Ficha de partido: 13.12.1959: Valencia CF 2 - 0 FC Barcelona

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
2 - 0
FC Barcelona
FC Barcelona

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Héctor Núñez
2'
Descanso
45'
Héctor Núñez
79'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: FC Barcelona

Records vs FC Barcelona

Máximo goleador: Mundo Suárez (18 goles)
Goleador rival: Messi (24 goles)
Mayor victoria: 6 - 2 (19.11.1961)
Mayor derrota: 0 - 7 (03.02.2016)
Más repetido: 1-1 (33 veces)

Crónica

Afortunadamente, en fútbol todo se explica, pues de otra forma no habría manera de justificar la derrota tan contundente del Barcelona en el terreno de Mestalla. Claro es que el triunfo del Valencia sobre los azulgranas no constituye, en esta misma liga, un caso excepcional, porque lo mismo hicieron los «merengues», en su día, con el Bilbao y el Madrid. El Valencia presume, con cierta razón, de gallear con los gallos, y a alguno, como en el caso presente, le ha hecho perder la cabeza de la clasificación.

La victoria del Valencia fue tan concreta como indicaba el marcador al señalar el señor Zariquiegui el final del encuentro ¿Qué pasó en Mestalla? ¿Qué tácticas desarrollaron los equipos? El lector nos va a perdonar un pequeño simil para explicar el encuentro que aunque parezca chusco resulta preciso y nos ahorra, palabras. Ignoramos lo que Otto y Helenio, los entrenadores de los equipos, habrían dicho a sus muchachos antes de salir al campo, pero si que podemos averiguar, por los resultados, la última consigna de Otto Bumbel: «Con un jarro de agua y unos puñados de arena, y con un poco de suerte podemos vencer al potente enemigo de esta tarde». Y asi fue la cosa, porque la voluntad y la acción se aunaron de forma tan perfecta con la suerte que al minuto y medio de poner la pelota en juego, Héctor Núñez se encargó de tirar el agua, al colocar el primer tanto, en frío, sobre la puerta de Ramallets.

El efecto fue decisivo, porque con un tanto a su favor los «merengues», conseguida la primera parte de la consigna con la sorpresa, se dedicaron a poner en marcha lo de «la arena». Y también esto les salió redondo. ¿En qué consistía el truco técnico? Sencillísimo: colocar el terroso cuarzo en el engranaje de la engrasada máquina azulgrana, impidiendo asi que ésta funcionara de forma normal. Cada jugador del Valencia, pues, haciendo de granito molesto de arena, se dedicó a marcar rabiosamente a su contrincante, reforzando la acción de vigilancia especialmente sobre la delantera barcelonista cuando ésta trasponía el medio campo para crear algún peligro.

El entusiasmo desplegado después de conseguir el primer tanto los «merengues», no dejó posibilidad al Barcelona de ligar sus intentos de jugada. Fue el del Valencia un juego destructor y al propio tiempo de signo positivo, por cuanto aprovechó la desintegración de un conjunto para contrarrestar, por una parte, un posible empate, y, por otra, abrirse camino hacia la meta enemiga. Kubala concretamente, no encontró con bregar mucho en la primera parte, un resquicio para su desenvolvimiento normal. ¿Pesaba tal vez sobre las figuras del Barcelona el cansancio de los frecuentes esfuerzos realizados en las competiciones Internacionales? El arbitro, por otra parte, consiguió eliminar casi el juego en el área de gol, restando asi posibilidades a las geniales jugadas de especial factura acreditada por Kubala.

En la segunda parte, no habiendo disminuido la acción del Valencia, que tenía siempre un empate, el Barcelona dominó por decisión y por juego, y tuvo embotellado al enemigo mascándose, como vulgarmente se dice, el gol. Pero sin resoluciones, que era lo que importaba. No faltaron por parte de los visitantes réplicas y contrarréplicas a lo largo de todo el encuentro, pero no consiguieron, con todo, restar moral a los blancos, que les habían tomado la delantera en el marcador.

Cuando mayor era el dominio barcelonista, diez minutos antes de terminar el encuentro, otra vez Héctor Nuñez logró batir a Ramallets, recogiendo de cabeza un magnifico tiro de Joel. Ni uno ni otro tiro fueron parables por el meta internacional. Asi, pues, terminó el partido con 2-0 a favor del Valencia. Al terminar el encuentro, los directivos del Barcelona hicieron entrega de unos obsequios traidos expresamente para sumarse al homenaje que el pasado dia 8 se tributó al jugador Antonio Puchades.