Ficha de partido: 22.11.1925: Castalia FC 0 - 3 Valencia CF

Ficha de partido

Castalia FC
Castalia FC
0 - 3
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
'Rino' Costa
2'
Eduardo Cubells
5'
Descanso
45'
José Ródenas
68'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Sequiol
Aforo: 8.000 espectadores
Ubicación: Castellón / España 
Inauguración: 03/11/1923 (Demolido en 1947)

Rival: Castalia FC

Records vs Castalia FC

Máximo goleador: Eduardo Cubells (6 goles)
Goleador rival: - (1 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (14.05.1922)
Mayor derrota: Ninguna
Más repetido: 4-1 (1 veces)

Crónica

En el campo del Sequiol tuvo lugar esta tarde el partido de Campeonato Valencia-Castalia, que dado el mal estado del terreno de juego por las lluvias recientes, nadie esperaba se pudiese celebrar. No obstante, el referée, luego de revisar el campo, lo dio por bueno y el partido, aunque con algún retraso, tuvo que comenzarse.

Vista la decisión del árbitro, el colegiado valenciano señor Monterde, los equipos se alinearon para jugar. Verificado el sorteo del campo, éste favorece al Valencia, que elige terreno, sacando el Castalia. Apodérase del balón Molina, pasa a Arróniz, que escapa por la línea, centrando raso y flojo a los pies de Rino, el que nada más tiene que burlar a Igual para, de shoot sesgado, obtener el primer goal de la tarde.

La facilidad con que este goal ha sido obtenido, desconcierta al Castalia, y a los tres minutos escasos del primer goal, obtiene el Valencia el segundo, al rematar Cubells un buen centro de Arróniz. A partir de este momento, el once campeón se dedica a jugar sin esforzarse lo más mínimo, y con este resultado llegamos al descanso.

Reanúdase el juego, y notamos en el Castalia más impetuosidad y entusiasmo, pero carente en absoluto de eficacia, por mostrarse nula su delantera. El juego adquere mayor dureza y observamos en el árbitro poca energía para reprimirlo.

Salvo alguna que otra arrancada del Castalia, el Valencia domina en esta parte igual que en la primera, y en un primoroso avance de su delantera, hácese con el balón Cubells y tras burlar a tres contrincantes, shoota raso y colocado, rechazando flojamente Marqués. Ródenas entra a todo gas, y el esférico, fuertemente impelido por el delantero valenciano, besa de nuevo las mallas, consiguiéndose el tercer goal.

Este tanto origina protestas de los jugadores castalieros, por considerar que fué precedido de un foul, y Gallego diríjese valientemente al árbitro, al que abofetea, siendo secundado por otro coequipier. Origínase un lío enorme, interviene la autoridad, y en medio de este lamentable espectáculo, el árbitro suspende el partido por negarse el capitán del Castalia a expulsar, por indicación del referé, a los jugadores causantes de tan reprobable acción. Veintidós minutos de la segunda parte llevábanse jugados.

El partido, o mejor dicho, la parte de él jugado, ha sido de neta superioridad valencianista, que puede decirse sin reparo alguno, no tuvo ni un solo momento enemigo frente a él. Lo mismo que tres goals pudo obtener seis, o acaso más, y su juego fué brillante en muchas ocasiones, a pesar del mal estado del terreno, que excesivamente fangoso, impedía moverse con la libertad debida a los jugadores.

Cubells fué el mejor de los jugadores sobre el terreno, teniendo una actuación superiorísima. Roca también jugó muy bien. Del resto del equipo, salvo Ródenas, que en todo momento mostróse un jugador violentísimo y de excesiva dureza, solo parabienes merecen por su espléndido juego.

El Castalia, ante tan fuerte enemigo, achicóse enormemente y sus jugadores mostráronse torpones e inseguros, jugando sin tesón ni entusiasmo. Queriendo hacer mucho, no hicieron nada. Sus mejores elementos, la defensa y el guardameta. Monterde, árbitro deficiente, pecando de escasez de energía para contener los desmanes de los jugadores exaltados. El público mostróse en general bastante correcto.