentos de oportunidad y la esperanza de que la reincorporación de los jugadores lesionados, opere, de rotundo y anhelado reactivo.

Entretanto, el grupo carece de juego de conjunto y cada cual procura, hacerlo lo menos mal posible, que no es, por cierto, nada bien. Los minutos transcurren en forcejeos y escapatorias y de vez en tarde surgen los chispazos del declinar brillante de inteligencia de Gorostiza o de la intrepidez aisladas de Epi. En cualquier caso, muy poco tema para llenar hora y media con un contenido donde no quede como sustancia esencial el tedio más completo.

Ni feliz ni injusto, el resultado es uno cualquiera entre tantos como pudieron producirse. Habida cuenta de las paradas de Eizaguirre, más firme promesa cada día, y de los plazos durante los cuales el Madrid llevó como pudo el juego hasta el marco contrario, tal vez ilógica la victoria valenciana. Juzgando por el tesón de los medios y la calidad, de su juego en relación con la de los medios vencidos, el Valencia mereció bien el triunfo.

Sea como fuere, quede escrito que el juego fue mediocre, que el partido resultó vulgar y que los delanteros (los diez) fueron incapaces de marcar un gol. Por eso tuvo que hacerlo, precisamente, Lécue, el antiguo madridista, que en Chamartín pudo, con tal gesto, sacarse la espina de su inutilidad. Mal termina el año para un Madrid que, además, no ve fácil solución para su deportivo problema.