Ficha de partido: 23.04.1978: Real Sociedad 1 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Real Sociedad
Real Sociedad
1 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Jesús Martínez
27'
Descanso
45'
Mario Kempes
52'
Idígoras
62'
Idígoras
74'
MurilloPerico Alonso
80'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Atocha
Aforo: 26.700 espectadores
Ubicación: San Sebastián / España 
Inauguración: 04/09/1913

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

Tarde de grata temperatura. Casi tres cuartos de entrada. Terreno en buenas condiciones, aunque luego se puso resbaladizo, pues comenzó a llover. A los 25 minutos se encendió la luz artificial.

Parecía que la Real Sociedad iba a poder con su rival de esta tarde, al igual que lo hiciera en la eliminatoria de Copa. El partido se inició con fuerte presión realista y a los 8 minutos una gran jugada de ala izquierda finalizó con fuerte disparo de Zamora que, batido Pereira, rechazó el travesaño. Pero la Liga no es igual que la Copa, había dicho el entrenador valenciano antes del partido, y su equipo no tenía necesidad de ganar, bueno, no había salido a ganar por encima de otra cosa, sino a contener a los blanquiazules, porque para ellos un resultado como el empate era suficiente en sus aspiraciones a la Copa de la UEFA, y los valencianos organizaron una gran zona defensiva, con el apoyo de cuantos hombres hiciera falta allí atrás, poniendo grandes dificultades a los realistas para llegar a las proximidades de Pereira. No habían venido a hacer juego brigante, sino oscuro, pero práctico y eficaz.

La Real Sociedad mandó a lo largo de los noventa minutos, pero sus delanteros tuvieron pocas oportunidade de gol. Remataron mucho más que los valencianos a, pesar de que Arconada hubiera de hacer un par de buenas paradas antes que se le colara el gol de Kempes. Y además del ya reseñado poste de Zamora, en la segunda parte otro disparo de Diego fue repelido igualmente por la madera. Uno u otro hubieran supuesto el tanto de la victoria, que habría repartido justicia, acaso más que el señor Gallardo Fernández, que quiso ser en extremo neutral y perjudicó en mayor parte a los donostiarras, sin aplicar en momento alguno la ley de la ventaja.

El partidó no fue muy brillante, porque las jugadas escasearon. Hubo acciones individuales de los jugadores muy aisladas, empeñados luego alguno, como Satrústegui, en querer hacer demasiado, otro, como idígoras, junto a buenas cosas amontonó feas entradas a sus rivales que le valieron una tarjeta amarilla, y López Ufarte, muy bien marcado por Carrete, que le tiene cogida la medida, se limitó a unas cuantas fintas y habilidades, pero poco para la clase que reúne.

El Valencia salió a hacer su partido y lo consiguió. Amontonó gente en el centro del campo, formando dos fuertes líneas defensivas por las que fue muy difícil penetrar a los jugadores realistas. Botubot y Martínez marcaron muy bien a Satrústegui, que hubo de irse a las bandas para escapar de ellos. Castellanos fue otro de los hombres de brega, aunque nos pareció sin demasiadas facultades. En el ataque, a pesar de algunas vistosas y brillantes Intervenciones de Kempes, Saura fue el más trabajador creando dificultades a los defensas contrarios, a quienes no dio momento de respiro, obligándoles a jugar pronto la pelota.

En resumen, partido de emoción por lo incierto del resultado, pero poco brillante de cara el aficionado, que confiaba en presenciar un mejor encuentro. Justo el reparto de puntos, aunque, de caer por algún lado, la victoria, debió ser realista.

Goles: 0-1, 32 minutos. Tiro desde lejos de Kempes. El balón parecia fácil de recoger, pero bota ante Arconada, le pega en la cara y luego da en un poste para terminar entrando en la red. 1-1, 62 minutos. Córner que Pereira no puede sujetar, cargado en el aire por delanteros y defensas, el balón va a Idígoras que dispara fuerte, sin que los defensas valencianos bajo los palos puedan hacer nada.