Ficha de partido: 02.12.1973: Valencia CF 1 - 1 Granada CF

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
Granada CF
Granada CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Aguirre
31'
Descanso
45'
Miguel Ángel AdornoPepín Pineda
66'
SantiMontero
66'
Jaen
79'
'Quino' Sierra
81'
DueñasPorta
81'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Granada CF

Records vs Granada CF

Máximo goleador: Mundo Suárez (15 goles)
Goleador rival: Barrios (3 goles)
Mayor victoria: 7 - 1 (10.05.1975)
Mayor derrota: 0 - 3 (12.01.1969)
Más repetido: 1-0 (9 veces)

Crónica

El primer punto perdido en casa. Esta ha sido la consecuencia de este Valencia - Granada, jugado al término de esta jornada futbolística número doce, que ha sido televisado en directo a toda España. El Granada, una vez más sele ha indigestado al Valencia, que en estos últimos tiempos rara vez consigue vencer a los granadinos, o al menos no lo consiguió el año pasado en los dos partidos jugados. La verdad es que el Granada vino a obtener lo que en definitiva se llevó. Por esas, cosas del fútbol, tuvo a su alcance la victória, puesto que fue el primero en marcar. Pero el Valencia logró empatarle después, y ya entonces los andaluces no quisieron correr más riesgos, sino arropar el resultado de empate que para ellos era magnífico, y procurar mantenerlo, cosa que hicieron y lograron al final.

El partido no ha sido brillante. Ha sido un partido bastante frio a tenor del ambiente que existia en una noche fría, que además, con la televisión por adversario, llevó a los graderíos de Mestalla menos de media entrada. Y no se divirtió el público. Durante el primer tiempo, de acusado dominio valencianista, con buen juego posicional del Granada y defensa eficaz por el marcaje que se desplegó sobre los delanteros contrarios, los merengues, aunque remataron bastante, no lo hicieron aceradamente, y el empate a cero se tenía la esperanza de que en la segunda mitad se pudiera deshacer. En efecto, así fue, pero costó bastante pare establecerse en definitiva, si no el empate a cero, sí a un gol, que es un poco más espectacular, por la forma en que se produjo, pero de consecuencias similares.

En esta segunda parte, el Valencia, al principio pareció jugar con algo más de vigor que lo había hecho anteriormente; hubo acciones sueltas brillantes, pero sin que esta fuera la nota continuada y característica del partido. Por ejemplo, una intervención de Claramunt a los nueve minutos, una gran galopada como extremo derecha, para terminar enviando un centro tan medido que forzosamente debía encontrar rematador, sobre todo cuando falló la defensa visitante; pero Keita no alcanzó el balón. Registramos poco después los gritos del público reclamando la presencia de Adorno, y en efecto, como si el entrenador valenciañista quisiera atenderles, a los 21 minutos Adorno salía al campo para sustituir a Pepín.

El partido siguió con presión valencianista, pero sin que clarificara su juego de tal manera que consiguiera batir la magnífica defensiva escalonada, ordenada y segura que mostró el Granada, que de vez en cuando intentó dispararse cara el marco contrario. En una de esas jugadas de contrataque que inició Santi, pasó la pelota por Chirri y remató formidablemente Porta, marcó el Granada su gol. Era el minuto 32 y el partido se le ponía cuesta arriba al Valencia.

Después de uños momentos de despiste, el Valencia, en una jugada personal de Quino, logró el tanto del empate, a los 35 minutos, y animado con este gol buscó con furia la victoria que tuvo en sus pies Claramunt; pero, solo ante el marco, tiró alto. Aún insistió el Valencia en su presión, pero ya sin suerte y sin éxito.

Total empate a uno. A última hora, el árbitro enseñó tarjeta blanca a Aguirre Suárez, por entretener el juego, cosa que no fue exclusiva de este jugador, sino de la que abusaron cási todos los granadinos. Empate a un gol que hay que aceptar, porque si bien el Valencia jugó un poco más que su contrario, también la buena labor defensiva del Granada merecía un premio y al final lo consiguió.