Ficha de jugador: Gaizka Mendieta

Ficha de Gaizka Mendieta

Nombre completo: Gaizka Mendieta Zabala
Fecha de nacimiento: 27/03/1974
Lugar de nacimiento: Bilbao (Vizcaya) 
Nacionalidad: España  
Altura / Peso: 1,73 m. / 67 Kg.
Títulos:  Copa (1998-1999)Intertoto (1998-1999)Supercopa (1999-2000)(3)

Biografía

La historia de Gaizka Mendieta es uno de los más claros ejemplos de que la constancia y el sacrificio pueden acabar teniendo una gran recompensa. Nacido en Bilbao en 1974, se crió en Castellón ya que su padre, Andrés Mendieta Ocamica, había defendido la portería del club de La Plana durante cuatro temporadas. Comenzó a jugar al fútbol siendo niño en el Club Deportivo Tonin, donde se formó como jugador antes de llegar a las categorías inferiores del club de Castalia. Allí fue donde el técnico valenciano Quique Hernández le dio la oportunidad de debutar con el primer equipo en Segunda División el 12 de enero de 1992, en partido de Liga frente al Rayo Vallecano. Con su espíritu de lucha y sacrificio, y pese a su corta edad (17 años), el futbolista acabó siendo titular en prácticamente todos los partidos del resto de la temporada, completando 17 partidos del torneo de la regularidad.

Finalizada la temporada los ojeadores del Valencia CF lo contrataron para reforzar al Mestalla, donde pronto destacó por su carácter voluntarioso, su enorme fondo físico y su entusiasmo y capacidad de sacrificio. Empleado principalmente como lateral derecho en sus inicios, Mendieta jugó 22 partidos con el filial en Segunda División B bajo las órdenes de Óscar Rubén Valdez y Paco Real. Su buena progresión le había llevado a participar con el primer equipo durante la pretemporada y a ser convocado con la selección española sub-21, pero su gran oportunidad llegó en junio de 1993, cuando el técnico holandés Guus Hiddink le dio 48 minutos en los dos últimos partidos de Liga. Titular indiscutible con el Mestalla de Juan Carlos Rodríguez, Héctor Núñez no dudó en echar mano de él al convertirse en técnico del Valencia tras la debacle de Karlsruhe, jugando los 20 partidos restantes hasta finalizar la campaña.

Tenía sólo 20 años cuando el entrenador brasileño le ascendió de forma definitiva al primer equipo. Jugó unicamente 16 partidos oficiales durante aquel curso, pero rápidamente se ganó el cariño de una grada que siempre ha apreciado a los jugadores que lo dejan todo sobre el terreno de juego. Poco a poco se fue ganando un puesto en el primer equipo hasta convertirse en un fijo para Luis Aragonés en la larguísima temporada 1995-1996. Mendieta disputó un total de 42 partidos oficiales, acumulando la experiencia de un subcampeonato de Copa y otro de Liga en dos años consecutivos. Pese a su magnífica proyección, no fue fácil en absoluto su quinta temporada en el club de Mestalla. La dimisión del preparador madrileño y la llegada de Jorge Alberto Valdano, cuya preferencia eran los jugadores de técnica antes que los de garra, no le benefició en absoluto. Estuvo a punto de ser traspasado durante el mercado de invierno, pero el club apostó por él y finalmente se quedó. Fue una decisión afortunada, ya que la temporada siguiente el técnico argentino fue cesado en la tercera jornada de Liga y la llegada del entrenador italiano, Claudio Raneri, supuso un punto de inflexión clave en su carrera deportiva.

De pronto, y para sorpresa de todos, el técnico italiano cambió a Mendieta de posición y le dio la llave del centro del campo del equipo. Poco a poco fue adaptándose a su nuevo puesto y de forma repentina apareció para salvar la cabeza de su benefactor con un golazo en Anoeta que hizo resurgir al equipo. A partir de ese momento, la evolución de Gaizka fue exponencial, convirtiéndose en un centrocampista ofensivo completísimo, ganando en técnica individual y con una visión del juego vertiginosa. Además de asociarse de forma casi simbiótica con Claudio López, a quien proveyó de goles hasta la extenuación, marcó golazos inverosímiles que todavía perduran en la retina de los aficionados que tuvimos la suerte de vivirlos. Experto en los golpes francos y casi infalible en las penas máximas, fue se convirtió también en fijo en las convocatorias de la selección nacional, con la que completó 40 internacionalidades y marcó 8 goles. Para la historia quedarán por siempre sus tres obras maestras: un golazo en San Mamés tras regatera a toda la defensa del Athletic, una volea imposible a la salida de un córner en el Camp Nou desde fuera del área y su obra cumbre frente al Atlético de Madrid en la final de Copa de 1998.

Aquella fue la temporada de su graduación a nivel mundial. Pretendido por los grandes clubes españoles y europeos, Mendieta apostó por su renovación con el club valencianista tras la conquista de la Copa y la clasificación para la Liga de Campeones, firmando dos cursos inolvidables. Referente icónico del equipo, se convirtió en capitán y fue bautizado por Pedro Cortés como «el murciélago del escudo». Siguió manteniendo un nivel excelente, ejerciendo su autoridad y tirando del equipo cuando hizo falta. Mientras tanto, siguió ampliando su colección de goles antológicos y ayudó a llevar al equipo a jugar dos años consecutivos la final de la Liga de Campeones, cayendo derrotado frente a Real Madrid y Bayern de Munich en una de las mayores tragedias del valencianismo.

Acabada la temporada 2000-2001, y tras haber perdido la final de la Liga de Campeones en los penalties y no haber conseguido la clasificación para la competición en la temporada siguiente, Gaizka Mendieta decidió buscar un cambio de aires. Pretendido por el Real Madrid, finalmente marchó traspasado al Lazio de Roma, en una decisión que provocó un auténtico terremoto en el club, hasta el punto de provocar la dimisión del presidente, Pedro Cortés. A cambio, el Valencia realizó la operación más cara por un futbolista español hasta esa fecha: 8.000 millones de pesetas. Jugó 27 partidos con el equipo italiano pero no se consolidó en el equipo y la temporada siguiente marchó cedido al FC Barcelona, donde jugó 49 partidos y marcó 6 goles. La campaña siguiente marchó cedido al Middlesbrough inglés, club al que fue finalmente traspasado en 2004, permaneciendo cuatro temporadas hasta su retirada en 2008, tras haber disputado 69 encuentros y haber marcado 4 tantos.

Para la posteridad quedará por siempre la figura de un hombre que se hizo a si mismo en Mestalla, que luchó y trabajó de forma incansable por hacerse un sitio y que logró triunfar a base de coraje y sacrificio. 62 goles en 360 partidos, una Copa, una Supercopa y dos subcampeonatos de Europa. Y como cantó el grupo «Los Planetas» en una de sus canciones: «He puesto la tele y había un partido, y Mendieta ha marcado un gol realmente increíble...».

Posición

Otros equipos

Deportes Tonin, Oropesa, CD Castellón, CD Mestalla, SS Lazio, FC Barcelona, Middlesbrough FC

Récords

Más goles: Real Madrid (7 goles)
Más partidos: FC Barcelona (18 partidos)
Más tarjetas: Atlético de Madrid (4 amarillas)
Más expulsiones: Real Valladolid (1 rojas)
Edad debut: 18,35 años (Foyos CD)
Edad 1º gol: 19,92 años (UE Lleida)
Edad ult. gol: 27,19 años (Racing de Santander)
Edad ult. part.: 27,19 años (Racing de Santander)

Estadísticas con el VCF

Competición:
Cambiar jugador:
Comparar con: