Ficha de partido: 03.03.1974: Valencia CF 0 - 0 Celta de Vigo

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 0
Celta de Vigo
Celta de Vigo

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
Óscar Rubén ValdezVíctor Soler
61'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

Noventa minutos sin goles; noventa minutos de lo que se preveía un partido de trámite, propicio y mollar para el Valencia, que no supo o no pudo resolverlo, y hasta casi diríamos que se confió pensando que el Celta probablemente caería como fruta madura sin esforzarse demasiado. Así, a pesar del intenso dominio que el Valencia ejerció durante casi todo el partido, en el que marcó la pauta, en el que no jugó mal, pero en el que le faltó garra y nervio para estimular su juego al final el empate a cero constituyó un tropiezo para los merengues, y un frenazo en esa marcha victoriosa que últimamente llevaba el cuadro local, una vez recupe rado del bache que sufrieron.

El partido es para olvidarlo pronto. No es que haya sido desdichado en cuanto a juego, pues el Valencia hizo un juego hasta cierto punto espectacular, pero carente de la mínima codicia que hay que poner para resolverlo, y el Celta, que fue viendo cómo transcurría el tiempo y permanecía imbatida su puerta, acabó oreciéndose, y al final, hasta se permitió unos tímidos ataques en algunos de los cuales, para mayor paradoja, pudo marcar ese gol que a veces surge de la manera más inesperada. Total, que el empate a cero si bien no lo mereció el Celta en cuanto a la calidad de juego elaborado por uno y otro, al final se lo llevó como premio a su afán.

El encuentro, en la primera parte, fue de acusado dominio valencianista, salvo unos diez minutos en que el Celta inició unos tímidos ataques que no tuvieron relieve. En realidad, el mayor defecto que se le encontró al Celta ha sido la falta de remate, pues en todo el partido lanzó cuatro tiros solamente sobre la portería de Balaguer, uno en la primera parte y tres en la segunda. En la primera mitad, con Sergio como principal animador del juego valencianista, se atacó mucho, pero sin clarificar el juego lo suficiente para crear auténticos peligros sobre un área de penalty celtica bien defendida por los zagueros y mejor protegida aún por Aguirre, que resolvió todos los intentos. Las mejores jugadas fueron una iniciada por Sergio, a los veintiún minutos, con remae de Claramunt, que salió alto, y otra a los veintiséis, en combinación de Claramunt con Quino, y pase sobre puerta teniendo que despejar en la misma raya de gol el defensa Navarro, cuando el portero estaba batido.

En la segunda parte pareció animarse el luego valencianista, cuya presión se intensificó a los quince minutos con la aparición de Valdés, recibido con alborozo por los espectadores desde el momento que en la banda inició unas carreras de calentamiento. Ello pareció dar a entender que el juego valencianista mejoraría, pero en verdad sólo fue en cuanto a la intensidad del fútbol practicado en el área céltica, pero no en cuanto a la calidad, pues el Celta siguió cortando en flor los centros valencianistas hasta que al final se cansaron, y en el último cuarto de hora iniciaron unos ataques siendo precisamente en el minuto final cuando un remate peligrosísimo de Juan pudo muy bien convertirse en ese gol inesperado y ya sin remedio que a veces surje en los encuentros.

Total, un partido sin pena ni gloria, pero que supone para el Valencia la merma de uno de los positivos que ya tenía, y que hacían pensar en una clasificación óptima después de los apuros pasados.