Ficha de partido: 23.03.1958: Valencia CF 1 - 1 Celta de Vigo

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
Celta de Vigo
Celta de Vigo

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Juan Castro
32'
Descanso
45'
Mauro
64'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia / España 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: Celta de Vigo

Records vs Celta de Vigo

Máximo goleador: Mundo Suárez (23 goles)
Goleador rival: Hermida (9 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (28.04.1946)
Mayor derrota: 2 - 6 (24.11.1940)
Más repetido: 1-1 (19 veces)

Crónica

El Valencia ha empatado a un gol con el Celta, y todavia debe dar gracias de que el partido no se le fué de las manos, porque en un tris estuvo que tal cosa ocurriera, ya que al Celta le fueron anulados dos goles por fuera de juego, y en otra ocasión, Mestre evitó que la pelota entrara cuando batido Quincoces y con Goyo fuera de la puerta parecía iba a convertirse en el tanto de la victoria viguesa.

Es cierto que el terreno de juego so prestaba mucho a lo acostumbrado por los gallegos. Durante todo el día ha estado lloviznando y en el curso del partido, el agua cayó sin cesar, dejando convertido el terreno de Mestalla en un verdadero campo de barro, pero con poca hierba.

Terreno en el que se desenvolvían bastante mal los jugadores del Valencia y como pez en el agua, sus contrincantes vigueses. Pero esta circunstancia que indudablemente ha pesado en el curso del partido, no debe de ser tenida tan en cuenta para aminorar lo que para el Valencia constituyo un desengaño, porque ya se daba como cierto
que todos los partidos jugados en casa iban a convertirse en otras tantas victorias. Claro está que el Celta ha jugado aquí el partido que debió de jugar en su propio terreno de Balaídos, mientras que por el contrario, el Valencia, que estuvo tambien allá, hasta el extremo de señañarse de superior su actuación a la de los propios Madrid y Barcelona, hoy no ha tenido su parte, dejándose imponer por el celta que, durante la segunda parte, mandó por completo sobre el campo de juego y en realidad pudo muy bien conseguir la victoria que un gran sector del público incluso deseaba, habiéndoles alentado dese el primer momento hasta el final.

El público valenciano ha agradecido con muchos aplausos las diferencias que el Celta tuvo a raiz de las inundaciones de Octubre. Aplausos que se han repetido en el curso del partido y que al final sonaron con fuerza, despidiendo al Celta, que arrebataba un valioso punto al Valencia. En una palabra, que se trocaron los papeles y que esta tarde, el Celta, aun empatando, ha sido el triunfador en Mestalla, no sólo porque su conjunto actuó muy bien, demostrando un gran fondo, un magnífico enlace de líneas y, además, una facilidad grande en el desmarque y en la permutación de terreno, sino también porque fueron muy peligrosos por su juego veloz y supieron plantear el partido de la forma que podía ser más favorable.

Así vimos cómo desde el primer minuto, el extremo derecha Gauxí se convirtió en el secante de Walter, anulándole casi por completo. Por otro lado, en el Valencia, Fuertes quedaba retrasado en apoyo del resto de sus compañeros de línea, ejerciendo en los primeros momentos una labor eficaz, pero el estado del terreno y el derroche de fuerza realizado por éste, hizo que poco a poco fuera apagándose, hasta que al final del partido y, sobre todo, en la segunda parte, quedara su labor completamente oscurecida y entonces fue cuando de una manera definitiva y gracias al magnífico juego de sus volantes, el Celta se adueño por completo del centro del campo, creando numerosas situaciones de peligro y no llevándose la victoria por verdadera casualidad.

En el terreno individual puede decirse que Manolín realizó un partido formidable, que la defensa estuvo muy bien, sobre todo Seoane, el mejor de los tres, pese a que Villar hizo un gran partido. Los volantes han estado imponentes, sobre todo Toni, que al no tener a quien marcar, se convirtió muchas veces en otro atacante, y en la delantera, a base de cuatro hombres, crearon mucho juego, siendo el más brillante el extremo izquierda Braga, de mucha clase y muy valiente. Los interiores, formidables, y Mauro, en su papel de ariete, muy bueno.

En cambio, en el Valencia, no ha existido labor de conjunto, han fallado de una manera absoluta, porque la línea eje ha dejado bastante que desear y porque en la delantera, marcado por Walter y anulado por el esfuerzo, Fuertes, Ricardo ha vagado como alma en pena. Seguí, en el ala derecha, ha sido la sombra de lo que viene siendo como extremo izquierda. Mucho más, al carecer del debido apoyo de su interior, mientras que en la izquierda. Castro, gracias a su gol y a un par de jugadas, puede decirse que ha sido el elemento más destacado del ataque del Valencia. La defensa ha sorprendido mucho, porque ha estado también descartada. Por lo visto, los aires de París y Francfort, no les han sentado nada bien a Mestre y a Quincoces, que han incurrido en evidentes fallos. Goyo ha estado a parecido nivel que ellos.

Ha dirigido el partido el colegiado del Centro, Marrón, quien en líneas generales ha cumplido, pero en líneas generales ha cumplido, pero se le ha advertido un airecillo casero.