Ficha de partido: 03.12.1961: Valencia CF 3 - 2 Real Madrid

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
3 - 2
Real Madrid
Real Madrid

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Vicente Guillot
10'
Félix Ruiz
25'
Vicente Guillot
32'
Descanso
45'
Tejada
75'
José `Ficha´
79'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Real Madrid

Records vs Real Madrid

Máximo goleador: Mundo Suárez (13 goles)
Goleador rival: Raúl (17 goles)
Mayor victoria: 6 - 0 (09.06.1999)
Mayor derrota: 0 - 6 (25.12.1932)
Más repetido: 1-2 (26 veces)

Crónica

El partido de esta tarde en Mestalla constituye un gran suceso para el Valencia y para el historial del campo de Mestalla. Este ha registrado el lleno mayor de su historia aun cuando no se llegara a agotar las tribunas y las sillas de anfiteatro y por tanto supone se ha alcanzado la máxima recaudación. Constituye también un suceso porque toda la región se volcó atraída por el interés que el partido ofrecía y el equipo y la tarde han contribuido a que el encuentro de hoy deba ser señalado en los anales del Valencia CF.

Ha vencido por tres a dos al pentacampeón de Europa y en realidad esta es una diferencia escasa en razón con los méritos contraídos por el Valencia. El Valencia se impuso en el primer tiempo, cedió en el primer cuarto de hora de la segunda parte acusando el esfuerzo realizado hasta entonces, pero de nuevo y tras de un cuarto de hora bullante del Real Madrid, fue el Valencia quien recuperó la iniciativa del partido deshaciendo dos veces el empate logrado por el Madrid consiguiendo al final una victoria que debía de haber sido cuando menos por un gol más. Debía de haber sido y en realidad lo fue, pero el árbitro señor López Zaballa del colegio de Santander, que tuvo que realizar una labor muy difícil, dada la pasión que los dos equipos ponían en el juego, al final invalidó un gol brillante y meritísimo de Guillot que hubiera redondeado en un cuatro a dos el triunfo del Valencia sobre el campéon de Liga y posible nuevo campeón de Copa de Europa.

Los dos equipos lanzaron desde el primer momento al asalto de las posiciones contrarias practicando un juego velocísimo y lleno de pasión. La retaguardia del Madrid no cedía atacando despreocupadamente y jugándole de igual a igual a su potente adversario. Empleaba su peculiar cuatro-dos-cuatro con Sendra incrustado en la zaga, Ribelles haciendo pareja con Recamán en el centro del campo y tres hombres en posición de ataque con Waldo en situación de constante desmarque de manera que llevó tras de sí a Santamaría durante los noventa minutos de juego.

De esta forma y con frecuentes escapadas del Madrid, siempre peligrosas y con respuestas seguras de Golfo, avanzaba el partido hasta que era el minuto doce en un golpe franco lanzado por Recamán, Guillot metió muy bien el pie, rematando a la media vuelta, conseguía inaugurar el marcador. El Madrid con su juego fino, con mucha actividad por parte de Del Sol y en menor grado de Di Stéfano, replicaba a los acosos del Valencia que en el minuto veintidós estuvo a punto de marcar nuevamente al rematar Guillot aprovechando un rebote. Poco la pelota cuando se dirigía a puerta vacía, tropezó en la pierna de un defensor, malográndose con ello el tanto. Un minuto más tarde venía la primera decepción. El Madrid muy presto a la réplica pilló descolocada a la cobertura valenciana. Se dice que un juez de línea levantó la bandera señalando posición viciosa.

Félix Ruiz cogió la pelota y, con facilidad fusiló a Goyo el gol que había de señalar la primera igualada de la tarde, gol protestando por los jugadores valencianos y que confirmó el propio linier. Con la igualada se crecen los dos equipos, el juego se desarrolla en fases brillantes sin decaer ninguno, de los dos bandos. Hay unas protestas para el árbitro, que se deja influenciar por Di Stefano que le dicta decisiones. Pero en el minuto treinta el Valencia se adelanta de nuevo en el marcador en otra jugada magnífica en que Ribelles sirvió a Piquer quien adelantado lanzó un centro templadísimo. Guillot que seguía la jugada se lanzó por los aires y en plancha de cabeza incrustaba el balón en la portería de Araquistain, en una jugada bellísima de gran emoción.

El Valencia continúa atacando sin cesar y el propio Guillot está a punto de marcar de nuevo al bombear desde el extremo la pelota que salió por junto al ángulo. El Madrid replica con avances no muy abundantes pero siempre de gran peligro, con intervenciones muy eficaces de Goyo hasta que se llega al descanso con la ventaja valenciana de dos goles a uno.

El primer cuarto de hora del segundo tiempo fue netamente favorable para el Madrid. Salieron a jugar con mucho aplomo Di Stefano, muy espabilado con relación a su juego más pesado del primer tiempo y sucediéndose los avances brillantes del pentacampeón que durante un cuarto de hora hizo una bella exhibición de su gran juego. Hay una internada de Pleita que corta Pachin con durísima intervención. Pero el Valencia no se desanima y sigue esforzándose por frenar los intentos del Madrid cuyo gol se percibe si bien no llegó hasta la media hora de juego. Fue como consecuencia de una entrega de Di Stetano a Tejada quien encontrándose desmarcado, pero con gran habilidad, chuta raso. Goyo bloca la pelota pero se le escapa de las manos y traspasa la línea de puerta con la natural decepción en el público. Parecía que el segundo empate iba a ser decisivo pero el Valencia de nuevo arremete contra la puerta de Araquistain y tres minutos más tarde, como consecuencia de un saque de esquina efecuado por Coll, el balón es rechazado sucesivamente por los defensores del Madrid hasta que va a parar a los pies de Ficha quien mete el pie con gran potencia y bate a Araquistain por tercera y definitiva vez. Es el gol de la victoria valenciana recibido con una ovación imponente.

El Madrid no se conforma y en un avance personal de Félix Ruiz es cruzado por Sócrates, limpiamente. La pelota sale desviada a corner, mientras Ruiz se deja caer al suelo. Di Stetano seguido de sus compañeros acorralan al árbitro pidiendo golpe de castigo. Este de manera rotunda rechaza la petición y concede el correspondiente saque de esquina. Los últimos minutos del juego se desarrolla en fases sucesivas muy emocionantes faltando cinco minutos escasos en un rápido avance del Valencia sale Araquistain, le burla Guillot por alto, sigue avanzando hacia la portería del Madrid, parece que va a perder la pelota pero la recupera elevando el pie cuando no tenía a nadie a su alrededor, pues Araquistain había sido desbordado y de esta manera la introduce a puerta vacía consiguiendo el que pudo ser un cuarto y brillantísimo tanto. Pero el árbitro lo anula alegando juego peligroso por parte de Guillot sin tener en cuenta que no hubo peligro para nadie, porque además de que nadie estaba próximo a él, la jugada peligrosa se había producido cuando ya Araquistain había sido claramente desbordado.