Ficha de partido: 23.09.2009: Getafe CF 3 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Getafe CF
Getafe CF
3 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
David VillaAsist: Joaquín Sánchez
21'
Manu
22'
Manu
37'
Alexis Ruano
39'
Descanso
45'
Hedwiges Maduro
62'
Bruno SaltorMiguel Brito
66'
Pablo HernándezJoaquín Sánchez
66'
Pedro León
68'
ContraCasquero
71'
Nikola ZigicCarlos Marchena
71'
Pedro RíosPedro León
81'
Celestini
82'
Contra
83'
Bruno Saltor
84'
AlbínGavilán
88'
Éver Banega
90'
Final del partido
91'

Estadio



Nombre: Alfonso Pérez
Aforo: 17.393 espectadores
Ubicación: Getafe (Madrid) 
Inauguración: 30/08/1998

Rival: Getafe CF

Records vs Getafe CF

Máximo goleador: David Villa (7 goles)
Goleador rival: Manu (4 goles)
Mayor victoria: 3 - 0 (22.09.2014)
Mayor derrota: 0 - 3 (11.02.2007)
Más repetido: 3-1 (4 veces)

Crónica

El Valencia sufrió anoche un duro correctivo a cargo del Getafe, que a la espera de pistas más positivas, lo redujo a la condición de telonero de la Liga. Un castigo al que tendrá que responder el entrenador, Unai Emery, a lo largo de la semana una vez se han disparado las críticas hacia su continuidad. El técnico vasco no pudo esta vez camuflarse con el resultado en un partido en la que a su equipo se le vieron todas las costuras defensivas.

Cuando a un entrenador se le pregunta cuál es la virtud suprema que busca en su equipo, todos se refieren el equilibrio, a la armonía en todas las lineas. El Valencia es hoy todo lo contrario. Es un grupo descompensado: dispone de un caudal ofensivo muy abundante, pero su linea defensiva está muy limitada. Hoy por hoy, es una ruina. En dos minutos quedó retratada la preocupante descompensación en la que anda trabajando, sin éxito, Emery en los últimos días. Tras un inicio prometedor, con todos los frentes controlados, el Valencia remató su dominio con una jugada deliciosa. Silva, un homenaje al fútbol cuando está en plenitud, inició la acción, prolongada a la perfección al primer toque, en sentido vertical, por Mata y Joaquín para que Villa, el de siempre, fusilara al portero tras bajarse el balón con el pecho. Una jugada sinfónica, de etiqueta, que sacó a la luz el poderío creativo del Valencia.

Sin tiempo para saborear la obra de arte, el Valencia enseñó su lado oscuro. El lado inocente, infantil, que representa su sistema defensivo. Fue sacar el Getafe del medio campo y poner en evidencia la vulnerabilidad de su rival en la defensa de su portería, con el agravante de la ausencia de Miguel, que se entretuvo junto al banquillo no se sabe muy bien por qué. Con la banda libre, Gavilán burló una entrada horrorosa de Joaquín y con el pie izquierdo descalzo centró al segundo palo, donde Manu del Moral estableció el empate.

Descubierto el punto débil de su rival, el Getafe se animó a pisar el campo contrario. A la fiesta se unió pronto Pedro León, un elegante artillero que interpreta los centros al área como una diversión. Antes del descanso sirvió otro balón a Manu, que remató solo ante Moyà en pleno desconcierto defensivo del Valencia. Al gris trabajo de Alexis y Maduro en el eje central y de Miguel en la banda, se unió Mathieu en el segundo gol local. El francés participó en el córner lanzado por León peinando al balón hacia el área pequeña, donde Manu remató solo al primer palo. Fue el único lunar del pelirrojo lateral, que se vació subiendo y bajando la banda.

La búsqueda de una alineación más convencional no le dio resultado a Emery, que vio como su equipo fracasó también en el medio campo. Banega, perfectamente vigilado por Celestini, bajó su rendimiento con respecto a sus últimas actuaciones.

El Valencia tocó zafarrancho tras el descanso, pero su juego previsible no dio resultado. Tan sólo un par de disparos a cargo de Mata y Banega pusieron en aprietos a un rival que centró su atención en el contraataque. Y en encontrar alguna falta en la que sacar renta a la prodigiosa pegada de Pedro León El guión perfecto para el ex futbolista del Levante UD, que colocó el balón en la escuadra en un lanzamiento muy lejano.

Visto el panorama, Emery aplicó su plan de urgencia: dar entrada a Zigic. Una fórmula tardía que no sirvió ni siquiera para maquillar un resultado que reflejó, por encima de todo, la fragilidad defensiva del Valencia.