Ficha de partido: 27.05.1979: Valencia CF 0 - 0 Hércules CF

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 0
Hércules CF
Hércules CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
ErnestoBaena
25'
MacanásAracil
40'
Darío FelmanJosé Cerveró
45'
Descanso
45'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Hércules CF

Records vs Hércules CF

Máximo goleador: Mundo Suárez (9 goles)
Goleador rival: Kustodic (5 goles)
Mayor victoria: 8 - 2 (14.11.1954)
Mayor derrota: 0 - 4 (18.03.1956)
Más repetido: 1-2 (9 veces)

Crónica

Partido jugado de acuerdo con el horario uniforme establecido para esta jornada, con fuerte sol y calor. Asistieron unos treinta y cinco mil espectadores. A los 15 minutos de juego hubo de ser interrumpido el encuentro por haber entrado un gato en el terreno de juego. La incidencia causó el natural jolgorio. A los 35 minutos de la segunda parte el guardameta del Hércules, Amador, tuvo que ser asistido a causa de haber sufrido un fuerte golpe en una entrada de Diarte. El juego estuvo detenido durante dos minutos y a instancias del entrenador del Hércules, el árbitro requirió la presencia del médico para que lo reconociera ya que el Hércules había efectuado sus dos cambios y no podía sustituir al portero. Amador consiguió reponerse y siguió jugando los diez minutos restantes.

El Hércules venía a por un punto, ese empate que le librara de toda preocupación en este azoroso final de Liga y a trancas y barrancas lo ha conseguido en un partido clásico a la defensiva en que la sensacional actuación tenida por su guardameta Amador, ha sido el factor principal para que su objetivo se viera cubierto.

El Valencia, aun sin jugar bien, dominó de una forma agobiante en los dos tiempos. En el primero, Kempes y Carrete estrellaron balones en el larguero, en la segunda parte un remate de Bonhof lo rechazó de puños Amador y la pelota fue también repelida por el larguero. En otras jugadas de ataque valencianista dos defensas del Hércules situados en la misma raya de gol y cuando ya el portero estaba batido, sacaron balones que se colaban. En fin, ha sido el clásico partido de embotellamiento pero en el que no hay forma humana de marcar un tanto.

El Valencia en la primera parte no jugó bien más que en cuentagotas, especialmente cuando Saura y Solsona combinaron bien entre sí. Precisamente Solsona fue el animador del juego de ataque valencianista en ese primer tiempo en el que fue también su delantero más activo. Pero Amador, en tarde muy afortunada, detuvo todo lo que le llegó a las manos y más. La multitud de córnes que cayeron sobre su puerta, quince en total, por ninguno contra la local, lanzados los de la derecha por Kempes y los de la izquierda por Bonhof, no ocasionaron peligros que no fuera posible desviarlos por el afortunado guardameta hérculano.

En la segunda parte subió de tono la emoción y el Valencia al cambiar un defensa por un delantero más, visto que Cerveró actuaba con toda libertad al no tener hombre a quien marcar, mostró el acentuado propósito ofensivo que el entrenador valencianista mantenía a la búsqueda de los goles que necesitaba. La verdad es que el Valencia jugó, de los tres cuartos de hora, algo así como 35 minutos en las proximidades del área de penalty herculano, pero el bombardeo de balones sobre el marco blanquiazul, la lluvia de cuero que sobre él cayó, no trajo, en definitiva, ningún tanto. Y en los minutos finales, cuando más arreció la ofensiva valencianista, más se acentuó también el tono defensivo del Hércules, que no buscaba otra cosa que en definitiva logró, ese empate a cero que les sirve para sus fines. El Hércules se ha salvado y el Valencia ha cerrado el campeonato de Liga con un punto negativo más, lo cual viene a ser, en cierto modo, una consecuencia de toda una campaña deficiente, casi podríamos decir que el Valencia, al final ha sido consecuente consigo mismo y ha brindado a su hinchada una decepción más que tan sólo se ve atenuada por el hecho de que el beneficiario de este punto caído del cielo sea otro equipo de la región.