Ficha de partido: 11.11.1956: Real Sociedad 1 - 2 Valencia CF

Ficha de partido

Real Sociedad
Real Sociedad
1 - 2
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Laguardia
14'
Descanso
45'
Alberto Plá
85'
Alberto Plá
88'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Atocha
Aforo: 26.700 espectadores
Ubicación: San Sebastián / España 
Inauguración: 04/09/1913

Rival: Real Sociedad

Records vs Real Sociedad

Máximo goleador: Mundo Suárez (21 goles)
Goleador rival: Satrústegui (10 goles)
Mayor victoria: 7 - 0 (15.09.1940)
Mayor derrota: 0 - 7 (06.05.1928)
Más repetido: 0-1 (18 veces)

Crónica

En los últimos minutos logró el Valencia los dos goles que le dieron la victoria en el partido noblemente disputado esta tarde en el terreno resbaladizo, pero en excelentes condiciones de juego de Atocha. Hasta entonces ganaba la Real Sociedad por un gol de bella factura, logrado por Laguardia a los catorce minutos del primer tiempo.

Fué un tanteo inesperado para los aficionados, que muchos no preveían, pues si se produjo fue por azar, ya que el Valencia buscó con ahinco por lo menos el gol del empate, en casi todo el segundo tiempo, y se encontró con dos en menos de cinco minutos. Hemos dicho que el terreno se hallaba resbaladizo, en buenas condiciones, y es que tras una semana seca, llovió en abundancia a partir de la una de la madrugada y también durante casi todo el partido.

Los primeros diez minutos fueron de tanteo, sin que se anotara jugada alguna de peligro. A los trece lanzó Mañó el primer saque de esquina, que despejó Echeveste. Un minuto después, a los catorce, conseguía la Real Sociedad el que había de ser su único gol. Un balón largo de Echeveste, lo dejó pasar Quincoces, porque creía que Paz no llegaba, pero éste lo alcanzó en la misma línea de kick, retrasándolo a Laguardia y remató a las mallas.

A partir de este momento, se sucedieron unos minutos de excelente juego y presión blanquiazul, lanzando Querejeta sendos saques de esquina, por uno y otro lado, y Larrabeiti un durísimo disparo a jugada de Querejeta que salió rezando el larguero. Después vino la reacción del Valencia con un saque de esquina de Seguí, sin consecuencias.

A los diecinueve minutos, Mañó, que desde el primer momento se mostró como el delantero más peligroso del Valencia, regateó a dos contrarios, y de la misma línea de permalty, lanzó un tiro muy esquinado en el mismo momento que el árbitro señalaba el fuera de juego del citado jugador. De no ser por ello, hubiera podido ser el primer gol del Valencia, pues el balón había entrado por un ángulo, cogiendo a Bagur desprevenido.

Niveló el juego el Valencia y Mañó, en una jugada hizo un buen servicio a Areta, y disparando sobre la marcha, saliendo la pelota por muy poco por encima del larguero. El Valencia, en poco tiempo, tiró dos castigos muy cerca del área realista, muy peligrosos, de Pasieguito, que salieron ligeramente desviados.

Pasados estos momentos vuelve a atacar la Real, y hay un nuevo saque de esquina de Querejeta, que malogra Laguardia, por juego peligroso. Luego, los dos medios blanquiazules se combinan y Peporro centra sobre puerta, rematando alto de cabeza Paz. Siguen insistiendo los donostiarras y hay una jugada de casi todo el equipo, pues el avance nace en la defensa, que termina con un centro pasado de Larrabeiti.Por fin, en los últimos minutos, el Valencia saca un nuevo saque de esquina y Buqué, de cabeza, está a punto de marcar, porque el balón, sale muy fuerte, rozando el larguero.

El primer tiempo termina con la ventaja realista de 1 a 0. El segundo es más movido, introduciendo el Valencia cambios en la delantera, logró ésta más efectividad, especialmente en el fútbol de contra. No obstante, es la Real quien ataca de salida y en una internada de Laguardia, que corta a córner Quincoces, hay mucho peligro. Lo tira Querejeta y Laguardia remata, saliendo el balón por encima del poste.

Replica el Valencia, que tira un castigo cerca del área de penalty, que remata Buqué y Bagur desvia a córner. Lo saca Seguí y despeja ElizondO. Un cañonazo de Pasieguito, con Bagur «dormido» sale alto por muy pocos milinietros. A los diez minutos el Valencia forma su delantera con Seguí y Mañó, operando Areta por el lado izquierdo. Desde este instante se impone el Valencia. El árbitro pita dos castigos contra la Real, en el segundo de los cuales corta Elizondo con la mano. LO tira Mañó y Bagur se hace con el balón. Ataca el Valencia hasta que Querejeta contrataca por el lado izquierdo, teniendo Martin que cortar el avance con la mano. Lanza el castigo el propio jugador y Laguardia remata de buen cabezazo a dos metros del marco contrario, saliendo el balón fuera.

