Ficha de partido: 14.11.1971: Real Madrid 1 - 1 Valencia CF

Ficha de partido

Real Madrid
Real Madrid
1 - 1
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
'Tatono' GarcíaAníbal Pérez
3'
Santillana
30'
'Quino' Sierra
44'
Descanso
45'
PirriGrosso
46'
MarañónAmancio
65'
Francisco Vidagany
68'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Santiago Bernabéu
Aforo: 85.454 espectadores
Ubicación: Madrid / España 
Inauguración: 14/12/1947

Rival: Real Madrid

Records vs Real Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (13 goles)
Goleador rival: Raúl (17 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (09.06.1999)
Mayor derrota: 0 - 6 (25.12.1932)
Más repetido: 1-2 (26 veces)

Crónica

Los dos imbatidos de la Liga continúan siéndolo pero el Valencia, con su magnífico empate en el Bernabeu, se ha situado como el equipo a batir en la competición. En efecto, las huestes de Dí Stéfano cuentan ahora con seis positivos contra los cinco da los merengues. Ha sido el primer punto que ha cedido el Madrid en su terreno esta temporada. El encuentro ha tenido una primera mitad trepidante, de gran y rapidísimo fútbol. El Madrid mantuvo une constante ofensiva, una ventaja en la maniobra de ataque, mientras el Valencia, como estaba previsto, se cerró muy bien atrás pero prodigando peligrosos y centelleantes contraataques que dieron al juego una tremenda emoción.

Tras el descanso, no decayó ni la entrega ni la combatividad de los 22 jugadores, pero sí bajó la calidad del juego, viéndose entonces con frecuencia, sobre todo en el Madrid —más ganado por los nervios— ímprecisiones en los servicios y en el remate. No han tenido las dos delanteras, a pesar de que se movieron mucho y se mostraron peleonas, muchos momentos para ensayar el tiro. Las coberturas exhibieron, en ambos bandos, una impermeabilidad difícil de atravesar. La historia de los dos goles fue idéntica: peses muy adelantados con Santillana y Quino rozando el fuera de juego en la recepción de la pelota y escapar con campo libre para batir al meta contrario.

No se protestaron los goles en el campo —las tarjetas blancas hacen su función— pero entre los partidarios de uno y otro equipo hubo diferencias de apreciación en ambas jugadas. De la firmeza de las zagas valga el detalle de que el primer tiro a puerta del Valencia se produjo a los 19 minutos. En cuanto a Meléndez tampoco se vio amenazado con insistencia, aunque realizó, un par de salidas arriesgadas y afortunadas cuando parecía a punto da ser batido.

El resultado hay que admitirlo como justo. El Madrid presionó más pero en el segundo período hubo falta de cohesión y orden en sus esquemas. El público reclamó como penalty un agarrón que se le hizo a Santillana. La falta existió, a nuestro juicio, y sólo hace falta saber, aunque el madridista cayera dentro del área, si la falta se
cometió o no fuera de ella.

El choque tuvo siempre tensión y emoción a raudales. En el capítulo individual, forzado es sacar a relucir dos hombres de cada equipo: Zoco y Amancio, en el Madrid, y Claramunt y Valdez, en el Valencia. Hasta que se lesionó, Amancio fue el jugador con más ideas y sentido de la penetración en el bando blanco, aunque esta vez no contara, como en otras, con la colaboración de un Aguilar muy vigilado. En el bando levantino, también Ciaramunt rayó a gran altura mientras tras el descanso Valdéz hizo una extraordinaria exhibición que llegó a maravlliar hasta el más acérrímo híncha contrario.

Aparte de los dos goles, el Madrid dispuso de una gran oportunidad en un tiro de Anzarda que pegó en le cepa del poste, en tanto el Valencia rozó la victoria en un magnífico cabezazo de Quino a la salida da un córner. Poco, sin embargo, en uno y otro conjunto para justificar la calidad de equipos punteros del Campeonato. Hubo en el campo muchas virtudes que aplaudir pero la de la clase no brilló excesivamente. Todo sea dicho en honor de la verdad.

El Madrid, salió decidido a ganar el encuentro desde el primer momento. Pero no supo jugar por los extremos, si lo hizo por el centro, desbaratando la defensa valenciana los ataques locales, especialmente las muchas paredes que pretendió hacer Santillana con Amancio, que murieron todas en los pies de Sol o Martínez, mientras Quino, de gran movilidad a lo largo del encuentro, fue quien proyectó y dirigió todos los avances dei equipo visitante.

Goles: El 1-0 llegó a los 26 minutos. Un pase adelantado de Amancio por el centro, lo recogió Santillana, que se internó y ante la salida de Meléndez tiró por bajo a puerta vacía. El empate llegó a los 44 minutos. Se reproduce casi esta jugada aunque esta vez en la meta madridista. Es ahora Lico el que pasa adelantado y Quino el que se interna para aprovechar la salida de García Remón y rematar a gol.