Ficha de partido: 01.02.1959: Real Sociedad 0 - 0 Valencia CF

Estadio



Nombre: Atocha
Aforo: 26.700 espectadores
Ubicación: San Sebastián / España 
Inauguración: 04/09/1913

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

La Real Sociedad ha vuelto a empatar en Atocha. Es el sexto empate en lo que va de temporada. Verdad es que hasta ahora no ha perdido ningún partido, pero estos puntos que ha ido dejando a lo largo del campeonato le han impedido figurar en un puesto mejor en la tabla. Hoy el que se ha llevado algo de Atocha es el Valencia, equipo que maniobró magníficamente sobre el fangal que presentaba el terreno de juego convertido a última hora en una laguna. Y no porque haya llovido del cielo, pues las lluvias no vinieron hasta muy de mañana del domingo, sino posiblemente porque hizo otra vez aparición la lluvia artificial.

La verdad es que no comprendemos que la Real Sociedad con gente que juega al fútbol necesite estas artimañas para ganar los partidos. Claro que los futbolistas de verdad que tiene la Real Sociedad se vienen quedando en la caseta, en el baoquillo. Los que salieron hoy a luchar contra el mejor fútbol del Valencia, son los del patadón y pase largo. Pero aun así hoy Tare, Aznar y otros delanteros que fracasaron rotundamente no emplearon con acierto este juego de pase largo a los extremos e incisivo en el centro que les dió grandes victorias en otras épocas, cuando con Igoa, Pérez, Ontoria y Epi tenía verdaderos maestros en el arte de meter goles con esta sistema del fútbol profundo y largo.

La Real Sociedad dominó más al Valencia. Pero éste se defendió mejor. Los dos equipos jugaron la ortodoxa diagonal brasileña, es decir el Valencia con dos defensas centrales, pues Sendra se retrasó a los backs para formar un cuarteto compuesto por Piquer, Sendra, Quincoces y Mestres, contra el que se estrellaron todos lo esfuerzos sobre todo en el segundo tiempo de la Real Sociedad. También la Real Sociedad tuvo que retrasar un poco a Echarrí, junto a Ansola por las posiciones adelantadas de Walter. Es decir, los dos equipos maniobraron igual y si bien es cierto que la iniciativa correspondió a la Real Sociedad fue esta un poco deslabazada con mucho fútbol aéreo y con altos globos sobre el marco de Pesudo, que tuvo una lucida intervención.

No hubo goles en ninguno de los dos tiempos aunque el Valencia malograra en el primero donde jugó mejor varias ocasiones, especiamente Domínguez y Walter, en dos excelentes contraataques. Porque en si, el Valencia pasaba con mucha facilidad a la contraofensiva lo que obligaba a la Real Sociedad a retrasar a sus hombres y empujar mucho a sus defensas, para impedir que los hábiles brasileños Walter y sobre todo el extremo derecha Joel, llegaran con facilidad a la puerta de Araquistain. Y aun, repito, llegaron perdiendo Walter una magnífica ocasión que malogró como así también Fuertes, gracias a las magnificas intervenciones del porterillo internacional del equipo B, Araquistain.

El segundo tiempo fue un constante asalto, pero mal organizados repito, de la Real Sociedad a la defensa y marco del Valencia, haciéndose con mucha bravura y energía todos ellos y en especial Quincoces, y el portero Pesudo. En este tiempo faltando cinco minutos para terminar una clara mano del medio izquierda Egea, no fue sancionada por el árbitro, con un claro penalty, y se armó la gran bronca. Digno de contar también es que el primer tiempo lo dió por terminado el señor Martorell cuatro minutos antes del tiempo legal. La bronca también fué de campeonato y convencido del «error» el señor Martorell, mandó jugar esos cuatro minutos que faltaban.

Por la Real Sociedad destacaron Araquistain, Ansola, Irulegui y los medios volantes, fracasando rotundamente el ataque del que únicamente se salvo Zubillaga, en el segundo tiempo. Por el Valencia que hizo un gran partido como juego de conjunto y siempre a la contra, lo mejoró su línea de cobertura, es decir, sus cuatro defensas en linea, escalonados, y detrás el guardameta. Tercero, que jugó de medio, fué el que dirigió todo el fútbol de ofensiva del Valencia, que tuvo delante en el ataque a sus hombres más peligrosos en los dos brasileños citados: Joel y Walter. A excepción del penalty claro que debió sancionar el árbitro balear, señor Martorell, tuvo una gran actuación.