Hay una breve reacción blanquiazul y Querejeta saca el sexto saque de esquina en el momenyo en que Paz hace falta a un defensa. Querejeta es el más peligroso realista y está a punto de marcar, pero Goyo hace una buena perada y desvía el balón a córner. Lo tira Querejeta, despejando Seguí. Un tiro de Larrabeiti obliga a Gayo a forzar otro nuevo córner que Querejeta tira desde el lado derecho sin consecuencias. Pero de nuevo volvió a mandar el Valencia, aunque la Real en un contraataque lanza, por medio de Peporro un preciosísimp golpe franco desviado por la barrera de jugadores. Y así, jugando muy bien al contraataque el Valencia en los minutos cuarenta y uno y cuarenta y tres hizo los dos goles del triunfo, aproevechando sendos fallos de la defensa realista.

El primero lo logró en un balón largo de atrás, ya adelantados los defensores blanquiazules. Pero así y todo el balón se frenó con el barrillo en el momento en que Areta se hizo con él, saliendo mal, muy mal Bagur. Le dribló a placer el delantero al guardameta donostiarra y sin nadie en el marco, llevó la pelota a las mallas. Esto sucedía a los cuarenta y un minutos del segundo tiempo. Dos más tarde, un pase largo de Buqué a Mañó, por el lado derecho, permitió a éste desbordar fácilmente a Ansola, que fallaba en su entrada. Profundizó el extremo hasta acercarse a Bagur, pese a tener dos hombres enfrente. Fué más listo Mañó y no tiró a puerta, sino que pasó a Pla, que mejor situado remató con tranquilidad a la red. Así perdía la Real Sociedad, en los últimos minutos, los dos puntos y así los ganaba el Vaencia.

El partido puede decirse que fué bueno, sin que llegara a tener tonos brillantes. Los dos equipos se empeñaron en jugar bien al fútbol y en bastantes ocasiones lo consiguieron. No obstante, ninguna de las dos líneas delanteras prodigaron el disparO a puerta y eso que las condiciones resbaladizas del terreno de juego, sobre todo por raso, lo aconsejaban. De ello se dieron cuenta los medios volantes, sobre todo Pasieguito y Larrabeiti, disparando muy bien al gatillo. También Querejeta tuvo oportunidades para ello. Pero, en general, se tiró poco, aunque esto no fué obstáculo para que los dos guardametas tuvieran bastante trabajo, porque abundaron, sobre todo en el segundo tiempo, los balones largos.

El Valenda se dió cuenta de esto último, bien avanzado el segundO tiempo. Fué una pena, para la Real Sociedad, claro, que cayera entonces en desgracia. Porque tan pronto empezaron a resbalar sobre Bagur y la defensa realista, se vió en seguida el peligro. No asombró que el Valencia lograra entonces el empate, porque ya antes se habían producido situaciones peligrosas y la defensa blanquiazul ya se defendía con desaciertos, siendo rebasada en muchas ocasiones. Y un balón largo que un charco frenó, fué un magnífico gol de Areta. Y otro pase de Buqué a fallo de Ansola, resultaba el segundo gol, el que debía ser el de la victoria.

La Real SoCiedad una vez más ha vueltó a flaquear de lo que inició con tono sólido otras temporadas e incluso a principios de ésta, cuando no tenía linea delantera. Ahora que se la ha compuesto, sin ser precisamente goleadora, le falla su cuarteto defensivo. Porque, excepto Echeveste, repetimos, y acaso Elizondo, los otros dos estuvieron francamente mal, sobro todo, Ansola, que sólo por alto estuvo seguro y firme. Entre Ansola y Bagur hay un divorcio absoluto en lo que a seguridad de juego respecta. Y en cuanto al guardameta donostiarra, estuvo en «la higuera» en muchos momentos, especialmente en los disparos de Pasieguito y aun en otros. El buen trabajo de los medios volantes e interiores de nada sirvió. Laguardia volvióse a mastrar batallador, pero más de cabeza que de los pies. Los dos extremos mal, sobre todo Segurola, auténtica calamidad, en el minuto treinta y siete pudo haber resuelto (tenía a Laguardía y Querejeta completamente desmarcados) el partido de no haberse sentido «Di Stefano». Respecto al otro exterior, Paz, no se le vió, salvo en la jugada en que logró el gol.

El Valencia tenía en la banda a un buen entrenador, rectificó su fútbol de su primer tiempo y su táctica. Todos los ataques, pero en espetial las contras, fueron por el lado derecho o por los extremos, por lo que maniobró el escurridizo Mañó. ¡Qué gran jugador es el diminuto valenciano! Fué un acierto el haber jugado el Valencia con Mañó de ala derecha. En este cambio empezaron los trances para la Real Sociedad, que habían de culmínar en los dos goles. La veterana línea Pasieguito-Puchades estuvo facilitada por la ayuda de Buqué y Seguí y sobre todo de aquél y asi la defensa cumplió y también el portero. Pero la figura del encuentro fué Mañó.