Ficha de partido: 13.11.1963: Valencia CF 0 - 2 FC Barcelona

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
0 - 2
FC Barcelona
FC Barcelona

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
Pereda
45'
Fuste
49'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (33 veces)

Crónica

Con el resultado de 2 a 0 a favor del Barcelona ha terminaado a las 10 de la noche el encuentro de fútbol celebrado en Mestalla entre el Barcelona y el Valencia. El choque pudiéramos decir que es continuación de aquel que hubo de suspenderse sobre la misma cancha en Septiembre pasado a causa de la tormenta y del apagón de luz, pero si entonces los testigos hubieran sido apenas unos miles, hoy el campo acusaba un llenazo hasta las banderas, habiéndose agotado las localidades con dos días de anticipación. Pero el equipo azulgrana puede marcharse satisfecho de Valencia, porque ha aprovechado muy bien deportivamente la semana: cuatro puntos en su lista y de encabezar la clasificación.

El encuentro, a nuestro entender y por cuanto pudimos testimoniar tantos miles de espectadores, estuvo llevado magníficamente por el Barcelona; pero a pesar del resultado no podemos decir que estuviera mal el Valencia, porque los cuarenta y cinco minutos últimos de juego fueron un acoso continuo de las líneas valenclanistas, que pusieron en evidencia dos cosas: que el conjunto azulgrana sabía perfectamente lo que se llevaba entre pies y se replegaba maravillosamente sobre sus lineas zagueras, manteniendo constantemente una capacidad ofensiva oportunisima, y por otra parte, que el Valencia posee una delantera poco realizadora. Oportunidades tuvieron los de casa constantemente. Los seis saques de esquina de la primera parte y los once de la segunda, contra la puerta de Pesudo, son un buen índice de juicio. Pero esto no es todo. Hay algo más, como es el saber jugar y el saber colocarse. El Barcelona siempre tuvo un defensa frente al enemigo que pretendía rematar. Por eso, aun con el dominio del terreno por el Valencia en casi todo el encuentro, el Barcelona fue equipo superior, porque en verdad no jugaba replegado, sino que aprovechaba, como el fuelle de un acordeón, la oportunidad para tomar aire a campo abierto y entonces resolver sus secretas intenciones.

El trabajo del Valencia parecía tener el propósito de demostrar ante los espectadores que pronto o tarde las cosas habían de rodar a, su favor, y pusieron en ello todo su empeño manteniendo la tensión de los espectadores, pero el gol no llegaba. Todo se desbarataba á última hora, porque en el maravilloso acordeón barcelonista no fallaba ni una nota, aunque el caso de Segarra, sacando balones de la línea de gol, volvía a repetirse como sucedió con el Levante de una manera excepcional. La sorpresa llegó en el último minuto de la primera parte. Re había lanzado desde el ala derecha un centro, que recogido por Pereda fue elaborado personalmente por éste hasta meterlo en la red de Zamora. El juego fue contundente en algunos momentos y el arbitro, señor Lopez Zaballa, tuvo que descontar algunos minutos a la hora de terminar la primera parte.

El Barcelona no se cierra, pero sabe contener los ataques con que inicia el Valencia la segunda parte, realizando sus jugadas decisivas cuando lo cree oportuno. Y así comenzada esta segunda mitad, llega el segundo y último gol de la noche, cuando apenas habían transcurrido tres minutos de juego. Lo consiguió Fuste, que tomó el balón desde medio campo y lo llevó solo hasta la puerta de Zamora, logrando fácilmente marcar el tanto. Fue una jugada personal que sorprendió al mismo meta valencianista.

El Valencia, no obstante, siguió presionando en sus ataques a la puerta de Pesudo, pero siempre el equipo azulgrana tenía un defensa en el puesto oportuno y decisivo. El Barcelona jugó bien en todas sus lineas; pero fue excelente, sobre todo, en la defensa. El público aplaudió al Barcelona y pitó a los de casa al iniciarse el encuentro, al igual que al despedir los equipos. Cabe registrar que a los cinco minutos de la primera parte los camilleros hubieron de retirar del campo a Gensana, que había sufrido un encontronazo con otro jugador, reintegrándose al juego diez minutos más tarde, pasando a ocupar el puesto de delantero centro Fuste y pasando al extremo Re. El Barcelona creó situaciones difíciles al meta valencianista, como por ejemplo Gensana, que nada más reintegrarse al campo tiró a puesta un balón que pasó rozando el poste derecho.

Pesudo ha tenido que actuar, y una de las veces, en la segunda parte, pareció que un gol que había desviado había ido a parar a la red. Algunos del público lanzaron el consabido grito de «¡Gol!», pero se vio claramente que el balón, gracias a la acción de Pesudo, había salido por el poste. El arbitro, señor López Zaballa, tuvo que imponerse en algunos momentos, porque el juego se presentaba duro, y los del «agua» tuvieron que salir repetidas veces a refrescar el rostro de los caídos.