Ficha de partido: 21.10.1928: CD Castellón 5 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

CD Castellón
CD Castellón
5 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Raimundo Miquel
5'
'Picolín' Reig
11'
Arróniz
33'
Planchadell
42'
Descanso
45'
Montañés
51'
Martínez
66'
Montañés
80'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Sequiol
Aforo: 8.000 espectadores
Ubicación: Castellón / España 
Inauguración: 03/11/1923 (Demolido en 1947)

Rival: CD Castellón

Records vs CD Castellón

Máximo goleador: Arturo Montes (14 goles)
Goleador rival: Montañés (7 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (05.05.1953)
Mayor derrota: 1 - 6 (08.07.1923)
Más repetido: 2-0 (11 veces)

Crónica

Desde tiempo inmemorial, desde que en Valencia y Castellón se juega a fútbol, los partidos entre los equipos representativos de ambas capitales han sido disputados dentro de un ambiente de expectación y rivalidad enorme. Pero no una rivalidad y expectación propia de la pugna por la supremacía local, sino una rivalidad más amplia, una expectación más grande. Y ello ha hecho que cuando más tarde aparecieron los clubs Valencia y Castellón, como los clubs más significativos de ambas capitales, las luchas entre los equipos representativos de las dos entidades se hayan celebrado siempre ante compactas muchadumbres raras veces congregadas para otros matchs. Y para ello, no ha sido óbice el que las relaciones "políticas" de ambos clubs hayan seguido una misma línea o rumbos contrarios. Siempre, en toda ocasión y momento, Valencia - Castellón ha llevado a los campos de fútbol numerosísima concurrencia. Público ansioso de ser testigo de los partidos de máxima rivalidad y emoción.

Para el match de hoy las circunstancias no podían ser más adversas. El incalificable comportamiento del público del Levante con ocasión del partido que este equipo verificó contra el Castellón, recientemente en la capital del Turia, hizo que los aficionados valencianos se retrajeran ante el temor de que el público castellonense se entregase a justas represalias. Y ello que restaba buen contingente de espectadores, no ha sido motivo suficiente para que el popularísimo campo del "Sequiol" registrase un buen lleno. No vinieron tantos valencianos como otras veces, pero sin embargo de los pueblos inmediatos a Castellón vinieron más aficionados que en otras ocasiones, y la "cosa" ha sido igual.

Alineados los equipos al conjuro del silbato de Arribas, árbitro encargado de la dirección del match, el Castellón inicia el juego en contra de viento y sol. El avance castellonense muere pronto por foul de Montañés, y reanudado el juego al marcarse el free-kick correspondiente, el Valencia se destapa jugando con precisión y estilo. Y una "colada" briosa de Miquel, vale al once "merengue" el primer goal, fuertemente aplaudido.

Contraataca furioso el once de la Plana, pero su esfuerzo es vano al estrellarse ante la gran raya media del "eleven" blanco, que juega con gran brillantez y efectividad. Y un centro precioso de Sánchez, que juega a placer, porque Archiles lo tiene continuamente desmarcado, da lugar a un remate de cabeza magnífico de Picolín, que proporciona el segundo tanto, también muy aplaudido.

Ante este goal, que da al once valencianista gran ventaja sobre sus rivales, los jugadores valencianos no se relajan, antes al contrario, prosiguen su juego tecnisita y vistoso, saturado de bellísimas jugadas y pletórico de entusiasmo y decisión. Pero a todo esto el Castellón no se ha apagado ni mucho menos. Es verdad que sus líneas juegan retrasadas ante el empuje fortísimo del once blanco, mas no se ve en ellos síntomas algunos de desmoralización. Antes al contrario, mas bien parece que su actitud defensiva es premeditada. Y como corroboración a lo que decimos, el once castellonense, tras contrarrestar con acierto la ofensiva del Valencia, va poco a poco imponiéndose, hasta que después de un avance precioso, Martínez pasa a Montañés, éste desvía ligeramente el esférico, y Arróniz a todo gas de gran remate consigue el primer tanto para los suyos, tan aplaudido o más que los anteriores.

De nuevo el Valencia lleva su juego a los dominios castellonenses, pero las líneas de zaga de este equipo juegan ahora más seguras que al principio, y aunque los valencianos juegan muy bien, la ocasión de llegar al remate no se presenta ante la gran labor de aquellas. A partir de este momento el juego se desarrolla anternativamente ante los dos marcos, y en un avance de éstos, el Castellón logra el empate en una jugada emocionante provocada por un centro bombeado de Planchadell, que precisa para su remate de la colaboración de Mauri, Arróniz, Montañés y un defensa valencianista, todo al "alimón". Hemos llegado al descanso.

El segundo tiempo da comienzo con fuerte presión valencianista, estoicamente resistida por el Castellón, que se muestra seguro y decidido. Acto seguido, el equipo castellonense unifica sus esfuerzos y el juego pasa de la meta de Nebot a la de Cano. Ante el marco de éste, las jugadas de peligro inminente se suceden. Primero dos corners disputadísimos, después un remate flojo, pero colocadísimo de Mauri, hasta que por fin un gran centro de Arróniz lo desvía ligeramente Mauri con la cabeza, colocando el balón en situación de que Montañés lo incruste en la red, dando al Castellón el goal del principio de la victoria.

A partir de este momento, el Castellón de las grandes tardes hace su aparición en el terreno de juego. El Valencia es impotente para contrarrestar su entusiasmo, fogosidad, rapidez, decisión, modalidad de juego en fin tecnicista y valiente, arrollador. Nuevamente Arróniz es el provocador de otra jugada de positivos resultados. Es un centro impecable que Martínez, de gran cabezazo, convierte en el cuarto goal. El Valencia se ha apagado del todo. Sus jugadores juegan descohesionados de tal forma que aun habiendo quedado el Castellón en inferioridad numérica, por la lesión de Mauri, el goal precedente pudo lograrlo este equipo facilmente....

Hasta el final del match el once de la Plana domina en absoluto. Jugando completamente a placer, pues los defensas valencianistas se muestran, los medios, por lesión de Molina, no juegan, ni mucho menos, tan bien como en el primer tiempo y los delanteros no se patentizan tan excelentes en la defensa como en el ataque. En un free-kick contra el Valencia, Alba lo despeja flojo, enviando el balón a los pies de Montañés y el notable interior del Deportivo sin esforzarse lo más mínimo shoota el quinto goal en forma imparable, a bocajarro. Un momento más de acose a la meta de Cano y el partido ha terminado.

El competentísimo árbitro catalán, señor Arribas, tuvo una actuación en todo momento meritísima. Fué siempre imparcial, enérgico, técnico consumado y el partido lo llevó sin necesidad de estridencias, ni intemperancia alguna por los lindes de la más depurada corrección y deportividad. Dejó satisfechos a vencedores y vencidos.