Ficha de partido: 20.03.1955: Deportivo Alavés 7 - 0 Valencia CF

Ficha de partido

Dep. Alavés
Dep. Alavés
7 - 0
Valencia CF
Valencia CF

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Gorospe
9'
Echeandía
35'
Descanso
45'
Erdocia
49'
Wilson
53'
Primi
63'
Wilson
68'
Erdocia
85'
Final del partido
90'

Estadio



Nombre: Mendizorroza
Aforo: 19.900 espectadores
Ubicación: Vitoria / España 
Inauguración: 27/04/1924

Rival: Dep. Alavés

Records vs Dep. Alavés

Máximo goleador: Juan Costa (6 goles)
Goleador rival: Olivares (7 goles)
Mayor victoria: 6 - 1 (28.11.1954)
Mayor derrota: 0 - 7 (20.03.1955)
Más repetido: 1-1 (4 veces)

Crónica

De escándalo puede considerarse el resultado registrado en Mendizorroza en el partido disputado entre el Deportivo Alavés y el Valencia, ya que el 7-0, resultado difícil de comprender, pero ello no es debido por lo abultado del resultado, ni tampoco por el juego desplegado por el equipo local, el cual en una tarde plena de aciertos, venció al conjunto de Mestalla, que ni soñadamente pensó en que el resultado podría ser tan rotundo. Es cierto, y lo hacemos constar, que, en primer lugar, el terrno de juego resultó extremadamente perjudicial para los levantinos. El agua caída antes del comienzo del encuentro, y la que a renglón seguido siguió cayendo, dejó Mendizorroza en pésimas condiciones. Agua y barro por doquier, detalle que hizo mella en los colores valencianos, que tuvieron más bien que defenderse debido a este pésimo estado del terreno y preocuparse del Alavés.

Junto a este equipo, es innegable que hoy le ha ayudado el terreno, detalle que en otras ocasiones le había perjudicado bastante, pero aparte de este benificio, aparte de este tanteo a su favor, hay que hacer constar una gran tarde plena de fútbol, el mejor que se ha visto en esta temporada, de fútbol correcto, rápido, el cual fué posible a la voluntad, en primer lugar, y a la resistencia física de los jugadores que al interés puesto en la contienda, cuyo resultado final tanto representaba en el Deportivo. Merced a estos detalles, el Deportivo Alavés se impuso al Valencia, cuyos jugadores fueron siempre vencidos por los locales, los cuales se adelantaron siempre a un contrario, ganándoles todas las acciones, que mal en peor se mostraban las cosas para el Valencia, equipo que inútilmente trató de jugar un juego preciosista, nada más contraproducente en un campo tan embarrado.

A esto tiene que unirse la facilidad goleadora del Alavés, hasta hoy el Alavés se había mostrado impreciso en el tiro, pero ante el Valencia la cosa cambió por completo. El Alavés despertó, y de ahí sus siete goles marcados al Valencia, que no es tan sorprendente si se tiene en cuenta el juego realizado por el Deportivo Alavés, el más brillante de esta temporada en Primera División, aunque esta victoria da muchas esperanzas, ya que demostró estar completamente recuperado, lástima grande que cuando los equipos medios de la Primera se ponen en forma, su clasificación no sea cómoda, es error fundamental éste, pues cuando el equipo se halla bien, sin temos a los grandes, y ha de verse obligado a un esfuerzo superior en vistas a la situación. Porque el Alavés, de no hallarse en tal situación, sería en la Liga uno de los equipos más regulares. Buena prueba de ello es ese 7-0 al Valencia, resultado de escándalo, pero plenamente justificado.

Dirigió el encuentro el asturiano, señor Fombona, que tuvo una normal actuación sin querer ver dos claros penaltys en el área valenciana. El primer tento lo consiguió Primo, aprovechando un remate de cabeza de Wilson, a centro de Gorospe, que cambió muy bien el esférico introduciéndolo en la red. A los 34 minutos, Echeandía, remataba de buen tiro una pelota rechazada de un medio valencianista. Con este resultado finalizó la primera parte. A los cuatro minutos de la segunda parte, Wilson corrió la pelota por la banda izquierda cediéndola a Echeandia, para que, de buen disparo, marcara el tercer gol. A los ocho minutos, Primo cedía retrasado a Kaiku devolviendole este la pelota a Primo, el cual remató de cabeza desviando el balón Wilson de tijera a la media vuelta en el suelo, introduciéndolo en ka red (4-0). A los 18 minutos, Primo recibe una pelota fuera del área, centra muy cerrado e incomprensiblemente Quique deja pasar el balón a las mallas (5-0). El sexto tanto se produjo a los 23 minutos rematando de Cabeza Wilson magníficamente un centro de Primo. El séptimo y último gol se marcó cuando faltaban cinco minutos para terminar el partido y fué una jugada similar a la del tercer gol, ya que Wilson, desde la izquierda, cedió a Echeandia para que rematara de buen chupinazo a la red. Cinco minutos después terminaba el encuentro.