Ficha de partido: 20.04.1941: FC Barcelona 1 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

FC Barcelona
FC Barcelona
1 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
'Poli' Inchaurregui
6'
Valle
30'
Carlos Iturraspe
40'
Sospedra
40'
Descanso
45'
Mundo Suárez
51'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Les Corts
Aforo: 60.000 espectadores
Ubicación: Barcelona / España 
Inauguración: 20/05/1922 (Demolido en 1966)

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (33 veces)

Crónica

Lo que vimos ayer en Les Corts, sin antecedentes en nuestra veterana memoria, no debe repetirse jamás. El bochornoso espectáculo presenciado por miles de espectadores que, desgraciadamente se contagiaron del insano ambiente, acabaría por apartar del bello juego balompédico a las personas sencillamente sensibles, de espíritu rectilíneo y sano. Ayer, en el campo del Barcelona, no se practicó fútbol más que durante la primera hora, y aun entonces, con intervalos inaceptables. Lo demás pareció ser una burda y ridícula riña de gallos.

El partido acabó jugándolo ocho elementos por bando, faltando en el Valencia dos expulsados y un lesionado, y en el Barcelona dos lesionados y un expulsado. Desgraciadamente, el señor Murguía, juez designado para esta contienda, no hizo otra cosa que demostrar la más elemental falta de experiencia, dejando flotar el convencimiento general de que nada habría ocurrido si uno cualquiera de los árbitros de primera categoría que hay en España, hubiera sido el encargado de encauzar el encuentro.

Cuando en la iniciación del partido, el Valencia se limitó a practicar fútbol, demostró un ímpetu y una rapidez en el ataque que contrastaba con la inseguridad de las líneas defensivas, medios incluidos, del Barcelona, producto de lo cual fue el tanto obtenido por los mestalleros a los seis minutos de juego. A la contrariedad del mismo, replicó el Barcelona, esgrimiendo en la delantera un juego que íbase corrdinando paulatinamente, y conseguía poco a poco imponerse, gracias especialmente a la eficacia del ala Escolá - Valle, y a los soberbios centros de éste, cuyo aprovechamiento impedía la pareja defensiva de los levantinos con su proverbial dureza, y en última instancia. la presteza de Pío, que guardó su puerta de un modo prodigioso, evitando la derrota de su equipo.

Pero el insistente acoso barcelonista, se convirtió en dominio. Y el Valencia, impotente entonces en juego para nivelar la balanza, recurrió a la corpulencia física, sin miramientos de ninguna clase. El hombre se impuso al jugador; desapareció la deportividad rápidamente, porque la réplica barcelonista situó las cosas al mismo desdichado nivel, y vino la desgracia ocurrida a Martín, quien, ciego de codicia, metió la cabeza al balón cuando Juan Ramón se aprestaba a despejarlo. No cedió el pie de éste y el puntapié lo recibió el pómulo izquierdo del ariete azulgrana, que quedó conmocionado.

El Barcelona ya había conseguido el empate cuando ocurrió esto. Y por si fuese poco, seguidamente, una grave falta de Itrurraspe a Gonzalvo, dejó a este tendido en el suelo, replicando Sospedra con una agresión violenta al medio centro valenciano, ante el vocerío y apasionamiento general. El árbitro expulsó a Iturraspe y Sospedra. Poco después, hubo de salir del campo, sangrando de la cabeza, Asensi, en plena confusión de golpes y patadones.

Y vino la segunda parte, que aún fue peor que la primera. Lelé fue víctima de un patadón de Anguera, marchando del terreno salpicado de sangre, pero tanto éste como Asensi, pudieron continuar la lucha. Depués fue Valle quien hubo de retirarse definitivamente por un golpe de Álvaro en el tobillo. Y Poli, a su vez, hubo de ser acompañado a los vestuarios o enfermería, sangrando en la pierna izquierda por una "caricia" de Benito. Poco después, Mundo era expulsado por un intento violento a Anguera. ¿Es esto suficiente para dar a entender lo que en el campo ocurría?

Digamos, como orientación final, que a los veintidós minutos de la segunda parte, contaba cada equipo con ocho jugadores en el campo, y lesionados más o menos casi todos. Creemos que huelgan comentarios sobre la labor futbolística de los equipiers que se enfrentaron para olvidarse del bello deporte. Digamos, tan sólo, que Poli logró el tanto del Valencia y Valle el del Barcelona.