Ficha de partido: 01.04.1956: Deportivo Alavés 3 - 3 Valencia CF

Ficha de partido

Dep. Alavés
Dep. Alavés
3 - 3
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Ibarra
15'
Alberto Plá
35'
Echániz
37'
Descanso
45'
Jorge Vila Soler
58'
'Chirri' García
62'
Ibarra
79'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mendizorroza
Aforo: 19.900 espectadores
Ubicación: Vitoria / España 
Inauguración: 27/04/1924

Rival: Dep. Alavés

Records vs Dep. Alavés

Máximo goleador: Juan Costa (6 goles)
Goleador rival: Olivares (7 goles)
Mayor victoria: 6 - 1 (28.11.1954)
Mayor derrota: 0 - 7 (20.03.1955)
Más repetido: 1-0 (4 veces)

Crónica

Siendo sinceros, la afición vitoriana temía mucho este encuentro contra el Valencia. Por muchas razones, algunas de las cuales de gran relieve; al principal el momento actual de ambos conjuntós. Un Valencia crecido hasta el máximo por ese triunfo logrado el domingo pasado sobre el Barcelona, y un Alavés al que se le ve cansado por el esfuerzo de que domingo tras domingo tiene que realizar y por el campo por no contar con el necesario equipo de reservas ya que juego y coraje son su principal y más ardientes armas.

Se temía al Valencia, porque el Alavés, como los aficionados habían de recibir el partido pensando que un descuido podía echar por tierra todas las esperanzas, cosa que a punto estuvo de ocurrir. Este empate poco reporta al Alavés y por desgracia el Alavés tiene que salir así en casi todas las ocasiones.

Se temía al Valencia, también porque nada tiene que perder y porque es mucho lo que pueden ganar, son los más peligrosos. Para muestra basta recordar al Sevllla, con el que a trancas y barrancas se pudo venY como si fuera poco eso, hay que tener en cuenta que otros equipos los de similar condición suelen ofrecer más dificultades que las equipos que están en precaria posición como el Alavés en estos momentos. Seguramente, el Valencia tenía alguna oferta que estuvo o no aceptada.

En resumen, se temía por el encuentro y por sus consecuencias. Presos de esa incertídumbre, los aficionados se aprestaron a presenciar este choque. Desde luego, hay que reconocer que los primeros momentos siempre ha estado bien llevado el juego, y que hicieron cambiar el optimismo por el canbio que sufrió por el pesimismo. Y no se esperaba que esto llegara. Porque el Alavés, en el primer cuarto de hora acorraló al Valencia y se impuso netamente, dando la sensación de ser el único equipo sobre el terreno de juego, cosa que ocurriría todo lo contrario. Aquellos comienzos felices del Alavós, se vinieron abajo, porque la vanguardia no acertó y, cuando acertó, no tuvo la suerte, esa suerte que algunos destierran, pero que tan necesaria es en el fútbol

No hubo suerte cuando el Alavés jugó como para resolver la contienda con toda facilidad, y perdió las más claras oportunidades, los momentos más propicios por haber abarcado todo nuestro pensamiento en el optimismo. Pero si había desaparecido parte de ese pesimismo, aun quedaba alguna partícula de optimismo, y éste vino abajo. Porque la segunda parte del Alavés fué muy floja, no se ligaba, no se llegaba al área valenciana, porque el conjunto parecía otro.

En una desafortunada jugada del portero alavesista, llegó el empate a dos tantos, que no sólo fué un mal paso, sino que acarreó el hundimiento casi total del equipo, que estuvo unos buenos minutos a merced del Valencia. Y si aún era pocó, Sanz resultaba lesionado, obligando a Echezarreta a colocarlo de extremo, perdiendo seguridad la defensa y efectividad ladelantera. Por el mal momento que atravesaba el Alavés, y porque aquella lesión prqdujo un desefondamiento tanto físico como moral, llegó la imposición del Valencia, que sin ninguna dificultad marcaba el tercer gol.

Desesperación. Con un tanteo en contra el Alavés se hundía definitivamente. Por fortuna, cuando ya faltaba poco para el final hubo una jugada de Ibarra que alzaba al casillero alavesista el empate. Luego se quería la victoria, cuando no había casi tiempo. ¿Verdad que casi todos nos contentábamos con el reparto de puntos? Al fin y al cabo... era lo justo.

A los catorce minutos la defensa del Valencia incurre en una falta cerca del área, que es sacada por Erezuma e Ibarra, de fuerte tiro, bate a Timor. Cuando van transcurridos treinta y cinco minutos, el Valencia logra el empate, al rematar Pla una pelota lanzada por Chirri, que ha desbordado a Ibarra. Dos minutos más tarde se lanza un córner contra el Valencia y después de varios tiros, Echániz, de cabeza introduce la pelota a la red, retirándose los equipos con el tanteo de dos a uno favorable a los locales.

En los comienzos de la segunda parte, fue favorable al Valencia, que a los doce minutos de juego, consiguió el tanto del empate, al centrar Sócrates sobre puerta y desviar magníficamente Vila el balón a la red. Poco más tarde, el mismo Vila cedió muy bien por la izquierda a Chirri, quien se coló y tiró por bajo, batiendo a Carlos. A los treinta y cuatro minutos de juego se produce un lío ante la meta de Timor, saliendo un balón rechazado a Ibarra, que cruza por bajó a Timor, estableciendo el empate a tres, que había de ser definitivo.